Aseguran que el gobierno municipal vetará la ordenanza antigrafitis

Stefani tiene la última palabra sobre la polémica ordenanza.
Actualidad
Tipografía

Así lo informaron desde las organizaciones que rechazan la ordenanza sancionada por el Concejo Deliberante y que causó una fuerte polémica. “Esta ordenanza en ningún momento pone en valor al grafiti, sino que lo criminaliza”, advirtieron.

 

“El pedido formal está presentado desde el lunes (pasado) para que se vete la ordenanza”, informó Analía Benzi, cuyo nombre artístico es Morena 15. Dijo que es rapera de la localidad, artista del hip hop, productora de eventos de hip hop y presidenta de la Asociación de Música de Villa La Angostura y milita en el colectivo feminista Vivas y Furiosas. “Desde la Subsecretaría de Cultura y la Secretaría de Gobierno nos aseguran que el veto es seguro, que la ordenanza se va a vetar así que esperamos que salga el papel nada más”, sostuvo en declaraciones a LA ANGOSTURA DIGITAL.

“Estamos trabajando en conjunto como para poder resolver tanto la problemática de las pintadas en propiedades privadas como las pintadas en espacios públicos y resolver estos temas de diálogo, que se resuelven abriendo los espacios de diálogo y no haciendo ordenanzas autoritarias que lo único que van a llevar es al conflicto y no al diálogo”, opinó.

Dijo que se oponen a la ordenanza antigrafiti, que el Concejo Deliberante sancionó a principios de junio pasado, “porque, principalmente, creemos que criminaliza a la juventud de Villa La Angostura y porque creemos que realmente vulnera los derechos de los niños, niñas y jóvenes”.

“Específicamente, creemos que pasa por encima de la ley 26061 que es la Ley de los Derechos del Niño y esa ley aclara que la imagen de los niños y niñas no puede ser tratada de una forma despectiva, ni ser vulnerados de ninguna forma”, recordó Analía.

“Creemos que esta ordenanza se hizo con una mala intención específica de criminalizar a la juventud, ya que desde que comienza hasta que termina la ordenanza especifica a los jóvenes como los responsables de los actos vandálicos que hay en el pueblo”, advirtió. “Algo que no está comprobado, ni se ha investigado por parte del Concejo Deliberante, algo que ellos mismos afirmaron”, observó.

El origen

Dijo que para elaborar el proyecto se habían basado “en otras ordenanzas vetadas en otras localidades porque justamente pasan por encima de los derechos del niño, de la ley de Protección al Consumidor 24240, artículo 8 bis, que aclara que los consumidores y proveedores de productos no pueden poner en una situación de vulnerabilidad ni de exposición a sus clientes”.

“Algo que el comerciante tiene que hacer para poder cumplir esta ordenanza, de poner en una situación de humillación al comprador que tal vez está comprando aerosoles, simplemente, para hacer un trabajo en su casa”, aseguró.

“Y coloca también al comerciante en una situación ilegal, porque la ley 25326 especifica que las personas que recolecten datos personales tiene que ser personas idóneas y obviamente un comerciante no lo es”, aclaró. “Esto es una responsabilidad de las autoridades porque son datos personales los que se están pidiendo”, planteó Analía.

La ordenanza sancionada prevé que los comercios “que expendan estos artículos deberán llevar en un registro, los datos personales de los adquirentes de tales productos, consignando fecha de venta, apellido y nombre, número de documento, domicilio, cantidad, marca, tipo y color del producto adquirido debiendo a tales fines reservar una copia de la factura/ ticket de compra de los productos...”

Criminalizar la protesta

“Creemos también que criminaliza a la protesta, ya que no se han dado vías de comunicación como lo especifica el Concejo Deliberante. Esto lo pude comprobar cuando tuve una reunión con ellos. Y no se presentó ninguno, el único que tuvo la amabilidad de comunicarse y estar interesado fue el presidente del Concejo Deliberante, David Tressens”, comentó Analía

Dijo que la concejala de Primero Angostura, Agustina Vaca Arenaza “fue una de las personas que labraron este ordenanza”. Relató que Vaca Arenaza se había presentado el lunes de la semana pasada en esa reunión “de una manera bastante provocadora, nos ninguneó tanto a mí, como al subsecretario de Cultura y al secretario de Juventud en una posición bastante avasalladora”. Dijo que no abrió ningún canal de comunicación en ese momento, sino que fue “un canal autoritario”.

Vaca Arenaza “nos especificó cómo ellos elaboraron esta ordenanza, que se basaron en ordenanzas de otras localidades y nosotros le informamos que esas ordenanzas no están vigentes, puesto que conocemos a la comunidad grafiti de todo el país y fue a la que le hicimos la consulta de haber qué les parecía la ordenanza de Villa La Angostura”, explicó Analía.

Cuidado de la localidad

“Compartimos completamente el cuidado de la localidad con respecto a la vista que tiene. Hay que cuidarla porque nuestros ingresos son turísticos, la imagen de nuestra localidad es muy importante, pero ¿por qué no preocupan de la tala de árboles?, ¿por qué no preocupan de la basura que hay en la calle?, ¿por qué no preocupan las construcciones indiscriminadas que hay en la localidad sin ningún tipo de regulación?”, planteó la joven.

“El grafiti no ha sido una problemática constante, sino que se dio a partir de un reclamo justo que hicieron las compañeras de Vivas y Furiosas y de muchas mujeres en la localidad a partir del femicidio de una joven al cual no abrieron vías de comunicación, ni mesas de diálogo como dicen en el Concejo Deliberante”, recordó.

“Ni siquiera se sentaron a dialogar con las Secretarías que ellos dicen que intervienen en esta ordenanza. Tanto la Secretaría de Juventud como la de Cultura se pusieron en contra justamente porque no respeta trabajos que desde septiembre estamos realizando”, afirmó Analía.

Dijo que están con “un proyecto que se llama grafiti muralismo”. “Es un proyecto que lleva a cabo la Subsecretaría de Cultura con la intención de poder hacer una puesta en valor real del artista grafitero”, explicó. “Pero al mismo tiempo cuidar los espacios de la localidad, centralizando y colocando las obras de arte grafiti o mural en lugares donde sean visibles y sean amigables con la vista de la localidad”, destacó la artista.

“Este proyecto se le presentó al presidente del Concejo Deliberante que se mostró entusiasmado y reconoció que hubo una equivocación al aprobar esta ordenanza, se mostró abierto en poder trabajar en una contrapropuesta porque no es que llevamos una contra y no poder solucionar”, afirmó Analía.

Espacios

“Estuvimos en contacto con el vecino que generó la ordenanza que nos comunicó que no estaba de acuerdo con la ordenanza, que no era su intención, sino que era poder centralizar todas estas obras de arte que se están dando en Villa La Angostura y ponerlas en valor como realmente corresponde”, contó la joven.

“Creemos que la queja del vecino que cree que su propiedad privada debe ser cuidada es totalmente respetable. Es respetable que el vecino pida que su propiedad privada no sea víctima de vandalismo”, observó.

“Entendemos perfectamente la queja del vecino. Por eso, creemos que debemos brindar espacios para que estas situaciones no ocurran, que no sea un común denominador a la hora de poder hablar de la juventud y de la localidad o de hablar sobre nuestras relaciones entre adultos y jóvenes; no criminalizar a la juventud”, enfatizó Analía.

Ignorancia

“Entendemos que la ordenanza se redactó desde la ignorancia de la disciplina”, consideró. Manifestó que hay “una ignorancia de lo que es el grafiti, el muralismo, lo que es considerado arte”. “Consideramos que la problemática con respecto al reclamo de Guadalupe se van a resolver cuando abran una mesa de diálogo y dejemos de ignorar el reclamo de las pibas. Hace cuatro meses que murió Guadalupe a manos del femicida en el medio del centro de la localidad y entendemos la importancia del dialogo para poder sanar las heridas y prevenir estos casos”, aseguró Analía.

“Entendemos que para poder solucionar esto es un trabajo en conjunto tanto de las Secretarías de Juventud, Cultura, del Concejo Deliberante y de nosotros como vecinos y vecinas, que creemos que el reclamo del vecino es justo y por eso tenemos que buscar lugares adecuados para hacer grafitis”, señaló.

“Y para que se ponga en valor realmente el grafiti y no se criminalice, porque esta ordenanza en ningún momento pone en valor al grafiti, sino que lo criminaliza”, lamentó la artista.