30
Sat, May

Actividad física: “en Villa la Angostura en este contexto pandémico, creo que sí es posible”

Carta de lectores
Tipografía

El profesor de Educación Física, Marcelo Garrido, escribe para dar su opinión sobre la posibilidad cierta de autorizar la actividad física en nuestra localidad. 

 

Sr. Director:

Ya han pasado más de 50 días de aislamiento social obligatorio, dos semanas desde que el presidente Alberto Fernández se expidió por última vez en relación al Covid-19 momento en el cual legó la potestad de decidir a gobiernos provinciales si habilitar o no las salidas recreativas. A partir de ese discurso, el gobernador de la provincia tardó otra semana más en manifestarse al respecto, confirmando a ocho localidades de Neuquén la posibilidad de salir en forma recreativa, ya que que cumplían con una serie de parámetros. Villa la Angostura no fue una de ellas.

Reflexionando sobre el tiempo que llevamos en confinamiento, sumado al reclamo de algunos vecinos solicitando se habiliten salidas recreativas me pregunto: ¿Qué tan necesarias son las salidas de esparcimiento/recreación en nuestra localidad?, ¿es posible la actividad física al aire libredentro de un contexto de pandemia global?

Tratando de dar respuesta al primer interrogante considero que debemos tener en cuenta el advenimiento del invierno. Cada integrante de esta localidad sabe lo crudo que puede ser: días cortos, grises, fríos en extremo, lluviosos, etc. Es decir, días de confinamiento casi obligatorio. Por lo tanto estaríamos hablando de que, a los cincuenta días de cuarentena que llevamos, a los angosturenses nos esperan más de tres meses si o si “en casa”. En este sentido creo casi de vital importancia aprovechar los escasos días “buenos” que el otoño en la región nos permite y realizar actividades recreativas al aire libre. Debemos aprovechar el sol que cumple una función primordial en nuestras vidas, rol que no debemos subestimar en absoluto ya que nos provee de innumerables beneficios a corto y mediano plazo. Por ejemplo: el cuerpo produce vitamina D al exponerse al sol y esto a su vez produce réditos físicos favorables y, principalmente, anímicos, ayudando a combatir los llamados “trastornos afectivos emocionales”, que serían los bajones anímicos que se producen en otoño/invierno.

Por otra parte, es sabido que la actividad física al aire libre que podríamos realizar en estos escasos “días buenos” tiene cientos de beneficios que nos afectaran directa o indirectamente en nuestra cotidianeidad. Sin querer aburrir con el paradigma médico de la actividad física, enumero algunos (escritos por la misma OMS que sugiere la actual cuarentena obligatoria): ayuda a prevenir/reducir la hipertensión; reduce stress, ansiedad y depresión; previene el desarrollo de patologías más complejas como la diabetes tipo dos; reduce la posibilidad de desarrollar dolores de espalda crónicos; ayuda a combatir el colesterol y la obesidad, etc.

A esto debemos sumar la importancia vital del esparcimiento y la actividad al aire libre en niños y niñas a la hora de alivianar el estrés emocional, que este contexto pandémico sin precedentes y su consecuente cuarentena, sin duda les ha generado y/o potenciado.

En relación a si es posible o no la actividad física en Villa la Angostura en este contexto pandémico, creo que sí es posible. Habrá que conformar una mesa de trabajo no muy grande ni demandante compuesta por profesionales de la actividad física y la salud para evaluar posibilidades y generar protocolos, pero debe ser cuanto antes. Considero que ya ha pasado mucho tiempo sin que los gobiernos den respuesta concreta al respecto. En otro sentido, pero en pos de sumar fundamentos, cabe destacar que nuestro pueblo se encuentra dentro de un parque nacional y rodeado de hectáreas de bosques y senderos, lo que es un dato no menor en este análisis porque facilitaría mucho el cumplimiento del distanciamiento social mientras se realiza una caminata o salida.

Casi pensando en voz alta, y para ir finalizando, esbozo sugerencias (contemplando las recomendaciones actuales, por supuesto: uso de barbijo distanciamiento social; lavado de manos): habilitar caminatas en senderos con una entrada, para poder controlar la cantidad de caminantes (Arrayanes; Camino viejo; laguna verde, etc.); salida por turnos de acuerdo a la terminación del DNI por caminos específicos (bicisenda; camino al puerto; Salmónidos; lago Correntoso, etc); salidas de remo respetando distanciamiento.

Para concluir, si bien este contexto excepcional trajo aparejado innumerables inconvenientes, mucho más importantes y de gravedad, es necesario no dejar el tema de la actividad física relegado al último cajón de las prioridades ya que se estarán incubando problemas físicos y de salud mental que luego serán mucho más difícil de remediar.

Comprendo el costo político que una mala decisión en este sentido puede provocar, pero es necesario entender, también, que se está transformando a toda la población de Villa la Angostura en grupo de riesgo desde la comodidad de nuestras casas.

 

Marcelo Garrido DNI: 28.393.852

Profesor en Educación Física

U.N.L.P.

Villa la Angostura

 

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.