22
Tue, Sep

Distorsiones sobre el accionar del gobierno municipal

Carta de lectores
Tipografía

Ariel Domínguez expresa "hay distorsión cuando se cobija bajo el manto de la “decisión política” el incumplimiento del precepto de informar respecto a los actos de gobierno y la necesidad de transparentar el manejo de los fondos públicos".

 

Sr. Director:

En ejercicio de la responsabilidad ciudadana que nos cabe para preservar y mejorar nuestro sistema representativo de gobierno y el funcionamiento de las instituciones, agradezco el espacio que su medio otorga para compartir algunas apreciaciones que hoy quisiera desplegar bajo el concepto de: "DISTORSIONES".

El tema de las distorsiones, ofrece un amplio abanico de situaciones, que se despliega hasta alcanzar diversos ámbitos de la cosa pública.

Aunque quien suscribe, de manera previa advierte que el menú puede caer pesado para algunos, la mesa está servida.

Hay DISTORSIÓN cuando un empleado público, que desempeñe funciones en cualquier dependencia del ámbito del Estado, ya sea nacional,  provincial o municipal, utiliza parte de su tiempo en concurrir al banco en horario laboral, siendo que podría efectuar dicho trámite una vez finalizada la jornada laboral.

También se incurre en una DISTORSIÓN cuando se utilizan móviles y recursos del Estado de cualquier institución, para gestiones particulares o domésticas, como ir al supermercado o traslados domiciliarios por citar un ejemplo, y cuando se necesitan dichos vehículos para la concreción de la tarea asignada a esa dependencia, los mismos no se encuentran disponibles, por lo que son los propios particulares quienes deben hacerse cargo del traslado si quieren cumplir el objetivo de concretar su trámite.

Es sin dudas una DISTORSIÓN, que un agente de la administración pública sin demasiado control, pueda solicitar algún tipo de licencia laboral, recargando con su ausencia a sus propios compañeros, y aproveche ese tiempo para realizar tareas rentadas de manera particular, para las que evidentemente no estaba impedido.

También desde otro punto de vista, constituye una DISTORSIÓN, que los funcionarios, que tienen asignado algún teléfono del Estado para el desempeño de su labor - cualquiera sea su rango, salvo más que honrosas excepciones- NO atiendan ni respondan a los llamados y requerimientos de los vecinos en temas que les competen.

Una DISTORSIÓN acuñada casi con categoría de permanente, es la de exigir a los ciudadanos el cumplimiento de procesos administrativos y requerimientos que deben ser presentados por escrito y que como parte de la religión profesada por cierta clase de funcionario público, rara vez obtienen una respuesta por el mismo medio o siquiera por otro, al menos no sin antes peregrinar por diversas áreas, rindiendo debido culto a la diosa burocracia.

Resulta una evidente DISTORSIÓN cuando quien alcanza el poder a través del voto popular, confunde el voto temporal de confianza para administrar los destinos de la cosa pública y se dedica a ocupar lugares con cuadros políticos, más allá de un juicio de valor respecto al desempeño de los mismos, aunque un criterio de eficiencia mínima contemplaría la designación de una persona o personas idóneas para desempeñar el cargo al cual han sido asignados.

Existe DISTORSIÓN cuando el nombramiento es previo a la asignación de funciones o cuando remoción mediante de un área por conflictos internos relacionados con la idoneidad y el trato con el personal de planta permanente, se hace pública la búsqueda de "reubicación" en algún ámbito municipal, como si se tratara de una pieza del rompecabezas, claramente distante de ser la figurita difícil del álbum y más cerca de ser un lastre de campaña.

Hubo DISTORSIÓN cuando a pesar de mantener con fondos públicos la mayor estructura comunicacional de la historia del municipio, el Intendente se encargó de publicar información institucional sensible a través de sus cuentas particulares en redes sociales.

Hay DISTORSIÓN en definitiva, cuando se pregona un discurso de "nueva forma de hacer política " y en la práctica se insiste de manera denodada en mantener con recursos públicos a personas con alguna cuota parte de aporte de campaña.

DISTORSIÓN es hacer crecer el gasto público improductivo acrecentando de manera ineficiente la planta política y de contratados, mientras la vaca que se ordeña, está de manera evidente cada vez más raquítica y empieza a perder la paciencia mientras la economía del mundo se derrumba en medio de una pandemia.

DISTORSIÓN SEGURA

Existe una flagrante DISTORSIÓN, cuando un funcionario público en una nota de prensa, disfrazada de Carta de lectores, publicada en sendos portales digitales en una mediática maniobra con aires de extorsión, intentó aparecer como víctima de un acto de desprestigio en su contra y mostrar un perfil conciliador, que terminaría ubicándolo a las puertas de la comisión de la figura de incuplimiento de los Deberes de Funcionario Público, al arrogarse la potestad de perdonar en esta oportunidad, lo que por entonces aun sin seguir o llevar adelante los debidos procesos administrativos internos, se encargó de calificar como una “falta grave” de un empleado municipal en torno al contrato de Seguros del municipio.

DISTORSIÓN SEGURA

CAPÍTULO 2

Surge una nueva DISTORSIÓN a ojos vista, cuando por "acción y omisión" -de la que por fortuna en cumplimiento de sus funciones dio oportuna cuenta el Concejo Deliberante- y en un claro desconocimiento de la normativa vigente, desde el Ejecutivo, se convocó a un Concurso de precios para la contratación de los Seguros del municipio cuando el mecanismo previsto y habitual por cuestiones administrativas de monto y plazo debió ser el de una licitación.

También como parte de una DISTORSIÓN se obvió consultar como haría cualquier particular a su productor asesor, o agencia de seguros respecto a los plazos de vigencia del seguro oportunamente contratado más allá de la presencia física de la póliza.

Por fortuna, no sin DISTORSIONES, ese proceso fue oportunamente desarticulado.

En el medio existe una clara y evidente DISTORSIÓN, cuando al requerimiento administrativo legal de la refrenda por parte de algún funcionario del Ejecutivo a todas las acciones que lleven la rúbrica del Intendente Municipal, se agrega, rozando la connivencia o al menos constituyendo una suerte de aval el "visado" por parte del Auditor Municipal, cuya función específica establecida por la COM, es la de contralor de las acciones del departamento Ejecutivo. Un claro ejemplo sería el trámite de una contratación -a ojos vista onerosa- para la Fiesta de los Jardines, suscrita por un funcionario incorporado por entonces al área de Gobierno y que meses después habría sido pagado por las arcas municipales, con la firma del mismo funcionario, esta vez desempeñando funciones en el área de Economía.

Hay DISTORSIÓN cuando se cobija bajo el manto de la “decisión política” el incumplimiento del precepto de informar respecto a los actos de gobierno y la necesidad de transparentar el manejo de los fondos públicos.

Es una DISTORSIÓN interpoderes solicitar desde el Concejo Deliberante al Intendente la remoción de uno de sus funcionarios, y lo es desde el momento en el que el Cuerpo Deliberante tiene a su alcance una herramienta otorgada por la Carta Orgánica Municipal de 2009, que es la de promover el Juicio Político del o los funcionarios sobre los que se puedan acreditar pruebas de haber incurrido en faltas que por su gravedad ameriten su alejamiento del cargo en salvaguarda de los intereses de la institución municipal.

Finalmente consideraría una  DISTORSIÓN que pesaría en mi conciencia como ciudadano responsable, no hacer uso del Derecho a exigir a las autoridades el cumplimiento de la función para la cual han sido asignados, algunos por el voto popular, otros por concurso y otros por mera designación. Todos con idéntica responsabilidad ante la ciudadanía. La que los votó y aquella que no lo hizo.

Seamos mejores vecinas y vecinos, cuidemos desde nuestro lugar la democracia sin dejar de exigir por las vías que correspondan idoneidad y compromiso en el cumplimiento de la palabra empeñada por nuestros representantes sean del partido que sean, para que desarrollen la función asumida en el marco de la Constitución y las leyes que reglamentan su ejercicio.

Ariel Domínguez

DNI 23.015.361

Villa la Angostura

 

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.