31
Sat, Oct

“¿Qué hacemos con los enfermos mentales agresivos que atacan peatones?”

La policía actuó con rapidez y detuvo al hombre, pero tendría sus facultades mentales alteradas.
Carta de lectores
Tipografía

Guadalupe Sanz escribe luego de ser agredida por un hombre en la Plaza de los Pioneros, el cual ya habría atacado a otros vecinos. Lo detuvieron, pero tendrìa problemas mentales 

 

Sr. Director:

El día martes al mediodía, mientras me dirigía a la Biblioteca Popular a devolver unos libros, fui atacada por un hombre en la Plaza Los Pioneros. El mismo estaba sentado en un banco. Al pasar por su lado, se levantó, me corrió y me propinó un golpe de puño en el rostro. Me dirigí de inmediato a la Comisaría. Destaco la excelente atención del personal policial, quien de inmediato salió a buscar a esta persona y me tomó la denuncia.

Pero lo interesante es que a los minutos se acercó otra víctima con exactamente el mismo relato y descripción del atacante. Pudieron aprehender al hombre y resultó, aparentemente, un enfermo mental sin identificación, sin medicación y del que nadie se hace cargo. Está viviendo en la calle, en condición de indigencia. Al contarlo, me enteré que a una amiga de la localidad le pasó esto mismo hace algunos meses y aquel mismo día, a una turista.

Pero esto no es todo: varias conocidas, empleadas de Comercio y de Hotelería que salen tarde de trabajar, han sido perseguidas y acosadas sexualmente por otro hombre, aparentemente también un enfermo mental. Yo misma tuve que llamar a la Policía cuando el verano pasado atacó a una compañera de trabajo que volvía a su hogar.

Estos sujetos representan un peligro para la comunidad: las denuncias caen en saco roto porque son personas fuera de sus cabales, pero, si es así, ¿por qué no están institucionalizadas o medicadas, bajo resguardo de profesionales competentes? Y si no tienen a nadie que responda por ellas, ¿por qué las autoridades locales no se ocupan de identificarlas, de protegerlas y de protegernos a nosotros, los ciudadanos?

¿Cómo puede ser que se deje a un enfermo mental agresivo y peligroso, con un historial de violencia, abandonado a su suerte y sin supervisión, libre de atacar a los transeúntes?

Ruego tomar inmediata acción al respecto. Yo me llevé una trompada: mañana un niño, un anciano o una embarazada podría recibir una puñalada.

Cordialmente,

 

Guadalupe Sanz

DNI 38.046.472

Villa la Angostura

 

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.