26
Tue, May

“Recalculando de acuerdo a dónde estamos y hacia dónde vamos con el COVID-19 en nuestra localidad”

Carta de lectores
Tipografía

Fabián Fasce, Guía de alta Montaña y guía Kayak, expresa "la mejor opción es poder evitar la concentración de gente, permitiendo que la recreación ocurra en más lugares y con más actividades al aire libre donde los angosturenses acostumbraban a transitar, y no restringiéndolos por días, horarios y distancias". 

 

Sr. Director:

Las circunstancias globales que estamos viviendo debido al COVID 19, ya por todos conocidas, han llevado a tomar medidas de seguridad a nivel mundial, basadas en diferentes criterios y circunstancias locales o regionales, y con una dinámica variable que implica constantemente estar recalculando la situación, como diría el GPS.

Nosotros ahora sólo queremos hablar de nuestra realidad, Villa la Angostura, porque no es lo mismo un lugar y sus realidades que otros, todos tienen su impronta; no es lo mismo CABA, el conurbano Bonaerense, la Villa 31, Neuquén capital, Junín de los Andes, e incluso Bariloche que Villa la Angostura.

La situación actual de nuestro pueblo es particular y única: es una localidad pequeña, de baja densidad poblacional, inmersa dentro de un Parque Nacional, en donde al momento no hay circulación del virus, hay un restricto y controlado ingreso y egreso de personas, y la población angosturense cumple en su mayoría con las restricciones y recomendaciones del distanciamiento social. El conjunto de estas medidas adecuadas tomadas por nuestros gobernantes lograron un estancamiento de la propagación del virus. Pero en contrapartida, y debido al aislamiento social obligatorio, se dispararon exponencialmente los problemas psico-sociales de la población, lo que nos obliga a dar el siguiente paso considerando todos estos factores, y otros más que ahora comienzan a cobrar gran importancia.

Entonces, ¿cómo seguimos ahora con esta nueva realidad? Desde algunas áreas del municipio se trabajó en diferentes recomendaciones y protocolos para ir saliendo del aislamiento social, también se han consultado a referentes externos para que realicen sus aportes y den sus opiniones, siempre teniendo en cuenta la salud física y psicológica de la población, el distanciamiento social y los métodos de protección comunitaria (tapa boca, barbijos, lentes, etc.). También, se analizó permitir varias actividades al aire libre y en ambientes abiertos, como caminatas, ir a la playa, andar en bicicleta, salir a remar, con recomendaciones y protocolos adecuados que eviten el contagio del COVID-19.

La propuesta es permitir actividades recreativas y deportivas de manera de poder salir del aislamiento social pero manteniendo el distanciamiento entre individuos lo más posible, es decir, dando la mayor variedad de actividades durante un mayor período de tiempo de forma que se evite el aglutinamiento de personas. Por ejemplo, el que sale en bicicleta no va a estar caminando, y si salió a la mañana casi seguro que no va a salir a la tarde, y si además no hay restricción espacial podrá alejarse cuanto guste y separarse más de otras personas. Ahora, si por el contrario se limita el tiempo y el tipo de actividad, indefectiblemente se obliga a la gente a juntarse en una franja temporal en ciertos lugares ya asignados, lo que va en contra de toda recomendación para prevenir el contagio del virus en el supuesto caso que ingrese inesperadamente a la localidad.

Como ejemplo pongamos los barrios con mayor densidad de población en Villa la Angostura: la zona del barrio El Mallín, Margaritas y el Centro. Si nosotros decimos que sólo se puede salir en un radio de 500mts, y en determinados días u horarios, como es el caso de las grandes ciudades, los estamos obligando a los habitantes de esos barrios a juntarse en un mismo lugar simultáneamente en vez de dispersarlos. Así, los que viven en el centro de la localidad no podrían llevar a sus chicos a las playas, lo llevarían al CEF o plaza los Pioneros, los vecinos del Mallín y Margaritas no podrían ir a la bici senda. Casi nadie en el pueblo podría usar la circunvalación que es un espacio amplio y abierto, no podrían usar las banquinas de la ruta muy poco transitada para salir a andar en bici, correr o caminar, casi nadie podría ir a Selva Triste o caminar senderos de la montaña de nuestro pueblo. Esto restringe el distanciamiento social que ocurriría de manera natural si no existirán limitaciones de lugar ni tiempo para estas salidas recreativas. A esto se suma nuestro clima en esta época, que seguro limitará la cantidad de gente dando vuelta.

Creemos que la mayoría de los angosturenses somos lo suficientemente responsables para mantener el distanciamiento social necesario en espacios abiertos, especialmente si disponemos de protocolos claros y coherentes. Este respeto por las normas ya lo hemos demostrado como sociedad en más de una oportunidad, cumpliendo las medidas de responsabilidad social y colectiva. Dadas estas particularidades del angosturense, sumado al gran disfrute de muchos vecinos por estar en contacto con el entorno para su recreación, estamos seguros que sería mucho más complicado y se harían más difíciles de implementar los controles para las salidas si existen restricciones de lugares, a no más de 500mts de nuestras casas y horarios, o si se incluyen los números de DNI.

En resumen, estamos convencidos en base a datos técnicos que la mejor opción es poder evitar la concentración de gente, permitiendo que la recreación ocurra en más lugares y con más actividades al aire libre donde los angosturenses acostumbraban a transitar, y no restringiéndolos por días, horarios y distancias.

 

Fabian J. Fasce

DNI: 14611100

Guía de alta Montaña y guía Kayak

 

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.