14
Thu, Nov

Winegardner: “Invito a que otros empresarios me acompañen y también inviertan con criterio de sustentabilidad en Angostura”

Carta de lectores
Tipografía

El vecino Nicolas Winegardner reflexiona sobre la actual crisis económica a partir de una mirada positiva hacia al futuro.

 

Sr. Director:

Por su intermedio deseo expresarme como empresario de la localidad y representante de la Comunidad B Patagonia – VLA, en relación a las próximas elecciones del 27 de Octubre donde podremos participar de las elecciones democráticas de las nuevas autoridades, manifestando mi intención de apoyar a quien fuera que gane como gobierno entrante, tanto a nivel municipal, provincial, como nacional, asistiendo desde mi lugar para el desarrollo de una economía orientada al Triple Impacto.

Estoy convencido de que en momentos de incertidumbre, como el que estamos atravesando debido a la fuerte devaluación del peso y la crisis económico-financiera, hay que invertir en bienes productivos para salir adelante más rápido y fortalecido. Esta no es la primera crisis económica, ni va a ser la última que la mayoría de nosotros vamos a atravesar durante nuestras vidas.  

En mi experiencia como empresario en Latinoamérica, viví en Brasil por más de 30 años donde desarrollé varias empresas, desde una fábrica de helados hasta una importadora y distribuidora de cosméticos que vendía para las grandes redes como Carrefour y Walmart. Aprendí duramente como navegar de forma estratégica en medio de las crisis económicas, y en épocas de hiperinflación como la del año 1992 que alcanzó una inflación de 854,63%, junto a una inestabilidad política que culminaría con la salida del presidente Collor de Melo. Ante una tormenta como la que nunca había pasado anteriormente aposté en el futuro, sabiendo que trabajando día a día y hombro a hombro con todo mi equipo de colaboradores, llegaríamos a un puerto seguro. Mientras otras empresas dejaron de invertir y retrocedieron nosotros invertimos y salimos adelante con un crecimiento sustentable.

Tengo las esperanzas puestas en que en Argentina las fuerzas políticas se pongan de acuerdo en temas de largo plazo y establezcan una política de estado más justa, inclusiva y con reglas claras y estables para poder atraer las inversiones. Hay que pensar en el bienestar social, cultural y ambiental y no solo en el lucro. Es la única manera que vamos a lograr mejorar la calidad de vida de los Argentinos y disminuir la grieta entre los que tienen más y los que tienen menos.

El turismo es una de las mayores industrias del mundo y Villa La Angostura está bien posicionada para utilizar al turismo como una herramienta importante para el desarrollo sustentable de la economía de la localidad. No hay que bajar los brazos ni dejar que el pesimismo nos paralice, pero sí reconocer y agradecer a Dios que somos unos privilegiados de poder vivir en un lugar único y con tantas riquezas naturales.

Los angosturenses somos resilientes y perseverantes, y siempre supimos superar las adversidades y los desafíos. Hemos superado las peores crisis económicas y accidentes naturales como la explosión del volcán Puyehue Cordon Caulle en 2011. Hace dos meses nuevamente sufrimos un fuerte impacto con la tormenta de nieve y el derrumbe de la montaña que corto la ruta 40 y nos dejó totalmente aislados. Como consecuencia los turistas no pudieron llegar y perdimos la mejor temporada de invierno en la historia de la Patagonia, pero independiente de todo lo que nos pasó nuestra economía va a seguir adelante.

Comprar más dólares o invertir en el mercado financiero no va a generar más empleos. Por lo tanto, invito a que otros empresarios me acompañen y también inviertan con criterio de sustentabilidad en Villa la Angostura, porque estoy convencido de que es una inversión segura a corto, mediano y a largo plazo.

Cordialmente,

Nicolas Winegardner

Villa La Angostura

 

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.