21
Wed, Nov

Carta de Samuel García a la comunidad de Villa la Angostura

Samuel García junto al perro rescatista que colaboró en su búsqueda.
Cartas de lectores
Tipografía

Tras la difícil situación que le tocó vivir, el médico local destaca la respuesta y solidaridad que hubo en toda la comunidad para poder encontrarlo, y su Fe, que le dio las fuerzas para seguir adelante y tener la confianza de saber que todo terminaría bien. 

 * Foto: Samuel García junto al perro rescatista que colaboró en su búsqueda.

 

Sr. Director:

Por su medio quiero manifestar mi profundo agradecimiento a toda la comunidad de Villa La Angostura por las conmovedoras muestras de cariño y solidaridad que he recibido junto a mi familia en este momento duro de prueba al perderme en el bosque. Muy conmovido e inmerecedor de tanto. Asombrado…¡¡

Me retrasé un poco para enterarme de los pormenores que mi familia y amigos me refirieran y hasta ahora no he podido leer los medios ni Facebook entre otros por visitas, llamados de amigos, vecinos , pacientes, etc . No deseo olvidarme de nadie pero seguramente algo quedara en el tintero. Perdón. 

Los amigos de mis hijos de fierro..¡¡ Mis hijos Andres sufriendo por mí en el helicóptero, Dany en Buenos Aires sin poder hablar conmigo, Karen de luna de miel empezando a buscar un vuelo de regreso.., a mi esposa siempre fuerte..¡¡ y las autoridades que la trataron con sobrada amabilidad.. y todos los que la acompañaron, mi querida suegrita que casi nos pega un susto en su salud, los que montaron guardia en el bosque, marcaron presencia, matearon o llevaron comida, los miembros de la iglesia a la que voy, mi pastor, tantos amigos de distintas iglesias que oraron o rezaron.

Las cadenas sociales que muchos dispararon…hasta de áfrica me escribieron..¡¡, mis familiares, los que formaron cuadrillas de búsqueda, los habitantes de Rincón que montaron a caballo y llevaron perros o lanchas, quienes prestaron drones, mis compañeros de hospital que montaron guardia o fueron a buscarme o me mostraron su angustia, lágrimas y alegría en el hospi., las chicas del negocio de Mirta…son más que empleadas..¡¡

Un capitulo cómico para los turistas Roquenses que con desconfianza me levantaron en la playa cuando “hacia dedo” mi aspecto era terrorífico…¡¡ No recuerdo sus nombres..
Un capítulo especial para los rescatistas de Villa y Bariloche, policía y Geops, seguridad municipal, Parques, Bomberos, Gendarmería y Prefectura, el Helicóptero…Instituciones que algunos insuficientemente dirán “que están para eso”…Digo que NO, con pocos recursos “ponen el corazón”…..y ese enorme desafío de aprender a trabajar en equipo y coordinar..
Los que quieren anonimato, de los que me olvido…..

Solo mencionare A Fabian en puerto Bandurrias quien fue el primero en recibirme “y bajarmeeee” “llame a mi familia y me quería ir a casa …¡¡“…NO Doctor ud. mejor que yo sabe que hay que desactivar el protocolo de emergencias y se va en ambulancia..” firme nomás..¡¡ Cuando me dijo la magnitud de la búsqueda me avergoncé del show que armé , me quería esconder debajo del muelle…¡¡ y realmente me sentí muy mal porque hubo mucha gente que puso su seguridad en riesgo por mi vida… “… como vos Fanny Orellana que te pegastes un tortazo…o Vos Alex con tu perra “ResQ” viejita, hermosa y que me tenía que oler para cerrar su ciclo de búsqueda y sufrimiento, al no poder salir de casa, “..traémela urgente a la perrita..¡¡” .

No soy experto pero si conocedor de la montaña…dentro de ella he estado en varias situaciones críticas, aprendí mucho de senderistas , mi familia y amigos estaban tranquilos porque saben que soy prudente y me se defender ahí dentro…pero esta vez cometí dos gruesos errores que no lo puedo creer y me llevaron a esta situación por exceso de confianza..¡¡ No sabía que el sendero estaba cerrado, lo conozco muy bien… Por falta de señal mi esposa no recibió mi whatsapp con la zona de mi perdida y una aplicación de mi celular me dio mi ubicación exacta. Los ruidos de la ruta y lanchas y un arroyo me marcaron la salida al brazo Ultima Esperanza y búsqueda de una playa.
Lo principal…lo máximo…¡¡ DIOS…

Me enseñaste, me cuidaste, trabajaste en mi mente y corazón, vi tu milagro, me distes paz y ausencia de temor, renovaste mis fuerzas.. cuando llego ese momento clave donde parece todo perdido…Me arrodillé y oré.. y te dije que si ahí se terminaba todo no me rebelaba…PERO IVA A LUCHAR HASTA EL FINAL..¡¡ y al levantarme y saber de la noche con su hipotermia y mirar ese terrible cañaveral que por 16 hs recorrí en casi dos días.. Grite…NO ME RINDO…SACAME DE AQUÍ…el resto es historia…
No me gané el derecho de escribir una carta tan larga…Uds. lo merecen por tanto cariño recibido…Me hicieron llorar..¡¡

Samuel García 

Villa la Angostura

 

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.