19
Tue, Jun

Dueña del lote en conflicto por el sendero del río Bonito da su posición

Cartas de lectores
Tipografía

Claudia Beatriz Calbet explica que "se ha instalado en la opinión pública que hemos “usurpado el Sendero del Río Bonito” cuando claramente ello no es así". 

Sr. Director:

Me veo en la obligación de escribir la presente, para limpiar mi buen nombre y honor, debido a la cantidad de falsas imputaciones que se han vertido a la opinión pública en los últimos meses en relación a las obras que he llevado a cabo en el inmueble de mi propiedad.

Compré el inmueble que habitamos junto a mi esposo por escritura pública y, conforme surge del Registro de la Propiedad y de la Dirección de Catastro, el lote no tiene ninguna restricción al dominio. Es decir, no ha sido afectado ninguna parte de su superficie.

Se ha instalado en la opinión pública que hemos “usurpado el Sendero del Río Bonito” cuando claramente ello no es así. Por el contrario, dicho sendero no existe catastral ni registralmente. Tan es así que hace unos días se hicieron presentes funcionarios de recursos hídricos y un agrimensor enviado por el municipio, quienes constataron que no ocupamos el cauce del Río Bonito ni hemos invadido tierra pública de ninguna manera.

Lamentablemente, tras años de sufrir la intromisión de personas en nuestra propiedad, la invasión de nuestra privacidad, insultos, agresiones físicas y verbales, nos hemos visto obligados a cercar el inmueble, respetando en un ciento por ciento sus dimensiones, no invadiendo tierra pública alguna.

Y, también lamentablemente, vemos que desde el Estado municipal se está proporcionando irresponsablemente información errónea respecto a la realidad física y jurídica del inmueble y del sendero, permitiendo que se genere un ambiente de conflicto permanente y de incitación a la violencia en nuestra contra. Tememos por nuestra seguridad.

Las Ordenanzas 1520/2004, 1682/2005 y 1683/2005 y sus Anexos, en nada han afectado catastral ni legalmente el derecho de dominio sobre la superficie total del terreno de nuestra propiedad. No hay ninguna restricción al dominio válidamente dispuesta. Si la hubiera (expropiación e indemnización de por medio) la hubiéramos aceptado. No la hay, esta es la única verdad.

No hay camino de sirga en el Río Bonito, porque no es un río apto para el transporte por agua. Contrario a lo que comúnmente se piensa, el camino de sirga no resguarda el libre acceso a las playas y costas; lo que dicha restricción al dominio resguarda es el transporte fluvial que, evidentemente, nunca ha tenido (ni tiene) lugar en el Río Bonito. Tampoco hemos realizado obras que alteren el curso natural del Río o modificado su dirección o velocidad. Es decir, no hemos realizado –como se quiere hacer ver- ningún acto en contra de la legislación vigente.-

Contrario a lo que intenta instalarse en la opinión pública, somos nosotros quienes hemos sido víctimas de turbación de la posesión, violación de domicilio, daño a la propiedad, violencia de género, calumnias e injurias, difamación y falsas denuncias, entre otros.

Todo esto será debidamente dilucidado en la Justicia, en la que confiamos, a cuya disposición nos encontramos desde el primer momento. Tenemos toda la documentación legal que avala nuestra posición.

Rogamos a la comunidad comprensión, tolerancia y paz. Sólo estamos ejerciendo un derecho que constitucionalmente nos corresponde, sin invadir propiedad pública alguna.

 

Claudia Beatriz Calbet

Villa la Angostura

 

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.