20
Wed, Jan

Anécdotas y videos del paso de Maradona por Villa la Angostura

El intendente por entonces, Hugo Panessi, le entrega un reconocimiento al popular jugador en su visita a nuestra localidad.
Deportes
Tipografía

En 1997 vino a Villa la Angostura para hacer la pretemporada por el torneo Clausura. En la conferencia de prensa destacó que "he descubierto un lugar maravilloso, donde me vendría a vivir de grande".

 

La visita a Villa la Angostura fue en 1997, en el marco de la última pretemporada de Diego Maradona en el fútbol, ya que ese año se retiró en Boca en un clásico con River. Resulta que parte de los trabajos los realizó en nuestra localidad, dado que aquí residía su amigo Carlos Randazzo, ex compañero en el xeneize.

Paraba en un lujoso hotel de Bahía Manzano, con un marco imponente y las aguas de Nahuel Huapi fluyendo armoniosamente del otro lado del ventanal, y entrenaba en las canchas del selecto Cumelén, un country en el que suele refugiarse y descansar el ex presidente Mauricio Macri.

La prensa nacional y mundial cubría cada paso que daba el Diez en la hermosa ciudad cordillerana. Qué hacía, qué decía, qué comía. Pero el dato que se les escapó a todos los reporteros y cronistas aquellos días lo contaría el propio Randazzo hace poco al diario Olé.

"Nunca se te ocurra decirle al Diego 'che, cuidate' o algo de eso porque sos hombre muerto. Así nomás, a mí me lo hizo una vez. Yo me había ido a vivir a Villa La Angostura y vino a hacer su última pretemporada. Me cayó con Guillermo (Coppola), hizo un desastre. Vamos a la montaña y nos volvíamos solos en la camioneta al Apart Hotel donde estaba y Diego me decía 'Carly, qué bien te veo a vos'.

'Y sí, viste Diego, en algún momento hay que parar'. Uh, en el medio de la ruta dejó de hablarme el chabón porque le dije que era tiempo de que empiece a parar un poco. A Diego decirle cuidate era clavarle un puñal", explicó sobre el temperamento de Diegote.

Pero la parte insólita de su enojo y la reacción increíble de un ídolo divertido y caprichoso vendría después: "Llegamos al hotel, el comedor lleno, la mesa servida, se sentó en la cabecera, agarró un plato y lo tiró tipo frisbee. Tiró todo lo que había, todos se dieron vuelta, como diciendo ¿qué pasó? Y cuando la gente miraba, me agarró y dijo: 'Discúlpenlo, lo que pasa es que él estuvo en recuperación y tuvo una recaída'. Cualquiera tiró el chabón, jaja".

Diego la rompió en la Villa los días que estuvo. Y también rompió los platos...

Fuente: LM Neuquèn/Video Luis Belsito

 

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.