18
Mon, Dec

Desde el lago: La Angostura que pocos conocen

Muelle en la Bahía en el Bosque de Arrayanes.
Turismo
Tipografía

La localidad neuquina es un imán por las bellezas que la rodean; entonces qué mejor que volver y disfrutarla desde un ángulo distinto con paseos en barco o kayak que nunca se borrarán de la memoria.

Antes de la Semana Santa que seguro volverá a inundar de turistas el pueblo, el fin del verano y el Campeonato Mundial de Motocross, que tuvo hace pocos días en la villa neuquina su tercera fecha, permitieron conjugar en simultáneo dos rubros en apariencia antagónicos. Los grandes eventos y la explotación no masiva de las bellezas naturales que la han hecho famosa se perfilan como genuinas promesas de crecimiento en una localidad que ha elegido hacer del turismo su principal motor de desarrollo.

Y es que como dicen los lugareños, la gente llega como público o participante de carreras, festivales, congresos u otros acontecimientos, pero suele reservarse el día previo o posterior para simplemente hacer turismo y probar algo distinto.

Rodeada por completo de lagos, La Angostura tiene mucho más para descubrir en materia de excursiones lacustres –combinadas con otras actividades– y esta veta es justamente la que prestadores locales, de la mano de sus propios emprendimientos, han empezado a explotar.

Aprovechan no sólo los atractivos naturales sino también la historia reciente y las peculiaridades sociales de la villa, con su estela glamorosa de varios “ricos y/o famosos” que han dejado su huella en el pasado o aún vacacionan con sus familias en alguna de las mansiones ubicadas sobre bahía Las Balsas o en el Country Club Cumelén, entre otros barrios costeros del Nahuel Huapi. E incluso al hermano de la reina de Holanda, Martín Zorreguieta, destacado chef, se lo puede ver y escuchar despuntando el vicio de rockear en una de las confiterías céntricas.

La imagen puede contener: cielo, montaña, nube, árbol, exterior, naturaleza y agua

Antes Amalia Fortabat; ahora la reina Máxima y hasta el presidente Macri se cuentan en esa galería. Precisamente, contemplar desde el agua y con detenimiento suficiente algunas de esas construcciones es una de las sorpresas en los paseos que ofrecen integrantes de la Asociación de prestadores lacustres de Villa La Angostura; cada uno con su embarcación y distintas tarifas, aunque siempre bajo el control de las normas de seguridad que exige Prefectura dentro del parque nacional. Mejor que una enumeración de todos los lugares que ver o conocer (ver recuadros), lo interesante y diferencial es la relación que se establece entre un pequeño grupo de turistas (que bien puede ser una familia numerosa en cuyo caso los precios también se pueden conversar), y el guía o capitán según sea el caso.

La vivencia de navegar rozando el pelo de agua de un lago cordillerano es intransferible porque se trata de experiencias con la piel, el olfato, el oído y el alma, que acuden en simultáneo al auxilio de los ojos cuando no dan abasto por si solos en la misión de llevar percepciones al cerebro.

La imagen puede contener: exterior, naturaleza y agua

Conocer la isla Victoria en sus costas y momentos menos frecuentados es otro salto cualitativo que añade a la navegación el gusto de un refrigerio en la playa y la posibilidad de ver la fauna del lugar, como por ejemplo los ciervos.

La sugerencia es no quedarse con lo tradicional y buscar con el prestador justo lo que más se acomoda a las ganas, el presupuesto y el tiempo disponibles.

Precios

$ 1.000 por adulto y $ 800, los menores para ir a isla Victoria, paseo de 4:30 a 5 hs de duración, con refrigerio y trekking suave.

La excursión en kayak de media jornada

$ 1.200 por persona para una salida de 2:30 horas de remo, merienda y snorkeling, incluido el equipo.

La imagen puede contener: cielo, montaña, exterior, naturaleza y agua

Paseos a medida en barcos pequeños

Darío Dezurko y Horacio Ruigómez son dos de los prestadores diferenciados que guían excursiones lacustres con embarcaciones pequeñas, de hasta 12 pasajeros de capacidad máxima. Son alrededor de 15 en total estos emprendedores independientes que no obstante en el verano abrieron un puesto de atención conjunto en bahía La Mansa, en la zona del puerto. Su oferta es muy amplia y personalizada, por lo que se deben contactar individualmente para acordar las características del paseo y las tarifas, aunque hay precios estables de referencia. Van al Bosque de Arrayanes e isla Victoria, recorren las bahías de Villa La Angostura y realizan salidas de pesca

Chocolates y helados, los infaltables

Si hay un regalo clásico para los que viajaron a la cordillera, ese es el chocolate y La Campiña del Sur es otro de los emprendimientos locales que combina su producción con helados, igualmente artesanales. En ausencia de los dueños –Claudia y Luis– Fabián Ortega es excelente anfitrión de este negocio que lleva ya ocho años.

Los prestadores Todas las opciones

Alberto Hernández (embarcación Huemul 2): 0294-154510554

Adrián Curruhuinca (Anna): 0294-154516953

Silvio Martínez (Trinidad): 0294-154384552

Jorge Rovella (Viento Blanco): 0294-154512460

Nicolás Olivieri Acosta (María Elena): 0294-154217715

Raúl Di Lorenzo (Terra Viva): 0294-154634550

Edgardo Cortese (Bahía 1): 0294-154690200

Facundo Fernández (T-Bar): 0294-154329674

Horacio Ruigómez (Arrayán): 0294-154515815

Sergio Meijide (Max 1): 0294-154311184

Germán Peláez (Impaciente): 011-15467018321

Ernesto Humar (Garufa): 0294-154619781

Maximiliano Curruhuinca (Bruges): 0294-154960450

Darío Dezurko (Diucón): 0294-154913637

Una cerveza artesanal de marca angosturense

English Pale Ale, Irish Red, Porter e Ipa (roja amarga) son las cuatro variedades de cerveza artesanal que con la marca Lagos producen los Hermanos Andolfi para saborear en la villa o llevar de regalo de vuelta a casa a un valor de $ 60 el porrón. En el local de Av. Arrayanes, la pinta sale $ 75, la jarra de 1,5 l, $175 y el chop tirado, $ 60.

Con remo, con pedales o a pie

Pablo Beheran es guía del Parque Nacional Nahuel Huapi. Llegó hace 15 años desde Gualeguay, Entre Ríos, con su esposa Marcela y la vida en la naturaleza es lo que más aman. “Patagonia Infinita” es su emprendimiento con el que ofrecen paseos en kayak, incluso para personas en silla de ruedas, mountain bike y pedestrismo desde media jornada hasta varios días por lagos y montañas.

Fuente: Mónica Jofre-Río Negro