22
Wed, Nov

En defensa del Huemul, un referente en extinción de la fauna autóctona de Neuquén

Ecología
Tipografía

A través de la ganadería, la introducción del ciervo colorado, además de la caza furtiva, se puso en peligro esta especie que es todo un símbolo para la provincia de Neuquén. Compartimos con nuestros lectores el documental "En la senda del Huemul", que busca para poner en conciencia de esta grave problemática.

 

El huemul es un cérvido robusto, que tiene una altura, del lomo al suelo, que llega a casi un metro. Los ejemplares más grandes pueden pesar unos 100 kilos; los machos son más grandes que la hembras y poseen astas. Su pelaje es grueso, denso y de color café oscuro durante el verano y en inviemo se aclara hasta tomar una tonalidad grisácea o amarillenta.

También suele llamárselo "güemul" o "gamu"l en araucano, "shoan" en tehuelche, "ciervo andino" o "huemul del sur". Su hombre científico es "Hippocamelus bisulcus" (Molinal).

Pertenece a la clase de los mamíferos, orden artiodactyla y familia cervidae. Esta especie ha sido declarada Monumento Natural en todas las provincias argentinas donde habita, a pedido de la Fundación Vida Silvestre Argentina.  

Durante el verano vive en las zonas más altas, escarpadas y boscosas de los Andes australes, donde hay una vegetación rala y rastrera: el prado andino.

En el invierno, pasa a las partes más bajas, donde están los bosques de lengas, hires o coihues. En nuestro país estas regiones abarcan el sudoeste del Neuquén y la región cordillerana de las provincias de Río Negro, Chubut y Santa Cruz. 

Consume hojas tiernas, tallos y flores de hierbas y arbustos, como el maqui, el liuto, el chilco y la chaura. También consume partes blandas de las lengas y los robles pellín.

El huemul es un animal solitario, que a veces forma grupos familiares de tres individuos: un macho, una hembra y una cría. Ésta nace luego de 6 a 7 meses de gestación y su nacimiento tiene lugar por lo general entre noviembre y diciembre.

Este cérvido tiene como enemigo natural principal al puma, pero también es afectado por los incendios forestales y la explotación irracional de los bosques donde podría habitar. Además, es víctima de la caza ilegal y es contagiado por el ganado, que le transmite algunas enfermedades.