21
Sat, Apr

Los efectos negativos del Abejorro en cultivos de frambuesa

Ecología
Tipografía

Los insectos polinizadores son de gran importancia en la agricultura (a nivel global), fecundan las flores que luego se transformarán en los frutos que consumimos en nuestras mesas a diario.

Además de los polinizadores nativos silvestres que se encuentran en los campos, es común el uso de especies manejadas para polinizar cultivos.

Las más conocida son las colmenas de la abeja de la miel (Apis mellifera), desde el año 1997 nuestro país, a través del Servicio Agricola y Ganadero (SAG) autoriza la entrada de miles de colonias de  abejorros  europeos de la especie Bombus terrestris para la polinización en un principio el cultivo de tomate.

Los abejorros tienen muchas ventajas sobre la abeja melífera como polinizadores, ya  que  se  adaptan  bien  a  ambientes  cerrados,  como  cultivos  en  invernaderos  o cubiertos, resisten condiciones climáticas más extremas y pueden volar mayores distancias facilitando la polinización en grandes plantaciones.

Sin  embargo, su introducción  ha  tenido  múltiples  efectos  negativos tanto  sobre especies de polinizadores nativas, sobre nuestras abejas de la miel y sobre ciertos cultivos.

Debido a que ha alcanzado inusualmente grandes tamaños poblacionales en muy poco tiempo esta especie ha sido declarada por científicos a nivel mundial como una especie invasora, es decir una plaga.

Los  impactos  de  la  invasión  de Bombus  terrestris se pueden observar sobre las especies nativas de nuestro país, como es el caso del abejorro nativo Bombus dhalbomii al punto de entrar en la lista de especies en Peligro de Extinción de nuestro país y sobre la polinización de la flora silvestre como han constatado científicos de la Universidad de Los Lagos.

La prohibición en Argentina de este invasor Expertos de la Universidad de Comahue en la Patagonia trasandina estudiaron el impacto  de  la  gran población de Bombus  terrestris en los cultivos de frambuesa, (uno de los más importantes de la zona), quienes observaron que la cantidad excesiva  de abejorros que visitan estos cultivos produce una disminución en la calidad del fruto debido a daño floral, donde la mitad son Bombus terrestris, seguido de la Apis mellifera, entre otras especies de abejas nativas.

En las flores con más frecuencia de visitas de abejas melíferas, nativas y abejorros aumentó la cantidad de polen recibido en un 60%, sin embargo, el aumento de visitas sólo de Bombus terrestris no aumentó significativamente la cantidad de polen depositado. En cambio, más frecuencia de visitas de la abeja melífera si aumentó el polen recibido por la flor, es decir, las  abejas de la miel son mejores polinizadoras de flores de frambuesa que los abejorros.

Además, se observó que al aumentar las visitas de abejas y abejorros en general aumentaba también la cantidad de daño floral, llegando a un 80% de pistilos dañados en las flores más visitadas. El daño a los pistilos era mayor mientras más Bombus terrestris visitaban las flores.

Las  frambuesas,  según  las  clasificaciones botánicas, son polidrupas, es decir, un conjunto de muchas drupas, cada una de ellas proviene de un ovario con su estilo. Por tanto, al dañarse el estilo el ovario no puede ser fecundado y el fruto se desarrolla con menos drupas, y en consecuencia disminuye  la  producción  y  calidad  del  cultivo. Por  lo  que  un  exceso  de  abejorros invasores visitando las flores de frambuesa es en suma más perjudicial que benéfico.

Otro de los efectos negativos de la sobre abundancia de Bombus terrestris en los cultivos de frambuesa es el robo de néctar. Esta especie roba néctar perforando la base de las flores incluso antes de que esta se abra, lo que provoca que haya menos néctar una vez que la flor se abre. Los científicos  han  calculado que esto significa una disminución de hasta el 24% del néctar disponible para las abejas melíferas, pudiendo afectar también el rubro melífero.

En conclusión, en este caso una mayor cantidad de polinizadores, específicamente de Bombus  terrestris no significa más polinización, si no todo lo contrario. El  problema que han puesto en evidencia estos científicos trasandinos requiere que se tomen medidas para disminuir el riesgo que provocan estos abejorros exóticos sobre  la producción de cultivos como la frambuesa, la producción melífera y también sobre la biodiversidad de nuestro país.

 

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.