12
Thu, Dec

Murió un cóndor que estaba en un plan controlado por comer un animal baleado

Ecología
Tipografía

El ave era un macho adulto liberado hace catorce años atrás en la Patagonia y padre de tres pichones del Programa de Conservación del Cóndor.

 

“Las balas de plomo siguen cobrando víctimas aun después de haber sido disparadas”, así comienza un comunicado que emitió el Programa Conservación Cóndor Andino luego de encontrar un ejemplar de cóndor sin vida en la costa atlántica.

Un equipo técnico de Fundación Temaiken constató al realizarle la necropsia que el ave había ingerido su alimento con una bala de plomo. Esto sucede cuando los cazadores abandonan sus presas en medio del campo sin tener en cuenta que estas aves carroñeras se alimentan de otros animales muertos.

El comunicado termina diciendo que en “Argentina se sigue utilizando estas municiones de plomo que tienen un tremendo impacto sobre la vida silvestre y el ambiente”.

Fuente: Mejorinformado.com

 

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.