19
Tue, Nov

Toman acciones para erradicar una hiedra invasora en el Parque Nahuel Huapi

Ecología
Tipografía

El crecimiento de esta planta trepadora y de la Lonicera periclymenum (Madreselva) podrían significar una importante amenaza para la vegetación autóctona por su agresiva capacidad de reproducción.

 

La UNCo Bariloche, la Administración de Parques Nacionales (APN) y Turisur unificaron sus experiencias y recursos para comenzar a controlar y erradicar una hiedra exótica altamente invasora que se encuentra expandiéndose en el área de Puerto Blest.

La semana pasada un grupo de 20 personas voluntarias conformado por docentes, investigadoras y estudiantes, junto a personal de Parques y empleados de la empresa Turisur, desembarcaron en Puerto Blest para llevar adelante un proceso de control de la Hedera hélix (hiedra).  En diciembre se volverá a hacer una nueva campaña.

En 2016 la guardaparque Soledad Hournilougue y la bióloga Gloria Fernández Cánepa realizaron un relevamiento de exóticas en Puerto Blest que fue el antecedente para generar un proyecto de controlar especies exóticas invasoras en ese lugar.  Con la particularidad de ser investigación y extensión simultáneamente, se presentó el proyecto “Remoción experimental de plantas exóticas altamente invasoras en el área de Puerto Blest” dirigido por la doctora en biología María Paula Quiroga, e integrado por docentes e investigadoras de la UNCo Bariloche y el instituto INIBIOMA junto a biólogas de APN y el Parque Nacional Nahuel Huapi.  

En esta primera instancia se iniciaron acciones para controlar y monitorear dos especies, Hedera helix (hiedra) y Lonicera periclymenum (madreselva), buscando la erradicación de estas especies del área de Puerto Blest.  Se priorizaron estas por su capacidad de crecimiento en zonas prístinas, o sea poco alteradas por la humanidad. Son además tolerantes a una variedad de condiciones ambientales y tienen una alta capacidad de dispersión, pues poseen frutos que son dispersados por aves.

La metodología de trabajo para controlar este tipo de especies fue manual para no alterar más el suelo y las especies nativas que puedan estar creciendo. Los materiales vegetales retirados fueron colocados en bolsas plásticas negras, y estas se depositaron dentro de un nylon negro de 200 micrones, para que pierda poder regenerativo por falta de luz. Una vez determinado que no hay material vivo, los residuos orgánicos serán reincorporados al suelo. En total se retiraron 150 kg de material fresco que representa aproximadamente el 20% de la superficie afectada por estas especies.

Paula Quiroga explicó que “el trabajo consistió en extraer a mano la hiedra, controlando de no dispersarla, poniéndola en bolsas y luego pesándolas para calcular la capacidad de trabajo en relación al tiempo, la cantidad de personas y la superficie de terreno”. 

La tarea pendiente, desarrolló Quiroga, “demanda repetir algunas veces más este proceso de extracción y luego venir a controlar que no haya rebrotes. Eso permitirá la participación de más personas que irán rotando en cada viaje” y sentenció: “Vamos a considerar como erradicada cuando dentro de dos años no aparezcan nuevos rebrotes”. 

La bióloga Cecilia Núñez, quien trabaja en la Delegación Regional Patagonia Norte del Parque Nacional Nahuel Huapi (PNNH) y es además docente de la UNCo Bariloche en la carrera de Biología, explicó que “fue excelente la idea de unir esfuerzos para poder empezar un control de una especie altamente invasora como esta hiedra. Es una enredadera de crecimiento muy agresivo. Es trepadora y tiene una capacidad de enraizar muy fácilmente, lo que la hace muy difícil de controlar, porque si quedan pedazos, esos pedazos rebrotan”. 

Agregó que “esta es una excelente oportunidad de trabajar en conjunto con diferentes instituciones en pos de un objetivo común, que es la conservación de los ambientes naturales”.

Gloria Fernández Cánepa trabaja en el área de Biología de la conservación del PNNH. Dijo sobre esto que “precisamente porque la hiedra se enraiza junto a otras plantas nativas es que se eligió esta metodología manual tan detallista, y en esto voluntarios y voluntarias de la Universidad del Comahue trabajaron muy bien, minuciosamente, así que estamos muy agradecidas por su participación”. 

La próxima salida está programada para diciembre, sin fecha definida todavía. Se realizará el mismo sistema de elección de participantes, exceptuando a los que ya fueron esta vez.

Para participar como voluntario/a contactarse a Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.. El proyecto está abierto a la participación de integrantes de la universidad, Parques y Turisur.

 

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.