17
Wed, Oct

Cayeron más de un 7 % las compras y visitas de argentinos a Osorno

Economía
Tipografía

Así se deduce del informe de la Cámara Nacional de Comercio de Chile, donde confirma que en enero cayó un 10 % la cantidad de argentinos que se hospedaron en la vecina ciudad trasandina. 

Un informe de la Cámara Nacional de Comercio de Chile (CNC) confirmó lo que se percibe en los comercios de Osorno: la incipiente caída del consumo por parte de los visitantes que provienen de este lado de la cordillera.

El gasto con tarjeta (crédito y débito) de los argentinos que cruzaron a Chile -que representan el 38,7% de las compras de extranjeros con este medio de pago–, durante el 2017 fueron de más a menos, terminando el cuarto trimestre con una caída anual de 7,8%. Si bien el año cerró con un alza total del 21%, el porcentaje de crecimiento es muy inferior al 104% registrado durante el 2016.

“Respecto del crecimiento real anual de las ventas con tarjeta de extranjeros durante el cuarto trimestre de 2017, la categoría Consumo/shopping alcanzó una baja de 7,1%, que se explica principalmente por la caída de las compras de argentinos en el último cuarto del año”, asegura el informe.

Desde la Cámara de Turismo de Osorno informan que en lo que va de enero la ocupación en esa localidad ronda el 52% y que esperan cerrar con un 60%. Aún con el mejor escenario, registrarían 8 puntos porcentuales por debajo de la ocupación de enero de 2017. Mientras que el año pasado el 50% de los turistas que se alojaban en Osorno eran extranjeros (principalmente argentinos), este año la proporción se habría reducido al 40%.

Se achicaron las diferencias

Un estudio realizado por la consultora GfK Consumer Choices arrojó que mientras en el 2016 comprar un notebook en Argentina era un 58% más caro que en Chile, en 2017 esa diferencia se redujo a un 17 por ciento. Con la estampida del dólar a casi 20 pesos en los últimos días, hoy la diferencia se redujo más.

De esta manera, comprar tecnología del otro lado de la frontera ya no justifica el viaje. Incluso varios modelos de notebooks, smartphones y algunos TV LCD están más baratos en nuestro país.

Por ejemplo, un Smartphone Samsung J7 Prime liberado se consigue en Argentina, por Mercado Libre, a $ 7.200 pesos (u$s 361) en 12 cuotas sin interés. El mismo modelo en tienda Paris o Falabella de Chile no sólo cuestan más caro (entre $ 7.500 pesos y $ 8.000), sino que a ese monto se le debe sumar el excedente que hay que pagar en la aduana por superar la franquicia (el límite es de 150 dólares). En definitiva, el mismo teléfono comprándolo con tarjeta en un solo pago o en efectivo en Chile, termina costando 489 dólares, unos 9.700 pesos argentinos.

Quizás en indumentaria importada, ropa de cama, baño y mantelería, siga habiendo ofertas tentadoras, aunque también en esos rubros la brecha se redujo. Hoy el mismo modelo de zapatillas Nike que se puede conseguir en nuestro país desde $2.300, en Falabella de Chile está a $2.600.

La diferencia considerable se advierte en las ofertas que suelen hacer las grandes tiendas, ya sea a través del “2x1” o descuentos de hasta el 70% en algunos casos. (Con datos de cámaras empresariales chilenas, la consultora GfK Consumer Choices y el Ministerio de Turismo de la Nación).

 

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.