El municipio tendrá que reducir su presupuesto anual para el 2017

Economía
Tipografía

El original era de 264 millones de los cuales 45 eran para obras públicas y 22 para hacer asfalto. El recorte en la suba de tasas obligó a hacer las correcciones. Sin el índice de coparticipación actualizado, dependerá de aportes de la Provincia para equilibrar las cuentas.

En el gobierno municipal ya se resignaron a una suba de tasas de hasta el 20 por ciento en función del tope que les impuso la oposición, que tiene mayoría en el Concejo Deliberante.

Ese cuadro de situación obligó al secretario de Economía, Luciano Villalba, a corregir el proyecto de presupuesto original que había presentado a principios de noviembre pasado con una ambiciosa proyección de ingresos y gastos.

Ese proyecto de presupuesto estimaba ingresos y gastos para este año por 264.706.630 pesos, con un plan de obra pública que rondaba los 45 millones de pesos de los cuales 22 millones se iban a invertir en la continuidad del anunciado plan de asfalto.

Con el recorte en la suba de tasas, el secretario de Economía trabaja en un nuevo proyecto de presupuesto que enviará en el corto plazo a los concejales con la expectativa de que sea aprobado a la brevedad.

Ocurre que el gobierno municipal está funcionando con el presupuesto 2016 prorrogado, lo que implica trastornos administrativos.

LA ANGOSTURA DIGITAL consultó a Villalba por el nuevo proyecto de presupuesto para este año, pero no quiso informar sobre la iniciativa. “Una vez que lo discuta con los concejales no hay problema”, explicó el funcionario municipal.

Todo indica que se tratará de un presupuesto más chico, con menos ingresos de los que se había estimado hasta finales del año pasado.

Algunos concejales de la oposición ya adelantaron su rechazo a un posible recorte en el proyecto de presupuesto 2017 en la partida de obras públicas.

Pidieron al gobierno municipal más eficiencia en el uso de los fondos públicos y reducción de los gastos en lugar de ajustar los fondos para obra pública.

Villaba admitió a principios de este mes la posibilidad de que tengan que recortar esa partida justamente por el menor flujo de ingresos previsto para este año ante una suba de tasas menor al 32 por ciento como había estimado el gobierno municipal.