21
Wed, Nov

Este fin de semana largo turistas gastaron $ 1500 millones, pero cayeron las ventas

Plato de entrada; paté de trucha
Economía
Tipografía

Entre el viernes 17 y el lunes 20 de agosto se desplazaron 668.000 personas por el país, un 4,5% más que en el mismo feriado del año pasado. Sin embargo, las ventas minoristas vinculadas al sector descendieron, en parte, porque el consumo se repartió también entre el Día del Niño y los viajes.

 

El fin de semana largo del 17 de agosto (por el paso a la Inmortalidad del General San Martín) movilizó a 668 mil personas en el turismo interno, que gastaron en forma directa $1.503 millones en las ciudades que forman parte del circuito turístico nacional.

El total de viajeros fue un 4,5% superior al mismo fin de semana largo del año pasado, y el gasto directo creció 27,2%, por debajo de la inflación anual. Eso se explica porque las personas viajaron más pero se mostraron más medidos en sus consumos.

Este año el turismo interno se vio favorecido por el tipo de cambio más alto, que desalentó el desplazamiento hacia países vecinos (Brasil y Chile principalmente). Eso permitió que suba la cantidad de tránsito por el país.

Neuquén 

Con una amplia cartelera de propuesta, la provincia vivió un fin de semana muy tranquilo y un movimiento similar al año pasado. San Martín de los Andes, con el centro de esquí de Chapelco como eje del turismo invernal, fue una de las ciudades más concurridas.

Además se realizó allí la 38º Fiesta Nacional del Montañés, un evento que pone en valor las costumbres y tradiciones de los pioneros de este destino turístico neuquino en el Corredor de los Lagos. Otras ciudades muy visitadas fueron Junín de los Andes y Villa la Angostura.

La estadía media se mantuvo en 2,5 días, con un desembolso diario en promedio por persona de $900, un 21,6% superior al del año pasado. Incidió en el bajo crecimiento del gasto por turista que se hicieron viajes más cercanos, se priorizaron lugares donde habitan familiares y amigos que permitieron reducir la carga en alojamiento. Además, influyó la llegada de vuelos aéreos económicos que también posibilitaron recortar el costo en traslado. 

Las condiciones del tiempo fueron mixtas, dependiendo el día y la zona, se combinaron el sol, el calor, con la lluvia y el frío. Pero eso no desalentó a desplazarse.

Según el relevamiento realizado por CAME en 40 ciudades turísticas, las ventas de bienes y servicios asociadas al movimiento de este sector cayeron 3,5% frente al mismo fin de semana de la temporada anterior. El retroceso se debió a dos efectos. Por un lado, porque las familias estuvieron más moderadas con el desembolso, y por otro, porque el Día del Niño le quitó consumo al turismo.

Para atraer turistas, los empresarios del sector hotelería y gastronomía lanzaron promociones especiales, en muchos casos con acuerdos con las entidades de sector a nivel local y municipal. Por ejemplo, 3 noches al precio de 2, descuentos del 20%, o dos noches con una cena de regalo.

Los destinos más elegidos el fin de semana fueron Córdoba, Entre Ríos, Mendoza, Misiones, Salta, y la provincia de Buenos Aires.

Por grandes zonas, la región más concurrida fue el Noroeste con el 17% de los arribos, seguida por la zona Centro con 16,5% (destacándose especialmente Córdoba), el Litoral (16,4%), Provincia de Buenos Aires con 16,1%, y la zona de Cuyo con 12,9%.

En lo que va del año ya hubo seis fines de semana largos (tres extra-largos), donde viajaron un total de 8.138.000 personas que desembolsaron $17.284 millones.

Muchas familias se alojaron en casas de amigos, familiares o vínculos cercanos para abaratar, lo que también explica que el gasto por turista no haya crecido tanto frente al año pasado. Además, prevalecieron en 2018 los viajes más cortos, a lugares cercanos, también por el alto costo del transporte.

 

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.