25
Mon, May

Hoteleros conformes con la reunión con Gutiérrez, pero advierten que el turismo tardará en reactivarse

Economía
Tipografía

Así lo manifestaron a La Angostura Digital el presidente de la Asociación de Hoteles local, José Boer, y el titular de un restorán, Leonardo Morsella, que participaron del encuentro con el gobernador.

 

El presidente de la Asociación de Hoteles y Restaurantes de Villa La Angostura, José Boer, participó de la reunión que hubo esta tarde de viernes con el gobernador Omar Gutiérrez y algunos de sus ministros.

“El gobernador sabe que el turismo es el primer perjudicado con lo que pasa”, sostuvo Boer tras el encuentro del que participaron representantes de varias cámaras empresariales de ciudades de la provincia que se comunicaron por videoconferencia.

En declaraciones a LA ANGOSTURA DIGITAL Boer dijo que el gobernador agradeció el cierre anticipado de los complejos hoteleros que se había pedido desde Villa La Angostura antes de que se decretara la cuarentena obligatoria contra el COVID-19 (coronavirus).

“El gobernador sabe las dificultades del sector y que el turismo será una de las últimas actividades en reactivarse”, afirmó.

Dijo que todavía falta la etapa más crítica de la emergencia sanitaria.

Sostuvo que el sector hotelero viene golpeado del invierno pasado con la emergencia climática y la primavera con los ratones. “Por suerte el verano se trabajó bien”, recordó.

Boer comentó que el gobernador informó de una línea crediticia a tasa subsidiada en el BPN para pagar sueldos y créditos en el Iadep. “Lo que no se sabe aún es la metodología, porque antes venía la gente del Iadep a la Villa, pero ahora no sabemos cómo se hará”, comentó.

Tampoco tienen información sobre los Repro anunciados desde Nación. Boer recordó que se habla de 16 mil pesos que en un sueldo mínimo de la localidad representa el 30 por ciento aproximadamente contando todas las cargas sociales.

Aclaró que el mandatario provincial confirmó que se postergaron todos los vencimientos de las obligaciones fiscales.

“Porque este tema de la pandemia nadie sabe cuándo termina”, recordó.

Boer dijo que Gutiérrez aclaró que no se puede habilitar actividades por fuera del decreto de Nación, porque la provincia adhirió a todas las medidas.

Y les explicó a los representantes de las cámaras y asociaciones que las medidas preventivas responden a planes que implementa Nación.

Boer aclaró que el tema de los camiones que cruzan por el paso internacional Cardenal Samoré “no se tocó en la reunión con el gobernador”. “Son rutas nacionales y si los camiones pasan de largo por la localidad sin parar y con tránsito asistido está bien”, opinó.

“Sentimos que el gobernador sabe que el turismo es una industria esencial para Neuquén”, sostuvo.

La situación en los restoranes

También, el dueño de un restorán local Leonardo Morsella estuvo en la reunión que se hizo mediante videoconferencia. Lo hizo junto a otros dos cocineros por la marca de sello neuquino.

“Plantee un poco la realidad del rubro, que la gran preocupación es hoy hacerse cargo de los sueldos, sobre todo, restoranes con empleados que hoy estamos parados”, explicó.

Dijo que hoy “salvo aquel que está generando algo de delibery que, obviamente, es un número reducido, porque no todos pueden hacer delibery, no todos tienen las propuestas armadas y hay muy poco consumo”, el resto está paralizado.

“Uno siempre hace esfuerzos para cumplir y dejar cerrados los costos de marzo endeudándonos en una gran medida”, aseguró Morsella.

Dijo que es fundamental la asistencia que está brindando la Provincia, “no hay otro camino porque los meses de abril y mayo va a seguir todo igual”.

Enfatizó que el gobernador en la reunión vaticinó que la recuperación en el turismo va a demorar.

“Es la industria más golpeada, creo que el turismo de cordillera va a costar muchísimo, ojalá podamos estar operativos para principios de julio”, manifestó Morsella.

Pero advirtió que eso depende de varios factores, como si finalizó la pandemia, si funcionan los transportes, el miedo de la gente a moverse, a las vacaciones de invierno.

“Se tienen que dar un montón de situaciones para que un centro de esquí pueda abrir, y va a depender de lo que decida el centro de esquí”, anticipó Morsella.

“Por más que al centro de esquí le digan: bueno abrí que te pagamos los gastos, si no hay gente no tiene sentido abrir”, opinó.

Dijo que el encuentro “fue positivo con respecto a que tenés un gobierno provincial que te escucha, que está muy consciente de que no va a ser fácil”.

“Creo que la asistencia, realmente, para hacerse cargo de los sueldos del único lugar que puede bajar es de Nación; el privado no se puede endeudar abril y mayo para pagar sueldos y los gastos que genera pagar sueldos como las cargas sociales, impuestos”, afirmó Morsella.

“Se le pidió encarecidamente al gobernador que revean todo el tema impositivo para el año a nivel municipio, provincia y Nación”, comentó.

“Se le planteó que si bien se decide o se decreta que no se puede suspender o echar gente es inviable pagar los sueldos de abril” si no hay apoyo de Nación, agregó.

“También se le solicita un sacrificio al empleado”, añadió. “Un empleado licenciado porque no se puede trabajar y porque no hay gente, también tiene que solidarizarse con la causa como nos estamos solidarizado todos. El cuentapropista que no puede trabajar, el jardinero que no puede trabajar”, señaló Morsella.

Afirmó que se necesita en esta emergencia que el Estado legisle “y provea las herramientas para poder afrontar no menos de 100 días que nos quedan sin trabajar o de escaso trabajo”.

  

 

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.