19
Sat, Sep

Julio Suárez: “No hubo mucha empatía del municipio con el sector privado”

Economía
Tipografía

El empresario recordó que las excursiones lacustres están paralizadas desde el 15 de marzo pasado. Dijo que lo único que la municipalidad hizo por el sector privado fue postergar el pago de la TISH.

 

Estamos parados desde el 15 de marzo. No podemos navegar y no tenemos un horizonte claro; más bien tenemos un horizonte oscuro”, sostuvo el empresario local Julio Suárez.

En declaraciones a LA ANGOSTURA DIGITAL dijo que mantuvieron al personal de la empresa tanto el de planta permanente como el temporario. “Se les abona el 75 por ciento del sueldo que tenían los muchachos antes de que comenzara la pandemia”, explicó.

Suárez comentó que el gobierno nacional aporta 16.875 pesos, que es el salario mínimo vital y móvil y el resto lo aporta la firma.

Comentó que pudieron acceder a un crédito del Banco Provincia del Neuquén (BPN) “porque la carpeta estaba prolijita y de esa forma accedimos a un préstamo con seis meses de gracia y una tasa de interés anual del 24 por ciento”.

Sostuvo que con esos recursos podrán sostener la estructura el próximo semestre y llegar al verano con algo de oxígeno.

Dijo que en todos estos meses ni siquiera pudieron salir a navegar porque está prohibido. Tampoco pudieron hacer mantenimiento del catamarán Patagonia Argentina, que hacía todos los días la excursión desde Bahía Brava hasta el Bosque de Arrayanes antes de que se impusiera la cuarentena obligatoria por la pandemia, causada por el nuevo coronavirus.

“Esta situación es inédita y lo peor de todo es que es un final abierto”, planteó Suárez, en referencia a que no hay ninguna certeza. De hecho, está convencido de que el turismo será una de las últimas actividades que se retomará.

“Pensé que a esta altura íbamos a tener un horizonte despejado, pero veo que no, que el horizonte ni siquiera está definido para el verano”.

Dijo que a pesar de que está restringida toda la actividad vinculada con las excursiones lacustres, “no me desespero”.

“Hoy estamos abocados a mantener la plantilla de personal”, aclaró. “Con los seis meses de gracia del préstamo llegamos al verano, aunque no deja de ser una deuda”, comentó.

Suárez sostuvo que apuestan a que el turismo para el verano pueda reactivarse. “Al tomar un crédito uno piensa en positivo”, afirmó. Advirtió que hay gente “que la está pasando mal”.

“Lo único que el municipio hizo por el sector privado fue postergar el pago de la TISH (Tasa de Inspección, Seguridad e Higiene). No me parece que ha habido mucha empatía. El sector público no hizo ningún tipo de ajuste. A diferencia del municipio, destacó que el BPN brindó líneas de créditos y Nación los ATP. “Todos hacen un esfuerzo”, aseguró.

“Tampoco tenemos un falso optimismo como que el turismo se va a reactivar pronto”, aclaró. En cuento al anuncio del gobierno provincial de abrir micro regiones, Suárez consideró que solo es un a medida “para intentar insuflar un poco de ánimo, porque desde lo económico para nosotros es cero”.

 

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.