05
Wed, Aug

La pandemia “es el golpe de gracia” para el sector hotelero-gastronómico de Villa La Angostura

Economía
Tipografía

Así lo planteó el presidente de la Asociación de Hoteles y Restaurantes de Villa La Angostura, José Boer. Recordó que la temporada de invierno pasado se perdió, quedaron endeudados y ahora otra vez. “Estamos cada vez peor”.

 

La situación en el sector hotelero y gastronómico de Villa La Angostura se torna cada día más angustiante. En el caso de los complejos hoteleros la parálisis es total marzo pasado.“Estamos cada vez peor”, resumió el presidente de la Asociación de Hoteles y Restaurantes de Villa La Angostura, José Boer.

En declaraciones a LA ANGOSTURA DIGITAL el empresario dijo que “ya veníamos mal. No nos olvidemos de lo que pasó el año pasado con la piedra (por el derrumbe en la ruta nacional 40 que cortó la conectividad con Bariloche durante semanas), perdimos la temporada de invierno, nos endeudamos casi todos los hoteleros y gastronómicos, hemos tomado créditos para poder pasar el segundo semestre de 2019”.  

Recordó que el invierno pasado además soportaron los cortes de luz que duraron semanas, “después vino el tema de las ratas, que también salíamos en todos los medios”. “Ya veníamos golpeados, después tuvimos un verano bastante bien y después vino esto, que es el golpe de gracia”, describió Boer.

“Ya van más de tres meses que no se puede trabajar, que no hay ningún tipo de ingreso, y estamos endeudados de vuelta, que se suman a las deudas del año pasado”, explicó.“Casi toda la hotelería ya no está pagando los impuestos porque no los puede pagar, prevalece pagar los sueldos”, afirmó. Dijo que el sector hotelero gastronómico formal de Villa La Angostura “son 560 empleados que se están manteniendo”.“Así que es un problema. Estamos pidiendo encarecidamente, exigiendo que se promulgue la ley de emergencia turística nacional. Es fundamental y también que se promulgue la ley provincial de emergencia turística”, aseguró Boer.Dijo que el tema “es muy serio. Habría que ver cuántas empresas van a quedar”. “Más deuda no podemos tomar. No es una cuestión de crédito ya porque no se van a poder pagar tantos créditos porque se suman los que se tomaron este año con los del año pasado, más las deudas impositivas que nos van a quedar”, aseveró. “Hasta Bienes Personales estamos pagando. No se ha eximido de ningún tipo de impuestos”, sostuvo. 

Boer dijo que están tratando de que de alguna forma, como la mayoría de los dueños vive en los complejos, se les cobre las tarifas de los servicios como domiciliarias en lugar de tarifas comerciales “ya que no estamos trabajando”. 

“Ahora estamos hablando de cómo vamos a hacer con la TISH (Tasa de Inspección, Seguridad e Higiene) que hasta ahora se está pagando. Se está hablando de las licencias comerciales, cómo vamos a hacer. Si el que paga la licencia comercial si todos los meses que no se trabajó se suma para el año que viene”, planteó Boer. 

“Hay unos puntos que hemos presentado para la emergencia turística nacional, que esos son fundamentales que salgan, sino de aquí a 60 días más de la mitad de los complejos va a cerrar”, advirtió Boer. 

“Es un tema muy serio y lamentablemente hay esfuerzos de muchísimos años, hay hoteles complejos que tienen muchos años de esfuerzo atrás y que peligra su subsistencia. La realidad es esa. Estamos complicados”, remató.

El constante drama de los servicios

Boer dijo que otro tema preocupante es el de los servicios básicos en Villa La Angostura. “¿Qué vamos a terminar siendo? Imaginémonos si este invierno hubiese habido turismo, todo con cortes de luz, zonas con falta de agua”, observó. “Si no solucionamos ese tema va a terminar siendo un destino de verano esto nada más, porque no lo vamos a poder vender en invierno porque no vamos a saber si vamos a poder cumplir con los mínimos servicios que requiere el turismo”, aseguró.

“El soterramiento por lo menos de la media tensión o si no una poda totalmente bien planificada. Mientras se hace el proyecto del soterramiento, que se haga una poda bien planificada, que no se espere hasta último momento para iniciar la poda”, sostuvo.

“Hay que comenzar la poda muchísimos meses antes de que empiece el invierno. Se veía podar hace un mes atrás. Una poda tiene que ser bastante importante”, opinó.“No puede ser que nos quedemos sin luz, sin agua, eso no es un destino de invierno. Queremos vender turismo de invierno, que aparte es un turismo que gasta mucho, y que se queden sin luz sin agua, realmente es triste”, puntualizó Boer.

“Esperamos que eso ya sea un  tema solucionado para el año que viene. Este año no hubo turismo, así que no lo ha sufrido el turismo, lo ha sufrido la población, que ya es terrible, pero imagínense si el pueblo hubiese estado lleno de turistas. Otra vez dando una imagen totalmente negativa”, destacó Boer.

 

 

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.