02
Thu, Jul

La Cámara de Alojamientos Turísticos Temporarios pide suspender las multas

Economía
Tipografía

El planteo lo hicieron en el Concejo Deliberante. Volvieron a reclamar por el decreto municipal que reguló hace 5 años la actividad y que califican de inconstitucional. Solicitaron que la suspensión sea hasta que entre en vigencia la nueva ley provincial.

 

La Cámara de Alojamientos Turísticos Temporarios, que representa a los establecimientos que aún no pudieron regularizar su situación, presentó un planteo en el Concejo Deliberante en el que piden la suspensión de las multas que se hicieron hasta el momento.

“Es un pedido sensato, y la falta de tratamiento durante 5 años a este tema amerita un reconocimiento en medio de esta crisis que genero el COVID-19, porque también a nosotros nos afecta económicamente y no podemos asumir multas que provienen de un decreto anticonstitucional y malintencionado”, afirmaron en la presentación Pablo Reinhold, presidente de la entidad y Francisco Chechile, vicepresidente.

En la carta que presentaron en el Concejo Deliberante explicaron que vuelven a insistir con el tema del decreto que reguló la actividad de los ATT “después de varios años de solicitudes en los que nunca encontramos una respuesta, ni una acción, que nos indique que el tema que planteamos como vecinos en un principio y como cámara ATT finalmente, se haya tomado con seriedad y se hayan hecho todo los esfuerzos posibles para abordarlo y encontrar una solución”.

“Durante estos cinco años lo único que tenía que hacer el Concejo Deliberante era pedirle al Ejecutivo que derogue un decreto anticonstitucional, malintencionado, arbitrario, mal instrumentado, promotor de desigualdad de derechos para un sector de la población”, afirmaron.

“A vecinos de Villa La Angostura se les negó un derecho por haber llego tarde a construir una propiedad, o a obtener el final de obra que exige el decreto y se otorgó ese derecho solo a aquellos que lograron tener final de obra con anterioridad al año 2015”, recordaron.

“El decreto fue redactado de manera malintencionada, porque no prohíbe el ejercicio de la actividad de alquiler turístico, ya que la misma es regulada en la ley nacional de alquileres, y por lo tanto un decreto municipal nunca la podría prohibir”, sostuvieron.

Zona gris

“Los que redactaron ese decreto encontraron una zona gris, que en materia legal podría discutirse en profundidad y habría diversas maneras de interpretar la ley”, aseguraron Reinhold y Chechile.

“Al no poder prohibir la actividad de alquiler turístico temporal, lo que le negaron a un sector de la población fue la capacidad de publicar en Internet de promocionarse, y de esa manera beneficiaron solo a unos pocos que si pueden hacerlo, generando desigualdad de derechos y oportunidades sin más razón que una fecha arbitraria carente de sentido”, explicaron.

“Es de público conocimiento que la ordenanza que regula la actividad de las ATT estaba en un camino correcto, de incluir, de exigir requisitos como pago de tasas, TISH, habilitación, acondicionamiento de unidades para asegurar al huésped una estadía que responda a estándares de seguridad y calidad lógicos, en igualdad de condiciones con otros establecimientos de nuestra localidad”, sostuvieron Reinhold y Chechile.

Rememoraron que el acto siguiente “a derogar el decreto era trabajar sobre esa ordenanza, pulir temas en los que más de una vez manifestamos que estamos de acuerdo, para que nuestra actividad pueda convivir en armonía con otros sectores”.

“Pero nada de esto se hizo durante 5 largos años, y es una lástima, porque la ordenanza existente estaba encaminada a generar infraestructura, inversión en tecnología, nuevos métodos de venta, permitiendo a nuestro destino adaptarse a una demanda en crecimiento, que es de vital importancia para Villa La Angostura, para sus comerciantes, gastronómicos, prestadores de servicios, operadores, personal de mantenimiento y de servicios en general”, lamentaron Reinhold y Chechile.

Industria turística

“Si no entendemos la dirección a la que apunta la industria turística, no podemos establecer el marco legal para que esta se desarrolle correctamente, y tampoco podemos sentar bases para fomentar inversiones que apunten en esa dirección, sino todo lo contrario, se contribuye en gran medida a empobrecer esa propuesta, a empobrecer nuestro destino y a empobrecer y dividir a nuestra sociedad”, observaron.

Dijeron que saben que los nuevos miembros del Concejo Deliberante “entienden la situación y que están esperando una ley provincial que se va a promulgar a la brevedad”.

“Sabemos también que la misma tiene carácter inclusivo, no prohibitivo, que contempla y genera el marco regulatorio para que las ATT puedan desarrollar su actividad en armonía con el resto de los sectores. Porque finalmente el tiempo nos da la razón de que a esta actividad hay que incorporarla, regularla, y no prohibirla”, expresaron.

“En ese contexto es que solicitamos hoy al Concejo Deliberante que se expida, que solicite al Poder Ejecutivo la suspensión de multas que se hicieron y que hoy se siguen generando, hasta que entre en vigencia la nueva ley provincial y pase el período de adaptación que la misma va a otorgar para que todas las ATT se puedan adaptar a la nueva normativa”, solicitaron.

 

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.