26
Tue, May

Torres García: “seguimos trabajando para estar preparados por si nos dan la largada”

Economía
Tipografía

Así lo aseguró el referente del grupo empresario dueño del centro de esquí Cerro Bayo. Sin embargo reconoció que "nuestra única certeza es la incertidumbre".

 

La noticia que informó que el centro de esquí de Las Leñas, en Mendoza, no abrirá esta temporada de invierno a raíz del coronavirus, generó intranquilidad en la región.

El presidente del grupo Cerro Bayo, que es dueño del centro de esquí de Villa La Angostura, Pablo Torres García, dijo que por el momento siguen trabajando con el objetivo de estar preparados si les permiten abrir este invierno 2020.

“Seguimos trabajando en mantener la perspectiva de apertura”, afirmó Torres García en declaraciones a LA ANGOSTURA DIGITAL. El empresario aclaró que lo primordial es la salud y el mantenimiento de los puestos de trabajo.

Torres García preside la Cámara Argentina de Esquí y Montaña (CAEM) que está integrada por todos los centro de esquí del país.

Comentó que los responsables de centros de esquí resolvieron “seguir preparándose cada uno con su particularidad”.

Torres García dijo que frente a este dilema siguen trabajando con la expectativa de tener temporada este invierno.

De todos modos, sostuvo que el panorama es incierto y difícil. Más aún cuando los vuelos siguen suspendidos en el país hasta el 1 de septiembre y hasta esa fecha no se puede vender ningún pasaje aéreo. También está cerrada la interconexión provincial.

Es decir, los habitantes de Río Negro no pueden entrar a Neuquén.

“Nuestra única certeza es la incertidumbre”, resumió el empresario.

Además, planteó que en distritos como Ciudad de Buenos Aires y provincia de Buenos Aires seguirían en fase 3 de la cuarentena. Eso impediría el arribo de visitantes de esos lugares este invierno.

“Todo esto es un día a día”, explicó Torres García. “En este contexto, uno no se puede animar a pronosticar nada”, aseguró.

Dijo que en el centro de esquí Cerro Bayo el personal sigue adelante con los trabajos de mantenimiento y valoró que llegaron los equipos que faltaban para completar la instalación del sistema para producir nieve artificial, con cañones, en toda el área de Principiantes.

Manifestó que por ahora no se fijaron un plazo. “No nos hemos planteado ningún límite”, afirmó. “Solo estamos pensando en estar preparados si nos dan la largada”, enfatizó.

Admitió que la falta de conectividad aérea es un gran problema. “Si no hay vuelos creemos que no será viable, pero trabajaremos con el mercado local, con la gente del Valle”, respondió el empresario.

Dijo que en ese sentido será clave si permiten la conexión entre los ciudadanos de Neuquén y Río Negro. “Hay que ver qué nos depara el día siguiente”, reflexionó como para describir el panorama de total incertidumbre.

“Nosotros estamos tratando de ser prudentes. Hoy estamos cerrados, pero nos estamos preparando”, insistió.

“Hay centros de esquí que ya decidieron no abrir esta temporada. Nosotros, hoy, nos estamos preparando”, afirmó.

Recordó que la empresa tiene en temporada unos 250 empleados y sumados los paradores y rental son alrededor de 320.

“Y se estima que por cada empleo directo se generan entre ocho y diez empleados indirectos. Por eso, es una responsabilidad muy grande”, sostuvo. “Por eso, hemos tomado la decisión de prepararnos”, aclaró Torres García.

 

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.