18
Wed, Oct

Alumnos del CPEM 68 impulsan proyecto ante los problemas de adaptación de los ingresantes al secundario

Educación
Tipografía

La iniciativa la presentaron ayer ante un grupo de concejales y el lunes la expondrán en el Parlamento Juvenil, que se desarrollará el lunes en la Legislatura neuquina.

Estudiantes del CPEM 68 de esta localidad impulsan un proyecto para contribuir a resolver las dificultades de adaptación que presentan los ingresantes al nivel secundario. Un grupo de estudiantes de cuarto año del CPEM 68 se reunió ayer con concejales para informar sobre la iniciativa que expondrán el lunes en una nueva edición del Parlamento Juvenil 2017, que se desarrollará en la Legislatura neuquina.

“Este proyecto consiste en un esquema de encuentros con modalidad de Taller cuya temática está vinculada a la articulación entre el nivel primario y el nivel secundario…”, indican los autores del proyecto.

Está destinado a los alumnos egresados de séptimo grado que ingresan a primer año del CPEM 68. “Son los beneficiarios directos del proyecto, dado que a ellos están dirigidos todos los esfuerzos, orientados al mejoramiento de su desempeño escolar, a la prevención de su abandono y al incentivo de su promoción”, explican en la iniciativa.

“Por otra parte, buscamos desarrollar acciones de orientación, contención, escucha y guía, que permitan a estos niños y niñas dar un sentido a su escolarización”, señalaron.

Otros beneficiarios indirectos son los alumnos de 4° año del Bachillerato con Orientación Docente (Plan 020) y del Bachillerato en Servicios Turísticos (Plan 054) “habida cuenta que la experiencia de participar en esta iniciativa representa no sólo una valiosa instancia formativa en general, sino también una oportunidad para poner en práctica los conocimientos y competencias adquiridos en las asignaturas que cursan en su Bachillerato Orientado. Por otra parte, destacamos el valor de participar en una experiencia solidaria y de profundo impacto social y comunitario”.

Antecedentes

Los autores del proyecto indican que 105 alumnos ingresaron en 2017 al primer año del CPEM 68, en su gran mayoría provenientes de las 4 escuelas primarias de nuestra localidad, como así también de otras localidades y provincias (consecuencia de una fuerte movilidad socio-familiar y laboral), distribuidos en 4 divisiones en el turno tarde.

“Del análisis de las calificaciones al cierre del 1° trimestre, surgieron aspectos preocupantes, ya que más del 50 % se encuentra en situación de riesgo pedagógico, en tanto tienen más de cuatro materias desaprobadas de su plan de estudios”, advierten.

“Fruto del diálogo con docentes, padres y alumnos respecto a esta situación, surge que en la gran mayoría de los casos, los aspectos claves en los cuales se estaría centrando el problema, y que estaría evidenciando la necesidad de articulación entre el nivel primario y secundario”, señalaron en el proyecto.

Y señalaron la organización escolar como uno de los factores. “La mayoría de los alumnos de 1° año muestran significativas dificultades para organizar su material escolar y organizar sus tiempos”, señalan.

“Más allá de que resultan razonables las dificultades en pasar de 4 o 5 asignaturas/áreas a 14, se observa la ausencia de hábitos escolares esperables a la finalización de la escuela primaria, lo que conlleva, año tras año, a trabajar en la adquisición y fortalecimiento de tales hábitos, al inicio de la escuela secundaria”, indicaron.

Otro aspecto que influye en el problema es el ámbito psicosocial: “se verifica la ausencia total o parcial de hábitos de buen comportamiento en clase, respeto, disciplina y adecuación a las normas internas establecidas en el Acuerdo Escolar de Convivencia”.

“Es evidente que hay una falta de toma de decisiones adecuadas, efectivas y constructivas, ausencia en la puesta en práctica de valores, como la solidaridad y el sentido social. Asimismo, se presentan situaciones complejas que surgen de la falta de buenos hábitos para generar una vida saludable”, indicaron los estudiantes del CPEM 68 en el proyecto.

“Esta combinación de los aspectos precedentes contribuye negativamente a la situación escolar y se evidencia en los resultados del proceso de aprendizaje”, observaron.

“Por consiguiente, entendemos que es nuestra responsabilidad como comunidad educativa generar una propuesta cooperativa y solidaria orientada a dar respuesta a esta necesidad institucional, fortaleciendo no sólo los aspectos pedagógicos y proyectos ya en ejecución, sino como una forma de mejorar las condiciones de nuestros alumnos ingresantes”, afirmaron. 

Objetivos

Por eso, el proyecto propone como objetivos generales: fortalecer competencias y habilidades escolares que faciliten el tránsito a la escuela secundaria de nuestros alumnos ingresantes, generando condiciones que contribuyan a una mejora significativa en los resultados del aprendizaje, como una forma de prevenir la repitencia y deserción escolar.

También, generar hábitos que permitan atender al cuidado integral de la salud. 

Mientras que los objetivos específicos que se proponen alcanzar con el proyecto pasan por “brindar oportunidades de inclusión sin renunciar a la calidad educativa, desarrollar el sentido de pertenencia hacia nuestra institución, afianzar la oportunidad formativa para los alumnos de 4° año en la aplicación de los conocimientos adquiridos en el ciclo superior”.

Los estudiantes del CPEM 68 pretenden “que el alumno aprenda a valorar el saber social y académico, a comunicarse y a tomar decisiones personales y grupales de manera afectiva y efectiva, a establecer relaciones estables y satisfactorias, con el otro diferente, sin agresión para el logro de una buena convivencia, actuando con solidaridad y sentido social”.

Propuesta de trabajo

Por eso, proponen que alumnos del CPEM 68 “concurran a las diferentes escuelas primarias de la localidad, para transmitir a los alumnos de 7° grado, el aprendizaje adquirido en las materias y en los Talleres de los que han sido participantes activos”.

“En un segundo momento, se prevé que los alumnos visiten diferentes medios de comunicación para que pueden contar las experiencias vividas”, indican en el proyecto.

El proyecto se desarrollará en las siguientes fases: FASE 1: charlas – talleres formativos con los alumnos de cuarto año “B” y “D”, basadas en los siguientes ejes temáticos:

a)         Pedagógico: conocimiento de la estructura y características de la escuela secundaria y de las estrategia pedagógica necesarias al ingreso en primer año.

b)         Social: diferentes situaciones  a las que se enfrentan los adolescentes y que hacen a la convivencia escolar

c)         Integral: Adquisición de costumbres saludables en relación a la prevención.

FASE 2: diseño de las actividades por parte de nuestros alumnos.

FASE 3: realización de los talleres, en las diferentes escuelas primarias de nuestra localidad, para los alumnos de 7° grado.

El presente proyecto está previsto concretarse después del receso invernal, mediante 6 (seis) encuentros quincenales (con fechas a coordinar con las escuelas primarias).