La educación vinculada a la economía de Villa La Angostura como herramienta estratégica de crecimiento sostenible

Educación
Tipografía

En esta oportunidad, Juan Aubert aborda para La Angostura Digital una problemática propia de nuestra localidad relacionada con la falta de oportunidades laborales y de formación profesional para los jóvenes. Para ello, se vuelve necesario elaborar estrategias de planificación a mediano y largo plazo para ofrecer la inserción de la juventud en ámbitos de trabajo de la ciudad para potenciar el desarrollo de la comunidad y del destino.

 

En columnas anteriores planteaba la problemática que sufren los jóvenes locales al terminar el ciclo secundario y no poder continuar estudiando en la localidad para obtener una profesión calificada.

Es muy difícil para ellos conseguir un empleo de calidad y registrado, quizás por la falta de especialización, para lo cual la propuesta era crear una Establecimiento de Nivel Terciario en Villa La Angostura orientado a la actividad turística, para optimizar la calidad de los servicios que ofrece el sector y profesionalizar a la juventud local que elija abocarse a la asistencia laboral del turismo y a los ciudadanos como anfitriones del destino.

Esta sería una herramienta de apoyo al sector turístico en general, no sin antes tener en cuenta que, para cualquiera de las salidas laborales para nuestros jóvenes que se desee abordar, es imprescindible identificar, caracterizar, cuantificar y proyectar la demanda en la localidad (en términos de qué profesionales se necesitan y en qué cantidad, para un cierto horizonte de tiempo). Sólo a partir de ahí se pueden planificar eficientemente las acciones necesarias para satisfacer esa demanda, herramientas estadísticas que hoy deberían ser una fuente permanente de consulta para las decisiones de gestión pública local. El interrogante: ¿Estarán en los objetivos de la gestión Municipal actual?

  1. Profesionales del sector turístico:

Sería muy importante, antes de pensar en cualquier acción relacionada con nuevas instituciones en la localidad, que las distintas entidades relacionadas con el turismo (Cámara de Comercio, Turismo, Industria y Producción, Asociación de Hoteles y Restaurantes, Agencias de Viajes, Transportes, Prestadores Turísticos etc., como la Municipalidad y el sistema educativo local) comiencen a trabajar en red, articulando acciones para que los jóvenes de la localidad que tengan interés en desarrollarse profesionalmente en el sector turístico, puedan hacerlo. A la fecha, esto no ocurre, dado que no hay ninguna acción concreta orientada a brindar oportunidades laborales a los egresados de los dos colegios locales en cuyo ciclo superior tienen planes de estudios vinculados con el turismo, por ejemplo:

  1. CPEM N° 68: Bachillerato en Servicios Turísticos.
  2. JAIME DE NEVARES: Bachillerato en Gastronomía y Turismo.

Sólo como muestra, la gran mayoría del personal contratado por la Municipalidad para desempeñar tareas en el área turística no son egresados de nuestras escuelas. Proponiendo acciones a partir de las cuales tanto el sector privado como el público asuman el compromiso de contratar recursos humanos locales formados en el área, se podrá comenzar a dar sentido a una estrategia formativa más especializada que pueda responder a las demandas locales.

  1. Mano de obra calificada en la construcción:

Otra herramienta para los jóvenes y su formación podría ser una institución especializada que cuente con oficios como maestros mayores de obras, carpinteros, plomeros, soldadores etc. Hoy con la transformación que está teniendo el sector de la construcción pueden surgir otras.

Si nos referimos a la necesidad de un establecimiento educativo que pueda formar recursos humanos especializados para el rubro de la construcción, no sería necesario proyectar un nuevo establecimiento teniendo en cuenta que:

  1. Contamos a nivel local con el Centro de Formación Profesional N° 24 (ex CEPAHO), que ofrece cursos específicos de formación profesional, sin requisitos formales (por caso, pueden cursarlos jóvenes que hayan abandonado la escuela media). Algunos de dichos cursos se relacionan directamente con las actividades del ámbito de la construcción (instalaciones de gas, electricidad, carpintería, etc.)
  2. En cuanto a la educación formal, sería conveniente insistir en que las autoridades provinciales cumplan su promesa de creación de una escuela industrial en Villa La Angostura, lo cual favorecería a aquellos jóvenes que quieren contar con una educación formal de nivel medio en una o más áreas técnicas, para poder desempeñarse en la localidad.

Es decir que, si las autoridades cumplen con su palabra, este punto estaría solucionado por lo que sólo nos quedaría a resolver cómo mejorar la calidad turística del destino.

Aquí nos encontramos una vez más con la necesidad de que todos los actores locales participen, más allá de las diferencias, por un objetivo superior como es la planificación de una estrategia común para nuestra comunidad en el mediano y largo plazo, realizando un abordaje de trabajo en red, a fin de generar los espacios y condiciones necesarias para que nuestros jóvenes puedan desarrollarse profesionalmente en las áreas en las que se capaciten. Mientras estas situaciones no se den ¿Qué hacemos entonces los ciudadanos?

Ése es el interrogante y las acciones que quedan planteadas para Villa La Angostura y su gobernanza local. ¿Será capaz nuestro municipio de convocarla? ¿Qué opina la comunidad?

 

Juan Aubert

Anfitrión Turístico

www.anfitriones.com,ar

Mi agradecimiento a la profesora invisible que colaboró con la nota.

.

 

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.