18
Sun, Apr

A 39 años de Malvinas: Jorge Néstor Águila, el “moncho” para el pueblo neuquino

Historia
Tipografía

Fue el primer soldado nativo del Neuquén caído en acción de guerra. Nació en Paso Aguerre, ubicada a 65 kilómetros de Picún Leufú. Una comunidad dedicada a la agricultura y ganadería con una población de unos 450 habitantes. 

 

Paso Aguerre es una pequeña localidad distante a 196 kilómetros de la capital neuquina, su fundación institucional data de 1985 por Ley 1623-85. Antes se conocía este paraje como Costa del Picún. 

Allí todo es calma, la naturaleza casi virgen, el silencio deja paso al trinar de los pájaros y al murmullo del arroyo que engalana el paisaje, el majestuoso Cerro Chachil es el símbolo que resalta el telón de fondo de la comarca.

El viento deja escuchar su canto al filtrarse entre las hojas de los árboles. Ha caído la tarde, el sol se esconde en el horizonte, los pastorcitos vuelven a sus ranchos con sus rebaños, sólo se escucha el ladrido de los perros que los acompañan.

El tiempo pasa, como en todas las historias familiares y un día ese niño pastor se hizo hombre y le tocó servir a la patria.

El llamado a su obligación de ciudadano le produjo alegría y tristeza a la vez, alegría porque conocería otros lugares, otras formas de vida, nunca había salido de su tierra. Tristeza porque se alejaba de su terruño dejando allí a su abuelo, quien lo había criado con tanto cariño, le había dado todo su amor y le había enseñado las cosas de campo.

Ese hombre-niño a que me refiero era Jorge Néstor Águila, conocido en su comunidad como “El Moncho”.

Recordemos que siendo el General Galtieri presidente de la Nación decide tomar la Islas Malvinas, determinando comenzar con la Operación Georgias, más precisamente ocupar Grytviken.

El día 3 de abril de 1982, las dos naves del grupo de Tareas 601 en el que viajaba Jorge Águila salieron de la Bahía Stromness y se aproximaron a la Bahía Cumberland lugar donde se encuentra Grytviken.

El helicóptero Puma comenzó el traslado a la playa del primer contingente de Infantes de Marina al mando del Teniente de Navio Luna. En el segundo desembarco el helicóptero recibió un nutrido fuego de parte de los marines y como resultado, aterrizó de emergencia con varias bajas y averías, recibió auxilio del Allouette y se comprobó que se habían producido 4 bajas un herido y tres muertos. Se había tomado Grytviken con el saldo de tres hombres argentinos muertos

En esas acciones libradas en la Isla San Pedro, del grupo de las Georgias del Sur para recuperar las Islas Malvinas al patrimonio nacional, fallecieron en combate el Cabo Primero Patricio Guanea, y los Conscriptos Jorge Águila y Mario Almonacid, ambos soldados pertenecían a la Infantería de Marina.

Los restos del soldado Águila fueron trasladados desde Puerto Deseado en un vuelo de T. A.N. (Transportes Aéreos Neuquén) conducido por el piloto Aldo Mástice al aeropuerto de Cutral Co siendo recibido allí por el Gobernador Domingo Trimarco y por el Intendente de la ciudad Ricardo Corradi, luego de recibir los honores se lo traslado por tierra hasta Paso Aguerre.

En el paraje se produce la inhumación de sus restos, a su abuelo se le hace entrega de la bandera argentina y la gorra del uniforme de infante de marina que cubrió su féretro, testimonios que hoy se presentan en el mausoleo que guarda sus restos.

El Conscripto Jorge Águila había nacido el 6 de marzo de 1962 en el paraje de Paso Aguerre en una chacra ubicada en la margen izquierda del Arroyo Picún Leufú, el parto fue atendido por comadronas del lugar, por falta de servicio asistencial en ese entonces, allí se crió con su abuelo Don Segundo Carlos Águila ya que su madre Ana Águila por razones de trabajo debió abandonar el lugar.

La vida hizo que su abuelo desde que el niño tenía un año sea quien le brinde el cariño de padre que por razones del destino a Jorge le fue negado.

Concurrió a la Escuela 64 y luego a la 228, los maestros lo recuerdan como un niño callado. Faltaba mucho a clase porque vivía al otro lado del río, y debido a las crecidas o al hielo del invierno impedían su cruce y en los meses de parición de los animales, en septiembre y octubre debía ayudar en esas tareas, por lo cual nunca finalizó sus estudios primarios.

Le llegó la edad del Servicio Militar obligatorio al que ingresó en 1981 a la Infantería de Marina de Punta Alta en Bahía Blanca, Provincia de Buenos Aires.

En marzo de 1982 realizó una visita a su abuelo y familiares, su prima Ella Edith Díaz relata:

“Ensilló su caballo Poncho Negro regalo de su tío Lucas, recorrió este suelo que tanto quería por última vez, campo que fue testigo fiel y silencioso de su nacimiento y sus vivencias. En algunos lugares comentó que quería seguir la carrera militar. También antes de irse un sentimiento brotó de su interior. Una premonición recorrió su ser, confió este sentimiento a algunos allegados. Les dijo: Presiento que no volveré.”

Por última vez, montó su oscuro, vadeó el Picún Leufú, miró hacia el norte y observó el majestuoso Cerro Chachil.

Por última vez, desensilló su caballo, lo llevó a la chacra, le dio una palmada en el lomo y contempló como echaba a correr retozando por el pasto.

Por última vez, recorrió el camino de la chacra a la casa, entró en su hogar, se despidió de ese anciano que le ofreció todo lo que tenía, de sus tíos que lo quisieron como a uno de sus hijos, de sus primos de quienes guardaría en su alma los momentos que juntos compartieron y fue por última vez, que dejó atrás ese camino polvoriento con un mal presagio que se hizo realidad.”

A Paso Aguerre se accede por la Ruta 20, se ubica a 65 kilómetros de la localidad de Picún Leufú, y a 200 kilómetros al sud oeste de la ciudad de Neuquén, es una comunidad dedicada a la agricultura y ganadería (ovina y caprina) en constante crecimiento con una población aproximada de 450 habitantes

El soldado Jorge Néstor Águila se convierte en el primer soldado nativo del Neuquén caído en acción de guerra contra una potencia extranjera.

Su abuelo el que tanto lo quiso, no soporto el dolor que le desgarró su alma y falleció dos años después.

El 2 de abril de cada año se realiza el acto recordatorio y homenaje al soldado Jorge Néstor Águila en el paraje que lo vio nacer, en el mausoleo, monumento histórico, construido en su memoria. Los homenajes se inician con la llegada de la cabalgata que parte de la localidad de Picún Leufú que incorpora en el camino a distintos centros tradicionalistas y finaliza en Paso Aguerre con un desfile cívico militar.

Jorge Águila pasó a ser el héroe de Malvinas para la Historia pero para su pueblo sigue siendo “El Moncho”

En su memoria el poeta neuquino Milton Aguilar compuso esta hermosa poesía.

A Jorge Néstor Águila
Campesino… por su origen.
Marinero… por la patria,
cayó de frente en el frente,
lejos de su tierra arada,
entre los «vivas» del triunfo
y el fuego de las metrallas,
con la cara vuelta al cielo
blanco y azul de esperanzas.

Su joven sangre neuquina
refulgió entre las escarchas;
se hizo lámpara votiva
para alumbrar las distancias,
clarín de bronce en el sur,
donde la historia nos manda,
y con sus voces antiguas
está gritando: ¡A la carga!

…Estuvo entre los primeros
junto a Almonacid y Guanca,
poniendo el pie en las islas
robadas por los piratas;
desafiando con su pecho
al invasor y a las balas:
ciego de amor y coraje
como un guerrero de Esparta,
como símbolo de un pueblo
que sueña cuando trabaja
y muere con alegría
cuando defiende su causa.

Campesino… por su origen.
Marinero… por la patria…
Abrazado con la gloria
regresó a su tierra arada
para nutrir las semillas
con los jugos de su savia;
para quedar para siempre
en las cosas renovadas
junto al milagro de Dios
y al origen de su raza.

… Por eso anda en los pastos,
en los ríos y en las bardas,
en flamear de banderas
y en el canto de calandrias.
Por eso el viento reza
entre jarillas y zampas…
A su oído esta diciendo
¡¡Gracias… Jorge Néstor Águila!! …
Y el abuelo que no duerme
lo escucha a él cuando pasa
y musita por las noches:
¡Hijo mío!… ¡Muchas… gracias…!

Fuente: Mas Neuquèn.com