Aquellos primeros turistas que se aventuraban a pescar en Villa Traful

Historia
Tipografía

Escritos del ingeniero Anasagasti en un documento del Pro Parque Nacional del Sur en el año 1926. La revista El Hogar en 1934 destacaba: “les sorprenderá enterarse que caracterizadas personas de origen británico como la Señora Ackroyd y los señores Dixon y Leitin han venido a la Argentina exclusivamente para pescar salmones en el Traful…”

El ingeniero Anasagasti escribe en un documento del Pro Parque Nacional del Sur en el año 1926, que: “El camino de automóviles quedará terminado este año y se construye por cuenta del señor Henry Bell, dueño de la estancia “La Primavera” en el Lago Traful…”

Esta no fue la única inversión que realizó Bell, pues estando en Necochea contrató al constructor Enrique Lunde, para que este le construyera las instalaciones de la estancia y un puente sobre el río Cuyín Manzano.

Pero de improviso Bell debió regresar a Gran Bretaña y así el establecimiento pasó a ser alquilado por Guy Dawson. Dawson que realizaba sus labores en un establecimiento ganadero, pero al haber sido el primero en pescar un salmón en las aguas del río Traful, tenía otras ideas en mente para este curso de agua y la zona.

La pesca del salmón de Dawson y el Traful adquirieron su fama. Con el camino en buen estado y recorriendo un bonito viaje por Valle Encantado, esperando también ser los pescadores de alguna otra pieza importante, Dawson recibía visitas cada fin de semana, el gerente del Banco Nación de San Carlos de Bariloche, el contador, secretario y personalidades del pueblo que Dawson alojaba en instalaciones hechas por Henry Bell.

La pesca de los famosos salmones del Traful

El señor Carlos Ortiz Basualdo, vecino de la estancia Huemul, era un continuo visitante, el acompañado siempre de amigos y por supuesto de su familia, todos intentando la pesca ansiada en el Traful.
Este establecimiento construido por Bell, se convirtió entonces en hotel, el cual fue recibiendo distintos nombres: Pensión Primavera, Pensión Traful y Hotel Traful.

Este estaba equipado con 12 habitaciones y una comodidad para 24 viajeros. El establecimiento estuvo abierto en sus inicios solamente en época de pesca, pero luego se mantuvo abierto a tiempo completo con tarifa diferencial en la época de pesca.

Para el año de 1930 el Gran Hotel Suizo, el más importante de Bariloche en esa época, contaba a la Pensión Primavera como anexo a sus servicios, dado lo tedioso de los caminos y lo arduo del viaje los viajeros primero pasaban unos días en San Carlos de Bariloche y luego proseguían hacia los destinos acordados. Para ese entonces “La Pensión Primavera” en un anuncio publicitario ofrecía: “Luz eléctrica y agua corriente”, “excursiones en las hermosas cordilleras a pie, caballo y lancha”.

Las guías de turismo ofrecían del Traful, un paseo al Mallín Bagual y la costa del lago, navegar la Bahía Destino, una visita a Lagunas Mellizas por sendero de caballos y desde Puerto Arrayán recorrer el Correntoso, en este caso se navegaba hasta Puerto Arrayán y luego en automóvil hasta lo de Quintupuray (hoy conocido como Ruca Malén) y así navegar el Lago Correntoso hasta el hotel del mismo nombre en las orillas del Lago Nahuel Huapi.

La revista “El Hogar” en el año 1934, en un artículo titulaba,: “…Les sorprenderá enterarse que caracterizadas personas de origen británico como la Señora Ackroyd y los señores Dixon y Leitin han venido a la Argentina exclusivamente para pescar salmones en el Traful…”

El omnibus rural de los Ortiz Basualdo

La familia Ortiz Basualdo disponía de un camión acondicionado para la ocasión y que llamaban “ómnibus rural”, trasladándose con sus invitados que querían conocer la región y por supuesto al Traful.

Entre estos visitantes encontramos figuras ilustres tales como la sobrina del Rey Jorge de Inglaterra, Lady Mountbatten, el embajador de Gran Bretaña, Neville Handerson y miembros reconocidos de la sociedad porteña y los escritores Victoria Ocampo y Zane Gray.

En el mes de febrero de 1939 invitado por el Presidente de Parques Nacionales el Dr. Exequiel Bustillo, llega el célebre pescador inglés y dueño del gran famoso negocio de pesca de Pall Mall en Londres, el señor Harold Ardy, reconocido pescador de pesca con mosca.El señor Bell decidió la venta del establecimiento “La Primavera” y su nuevo dueño lo retiró de la propuesta turística.