22
Wed, Nov

Horacio Anasagasti, otro de los pioneros “hacedores” del Nahuel Huapi

Historia
Tipografía

Junto a Aaron Anchorena y Carlos Ortiz Basualdo fue impulsor de la creación del Parque Nacional Huapi. También fue uno de los gestores para poner la Oficina Radiotelegráfica en el paraje Correntoso- hoy Villa la Angostura- pero falleció de un paro cardíaco antes de que la obra se inaugurara.

El ingeniero Horacio Anasagasti fue uno de los activos vecinos que vieron un futuro más allá del horizonte de la región del Nahuel Huapi a principios del siglo pasado, cuando la vida para los pioneros era todo un sacrificio y nada se concretaba sino no era a puro pulmón.

Además de ser uno de los impulsores para la creación del Parque Nacional Nahuel Huapi, tuvo participación en la iniciativa de Exequiel Bustillo para construir una oficina radiotelegráfica para los pobladores del paraje Correntoso - hoy Villa la Angostura-, inauguración que luego le daría la fecha del fundación al pueblo: 15 de mayo de 1932.

La imagen puede contener: una o varias personas, casa, árbol, cielo y exterior

Foto: La oficina radiotelegráfica del paraje Correntoso, cuya inauguración daría la fecha de fundación de Villa la Angostura.

Lamentablemente Anasagasti tuvo un paro cardíaco el 8 de mayo estando en su chacra y falleció, cuando lo que sería una histórica obra para Villa la Angostura se encontraba en plena construcción por parte de Primo Capraro desde los primeros días del mes de febrero. De hecho había firmado el acta de petición a pedido de Exequiel Bustillo- dueño por entonces de la Estanzuela Cumelén- para lograr que Correos y Telecomunicaciones de Buenos Aires autorizaran esta nueva repetidora.  

Nació el 18 de Julio de 1879. Hijo de una acaudalada familia de origen vasco, pronto sintió fascinación por los primeros automóviles llegados a la Argentina. Egresado del colegio nacional, decide iniciar sus estudios de Ingeniería en la Universidad de Buenos Aires donde se recibe en 1902 con sólo 23 años de edad y habiendo tenido como docente al Ingeniero Otto Krause.

La imagen puede contener: árbol, cielo, planta y exterior

Foto:Horacio Anasagasti y amigos en Pichi Mahuida, Bariloche. 1930

En 1907 se funda el Touring Club Argentino y forma parte de su primera Comisión Directiva como vicepresidente. Ese mismo año, gana un concurso y se va becado a Milán para tomar un curso de entrenamiento de seis meses en la fábrica Isotta Fraschini. Al regresar en 1908, forma una sociedad con Ricardo Travers y José Gálvez para representar esa marca en el país y también a las firmas Gobron-Brillie y Gregoire. Además, inicia la distribución de llantas con rayos de madera Stepney, neumáticos Hutchinson, un claxon marca Stentor y un dispositivo para inflar los neumáticos accionados por los gases de escape.

Considerado muy tempranamente un referente importante en materia de automóviles, en junio de ese año comienza a escribir en la revista mensual La Argentina Automóvil artículos técnicos vinculados al sector. Entre 1909 y 1910 se desempeñó como vicepresidente primero de la Sociedad Científica Argentina

En 1909 se separa de sus socios y abre su propio taller, fundando finalmente el 30 de diciembre la empresa Anasagasti y Compañía, donde se atendía motores de automóviles, aviación y agrícolas.

La imagen puede contener: montaña, cielo, árbol, exterior y naturaleza

Foto: Vivienda del Ingeniero Anasagasti y Lago Nahuel Huapi, Pichi Mhuida, Bariloche. 1930

Poco después incursiona en la también incipiente aeronáutica. Es socio fundador del Aeroclub Buenos Aires. En compañía de Jorge Newbery realiza el 18 de abril de 1909, un vuelo hasta Marcos Paz con un globo bautizado “Patriota” que había adquirido en Europa, recibiendo de parte del Aeroclub Argentino el Brevet Nº5 que lo acreditaba como Piloto de Globo. Solían acompañarlo en estas aventuras personalidades como Aaron Anchorena, Ezequiel Paz y Alfredo Palacios.

En septiembre de 1910 viaja a Europa a bordo del Principessa Mafalda para contactar posibles proveedores del auto que pensaba construir en Argentina. Finalmente en julio de 1911 logra terminar su primer prototipo con motor francés, carrocería nacional y otros componentes traídos de ese viaje. La presentación oficial se realizó el 17 de septiembre del mismo año en la carrera Rosario-Córdoba-Rosario donde participó con el seudónimo de “Samurai”.

En enero de 1912 se inicia la comercialización a un precio contado de $6500 y se lo ofrece también con un original plan de cuotas mensuales de $200. Las primeras versiones estaban equipadas con el motor francés de 2125 cm3 y se ofrecían con carrocerías doble phaeton y puerta únicamente del lado izquierdo. Posteriormente se podían solicitar con simple o doble vidrio.

La imagen puede contener: 1 persona, sentado e interior

Foto: Horacio Anasagasti, Andrés Festa, Julio Comezaña, Pichi Mahuida, Bariloche.1930

En septiembre de 1912, Anasagasti donó uno de sus vehículos a la Escuela Militar de Aviación en El Palomar cuando se iniciaron los cursos en esa institución de la que formó parte de manera honoraria dictando la materia “Construcción y manejo de motores”.
Entre 1912 y 1913 participa en Europa con sus vehículos en distintas competencias ganando la París-Madrid de 1515 km. También formó parte de la Boulogne sur Mer-San Sebastián.

A partir de 1913 las dificultades financieras por la falta de pagos y la falta de insumos importados como consecuencia del estallido de la Primera Guerra Mundial conspiraron contra la producción y Anasagasti se vio obligado a cerrar su empresa en 1915.

Finalizada su experiencia como fabricante, Anasagasti decide trasladarse a Bariloche y se instala en una chacra bautizada “Pichi Mahuida” en el Brazo Campanario del lago Nahuel Huapi. Junto a sus amigos de siempre Aaron Anchorena y Carlos Ortiz Basualdo apoyan activamente la creación del Parque Nacional Nahuel Huapi.

La imagen puede contener: personas sentadas, océano, cielo, barco, exterior, agua y naturaleza

Foto: Emilio Frey, Rosa Schumacher, Eusebio A. Aguirre, Julio Comezaña, Salvador Sanmartín, a bordo del Gualicho de Horacio Anasagasti, Lago Nahuel Huapi, Bariloche

Fallece en esa chacra el 8 de abril de 1932 víctima de un paro cardíaco. Sus restos yacen en el Cementerio de Recoleta. Actualmente la ciudad de Buenos Aires y el Parque Nacional lo recuerdan con una calle y un lago que llevan su nombre.

La imagen puede contener: una o varias personas, personas de pie, multitud, árbol y exterior

Foto: Sepelio de  Horacio Anasagasti,en el Hotel Italia, Villegas y Bmé Mitre 8 de Abril de 1932

Fotos: Federico Silin/Archivo Visual Patagónico.