18
Sat, Nov

El auditor quiere llegar “hasta las últimas consecuencias” por la presunta estafa de los combustible

Judiciales
Tipografía

Así lo afirmó Gerardo Minnaard. “Esto hay que de alguna manera ponerle freno”, sostuvo. Dijo que presentó un dictamen en el Ejecutivo con recomendaciones. La fiscalía avanza con la investigación pero aclararon que aún no hay imputados.

“Es feo lo que pasó por la falta de control. Eso dio ocasión y se hicieron cosas indebidas y hay varios involucrados”, sostuvo el auditor municipal.

“Esto hay que de alguna manera ponerle freno”, afirmó esta mañana en declaraciones a LA ANGOSTURA DIGITAL. “Estoy rezando, sinceramente, para ver qué puedo hacer para ponerle freno a todo esto”, dijo Minnaard.

Señaló que detectó “que había mucha gente con talonarios de órdenes de compra de combustible e hicieron de eso algo habitual”.

Dijo que el miércoles le llevó al viceintendente Bruno Barbagelata, a cargo del Ejecutivo municipal, un dictamen de la auditoría con recomendaciones para que las implemente el municipio.

Minnaard no dio detalles del dictamen, sólo comentó que recomendó desvincular a algunos funcionarios que tiene contacto directo con el tema del combustible “para que se llegue hasta las últimas consecuencias”. Sin embargo, no reveló de qué funcionarios se trataba.

LA ANGOSTURA DIGITAL le preguntó si se refería a Barbagelata o al secretario de Servicios Públicos Juan Salamida, el auditor dijo que no. “Ellos tienen otro inconveniente y es que si conocieron lo que pasaba y no lo dijeron y eso lo estoy investigando”, respondió.

Dijo que “desde mayo” que viene advirtiendo al Ejecutivo municipal de las presuntas irregularidades con el tema de la carga de combustible.

Aseguró que el 26 de mayo presentó una nota donde planteó la situación al Ejecutivo. “En esa nota recomiendo medidas porque tenía conocimiento de la situación”, afirmó el auditor.

Recordó que el modus operandis “era transar con los playeros o llevar combustible en un bidón para una máquina y cargar la mitad y quedarse con la otra mitad, o echar combustible a un auto no autorizado”. “Pero todo tiene un límite”, afirmó.

“Es atroz lo que pasó con el combustible y estoy consternado”, admitió.

Minnaard recordó que además detectó irregularidades cuando se presentó en la planta de tratamiento de residuos sólidos. “Las cosas recuperadas no salían de forma muy regular. Los elementos se liquidaban con un sistema muy poco regular”, afirmó.

Dijo que el cartón y el aluminio se vendían a 20 centavos el kilo, mientras que en otras localidades de la provincia constató que el mismo material recuperado se comercializa a valores superiores.

La investigación avanza

La investigación que se puso en marcha a partir de las denuncias que presentaron el Ejecutivo municipal y el director del hospital local, Fabio Stefani, por las presuntas maniobras con la compra de combustible avanza a paso firme.

Fuentes judiciales informaron esta mañana que la investigación preliminar “está avanzada, pero no aún para formular cargos”.

Explicaron que desde la fiscalía pidieron los legajos de once empleados municipales para avanzar con las pericias.

Pero aclararon que no hay ningún empleado municipal todavía imputado. Tampoco por el momento fueron citados a declarar a la fiscalía.

Las fuentes comentaron que las peritaciones todavía no se hicieron. “Son muchas operaciones y por lo menos dos personas intervienen en cada una de ellas”, aclararon.

La fiscalía sigue recolectando documentación para hacer las peritaciones caligráficas y contables que permitirán determinar quién intervino en cada una de las presuntas maniobras y cuál fue el perjuicio económico generado, por un lado, para el municipio y, por el otro, para el hospital.

Por ahora, en la fiscalía se recibieron declaraciones de otras personas, pero no de empleados municipales.