El municipio quiere ser parte en la causa por el presunto faltante de ketamina

La causa derivó en un allanamiento que Gendarmería realizó en el municipio.
Judiciales
Tipografía

Así lo informaron fuentes del gobierno municipal. Dijeron que la documentación para constituirse como querellante se enviará en las próximas horas a la fiscalía federal de Zapala, que lleva adelante la investigación.

El gobierno municipal quiere tener acceso al expediente de la causa por el presunto faltante de ketamina. Por eso, pedirá ante la fiscalía federal de Zapala su incorporación como querellante en la causa penal que se tramita en el juzgado federal de esa ciudad.

Fuentes oficiales informaron hoy a LA ANGOSTURA DIGITAL que el Ejecutivo municipal, a cargo del viceintendente Bruno Barbagelata por la licencia del intendente Guillermo Caruso, que es tercer candidato a diputado nacional por el MPN, resolvió pedir ser querellante “para colaborar con la investigación en marcha”.

Por eso, en las próximas horas enviará la documentación correspondiente para formalizar el pedido de ser parte en la causa como querellante.

El planteo irá al despacho de la fiscal federalKarina Martínez Stagnaro, quien lleva adelante la investigación por el supuesto faltante de seis frascos de ketamina del área de Zoonosis de la Municipalidad de Villa La Angostura.

Las fuentes oficiales explicaron que una vez que la fiscal federal tome conocimiento del planteo “correrá vista” (notificará) a la jueza federal Silvina Domínguez.

Una vez que el municipio sea aceptado como querellante podrá proponer medidas de prueba. Las fuentes afirmaron que en el gobierno municipal tomaron la decisión en las últimas horas “como una forma de deslindar y atribuir responsabilidades”.

El 20 de septiembre pasado, personal de Gendarmería nacional allanó varias dependencias del municipio. El allanamiento lo dispuso la jueza federal a instancias de la fiscalía, que investiga la denuncia que el auditor municipal, Gerardo Minnaard, presentó a principios de agosto.

El auditor pidió que se investigue si hubo falta de controles en el área de Zoonosis del municipio y se determine cuál fue el destino de 6 frascos de ketamina.

A principios de septiembre pasado, el auditor municipal compareció ante el Juzgado Federal de Zapala donde ratificó la denuncia que había hecho por el presunto faltante de ketamina y aportó datos para la ampliación.

Minnaard advirtió falta de controles entre septiembre pasado, cuando la anterior veterinaria municipal renunció al cargo y principios de mayo último. Las fuentes señalaron que durante esos meses el área de Zoonosis estuvo sin veterinaria y, por lo tanto, la secretaria de Gobierno, Silvia Barría, era la responsable y el intendente.

Indicaron que el 9 de mayo se hizo un inventario en el área de Zoonosis y se constató que había 8 frascos de ketamina: 2 estaban llenos y 6 vacíos. Pero no tenían número de serie, ni fecha de vencimiento y no estaba consignado en qué se habían usado.

Por eso, el auditor se presentó en la justicia para que se investigue si hubo falta de controles y sus responsables y qué ocurrió con los 6 frascos vacíos de ketamina.

El intendente desmintió que haya una faltante de ketamina. “De la documentación que tenemos de Senasa ratifica que no hay ningún faltante de Ketamina”, afirmó hace 10 días en AVC Noticias.