28
Sun, Feb

El TSJ confirmó la validez de la ordenanza que autorizó el canje de tierras para el loteo social

Un grupo de vecinos cuestionó duramente el polémico canje de tierras.
Judiciales
Tipografía

El máximo tribunal de la provincia rechazó una apelación que había presentado una beneficiaria contra el fallo del juez de Zapala, que había desestimado en diciembre pasado el pedido para anular la norma que habilitó al exintendente Cacault a permutar el Parque Industrial con un privado.

 

Los jueces de la Sala Procesal Administrativa del Tribunal Superior de Justicia de Neuquén (TSJ) María Soledad Gennari y Alfredo Elosú Larumbe rechazaron la apelación que había promovido la beneficiaria del loteo social Fabiana Reyes. En consecuencia, confirmaron la sentencia del juez procesal administrativo de Zapala, Matías Nicolini, que había desestimado la demanda que Reyes y Natalia Antiago habían presentado contra la Municipalidad de Villa La Angostura, para declarar la nulidad de la ordenanza que permitió el canje de tierras con un grupo empresario para el loteo social, en la gestión del exintendente Roberto Cacault.

El TSJ les impuso las costas a Reyes, en su carácter de perdidosa del pleito, lo que implica que deberá pagar los honorarios de los abogados que intervinieron en el extenso proceso.

El máximo tribunal de Neuquén dictó la sentencia el 24 de septiembre último.

En la apelación, Reyes planteaba que Nicolini había desvirtuado y desnaturalizado el alcance de la Ordenanza Nº 162/84 por la cual se afectó al dominio público municipal el inmueble -objeto de convenio entre la Comuna y el Sr. Mario Pascotto-, para los usos públicos de a) erradicación de industrias ubicadas en la zona urbana, b) Matadero Municipal, c) Campamento de la Dirección de Vialidad Nacional y otros usos que la Municipalidad considere necesarios.

Afirmaba que no podía englobarse dentro del Parque Industrial el lote 1Z NC 16-20-6037, cuyo uso público es el Matadero Municipal.

Planteaba que el lote 1Z NC 16-20-69-6037, Matadero Municipal, es un inmueble afectado al dominio público municipal con una nomenclatura catastral específica y con un uso también específico, el que no ha sido desafectado por la Ordenanza N° 2773/13 –ni por la nomenclatura catastral ni por el uso público al que está destinado-.

En la apelación insistía en que Parques de Servicios Industriales no es igual a Matadero Municipal y que el hecho que este último haya estado ubicado en la zona conocida como Parques de Servicios Industriales o haya sido parte del inmueble canjeado con la familia Pascotto, no lo integra automáticamente a la Ordenanza N° 2773/13 pues tiene una nomenclatura distinta y un uso distinto; de allí que, reitera, no ha sido desafectado del dominio público por tal ordenanza, como se sostiene en el decisorio.

Reyes pretendía que se declarara la nulidad parcial de la ordenanza 2830/14 y los demás actos administrativos dictados en consecuencia. Alegaba que esa ordenanza procedió a entregar en canje un inmueble que no había sido desafectado del dominio público municipal. También, cuestionó que se le impusieran las costas.

Dictamen del fiscal general

La municipalidad solicitó que se confirme la sentencia y destacó la validez de la ordenanza que autorizó el canje de tierras entre el municipio y la empresa Slots Machines.

El fiscal general José Gerez propició rechazar la apelación y que se confirme la sentencia del juez Nicolini.

Entre sus argumentos, Gerez destacó que por ordenanza 2659/12 se aprobó el Código de Planeamiento Urbano Ambiental de Villa La Angostura el que contempla, en el Capítulo 10.2.3, una zona destinada a Parque Industrial, denominada Sub Área M Parque Industrial y del que se extrae que el mencionado sector estaría compuesto, entre otros inmuebles, por el lote IZ Nº 16-20-069-6037-0000 denominado Matadero Municipal.

“No existe duda alguna que el lote del matadero también estuvo alcanzado por la desafectación dispuesta en Ordenanza 2773/13 ya que, por disposición expresa del Código de Planeamiento Urbano Ambiental y por la naturaleza de la actividad a la que estaba originalmente destinado, integraba el Parque Industrial Municipal”, concluyó Gerez.

Argumentó que dicha desafectación habilitó la inclusión del lote en la ordenanza que permitió a Cacault avanzar con el canje de tierras.

Los jueces del TSJ consignaron en la sentencia que Nicolini había sostenido en su fallo que “pese a la deficiente técnica legislativa empleada, la voluntad del legislador local al dictar la Ordenanza N° 2773/13, fue la de desafectar del dominio público municipal” tanto el lote del matadero como así también todos aquellos destinados al Parque de Servicios Industriales. 

Argumentos

Los jueces del TSJ concluyeron que las críticas de la apelación “no alcanzan a poner de manifiesto un yerro en el razonamiento del Juez (Nicolini), sino que siguen girando sobre una cuestión -la finalidad y uso específico que tenía dicha fracción de tierra y la diferencia de nomenclaturas catastrales- que si bien en un principio pudo servir como hipótesis para fundar su acción en pos de la nulidad parcial de la ordenanza impugnada, lo cierto es que la sentencia la ha desestimado con argumentos que no encuentran mérito para ser descalificados”.

“Por lo demás, la finalidad o uso público distinto para ambos predios -conforme fuera dispuesto al momento de su afectación mediante Ordenanza Nº 162/84- no conlleva a acreditar un yerro en la conclusión extraída por el Magistrado”, sostuvieron en la sentencia.

Los jueces del TSJ afirmaron que la desafectación “alcanzó tanto al lote individualizado como a los restantes que integraban el mentado predio, incluso al reservado al Matadero Municipal por integrar la totalidad del predio destinado al destino frustrado”.

“En suma, los cuestionamientos traídos por la recurrente no acreditan la existencia de las tachas imputadas al razonamiento del sentenciante ni a su conclusión, por lo que no se advierten motivos para modificar la decisión impugnada en cuanto resolvió el rechazo de la demanda impetrada”, aseguraron Gennari y Elosu Larumbe.