18
Wed, Oct

Impugnaron la sentencia que condenó a un policía por intento de robo en un trágico vuelco

Judiciales
Tipografía

El efectivo fue condenado a un año y 4 meses de prisión en suspenso e inhabilitación para ejercer cargos públicos. El abogado defensor cuestionó la falta de imparcialidad del juez y formuló varios planteos de nulidad. 

El abogado Javier Cardellino, defensor particular del empleado de la Policía de Neuquén Pablo Parada, impugnó la sentencia del juez Juan Pablo Balderrama, que condenó a un año y 4 meses de prisión condicional e inhabilitación perpetua para ejercer cargos públicos al policía como autor penalmente responsable del delito de intento de peculado.

Cardellino recurrió ante el Tribunal de Impugnación de la provincia para que revise la sentencia condenatoria. Y solicitó el sobreseimiento del policía imputado.

Balderrana condenó a Parada porque concluyó que en el juicio se probó que Parada intentó apoderarse de varios elementos del Instituto Nacional de Cine y de Artes Audiovisuales (Incaa) que eran transportados en una camioneta que conducía un empleado de ese organismo nacional. El conductor murió en el siniestro vial.

Parada era el oficial a cargo del destacamento Nahuel Huapi, que depende de la comisaría 28 de Villa La Angostura, cuando ocurrió el vuelco fatal el 26 de septiembre de 2016.

Resultado de imagen para accidente incaa

En cambio, Balderrama absolvió por falta de pruebas al policía Luis Alberto Mendoza, que había sido acusado por el mismo delito por la fiscalía.

Cardellino informó que planteó la nulidad del juicio en la impugnación “por la manifiesta falta de imparcialidad del juez Balderrama al no permitir a la defensa que interrogue libremente a los testigos, interrumpiendo y negando la posibilidad de interrogar”.

Planteó además la nulidad del proceso “por haber realizado la audiencia de formulación de cargos sin que los imputados hayan designado abogado defensor ni estar presente en las audiencias”.

Resultado de imagen para accidente incaa

Cardellino insistió con “la nulidad de las escuchas telefónicas ilegales admitidas en el juicio como prueba, las que no fueron ordenadas por ningún juez de garantías y se realizaron ocultándole al imputado Parada que lo estaban grabando”.

También cuestionó “la falta de configuración del tipo penal peculado porque requiere que los bienes sustraídos deben ser del Estado y los bienes del Incaa no son del Estado porque el Incaa es un ente autárquico público no estatal”.

Pedido de sobreseimiento

Pidió el sobreseimiento de Parada “porque no hay ningún testigo ni otra prueba que lo vincule a Parada en la manipulación de las cosas secuestradas ni antes ni después del allanamiento” y dijo que la participación de Parada “sólo fue de confeccionar el acta de entrega de las cosas, pero él no estaba cuando se entregaron…”

La fiscalía de Villa La Angostura les había atribuido a los dos policías imputados haber intentado apropiarse de varios elementos que transportaba Esteban Luis Sardi, que murió el 26 de septiembre de 2016 tras un vuelco en la Ruta Nacional 237.

Sardi era empleado del Incaa y regresaba a Buenos Aires cuando sucedió el siniestro vial, después de que participara de un Festival Audiovisual, que se hizo en Bariloche.

El fiscal atribuyó a los policías haber tratado de apoderarse de un proyector de cine, un televisor de 42 pulgadas, y otros elementos como reflectores, que Sardi transportaba en el automotor que conducía cuando volcó.

Personal del destacamento Nahuel Huapi hizo las diligencias en el lugar del vuelco y levantó los elementos que transportaba la víctima.

Se hizo el acta de secuestro correspondiente y se informó al fiscal del procedimiento que se había hecho. Pero hubo elementos que la fiscalía señaló que fueron ocultados dolosamente por los policías imputados.

Un policía descubrió los elementos en un galpón ubicado en el predio del destacamento Nahuel Huapi y advirtió la situación a las autoridades policiales.