22
Fri, Sep

Intruso en la Planta de Campamento asegura tener una autorización de un funcionario de la Provincia

Judiciales
Tipografía

El Dr. Héctor Vénica defiende a quien ocupa este predio valuado en varios millones de dólares, mientras que la Provincia como Parques intentan recuperarlo. El profesional asegura que "no se acreditó la usurpación". La causa se inició en el 2012 ante la denuncia del Consejo Provincial de Educación de Neuquén.

El abogado local Héctor Vénica, que defiende a Luis Alberto Figueroa en la demanda penal, que se inició a finales de 2012 tras la denuncia por el presunto delito de usurpación del complejo de la Planta Campamento Huemul, explicó que para la ex Cámara de Apelaciones en lo Criminal de la provincia  no se acreditó el delito atribuido a Figueroa.

Uno de los documentos clave que presentó la defensa en el recurso de apelación fue un acta emitida por la Provincia del Neuquén, Subsecretaría de Estado de Recursos Naturales, Dirección General de Tierras y Colonización del 20 de octubre de 1999 por la que autoriza al señor Figueroa Luis Alberto “…a mantener la ocupación e introducir nuevas mejoras y que presente el proyecto productivo que hace mención…”  

Vénica recordó a LA ANGOSTURA DIGITAL que la Cámara hizo lugar al recurso de apelación que había presentado contra el fallo del entonces juez en todos los fueros de Villa La Angostura, Jorge Videla, que había procesado a Figueroa por el delito de usurpación.

Videla procesó el 8 de mayo de 2013 a Figueroa y dispuso la obligación de que abandone el lote. Vénica planteó en el recurso de apelación la inexistencia del delito y la extinción de la acción penal, además pidió que se dicte el sobreseimiento de Figueroa.

El defensor solicitó que se suspenda el inmediato desalojo por medio de la fuerza pública, que había ordenado Videla.

Antecedentes

En el recurso, Vénica recordó que la causa se inició con la denuncia que hizo el 4 de diciembre de 2012, Gustavo Darío Asensi, en su carácter de director de Educación Física del Consejo Provincial de Educación.

Asensi manifestó que por intermedio del guardaparque tomó conocimiento que a principio de 2012 una persona habría ocupado el predio haciendo trabajos de mejoras y alambrado.

La fiscalía inició la investigación preliminar. Después, el fiscal imputó a Figueroa que en fecha incierta pero con posterioridad a septiembre de 2011 y anterior a junio de 2012, despojó al Consejo Provincial de Educación de la Provincia del Neuquén de la tenencia del inmueble identificado como campamento Educativo Huemul”, ubicado dentro de la reserva Nacional Nahuel Huapi, costa Norte del Lago Nahuel Huapi, sobre la ruta nacional 231 (actual ruta nacional 40), “invadiendo el inmueble para mantenerse en su ocupación mediante la utilización de terceras personas contratadas para realizar trabajos en el predio”.

El fiscal sostuvo que la acción de Figueroa se hizo “mediante clandestinidad, al haberse practicado en un lugar despoblado, en ausencia de quien ejercía la tenencia del inmueble impidiéndole que pueda ejercer actos de defensa”.

La indagatoria

El 22 de marzo de 2013, el juez indagó a Figueroa que entregó el acta donde se lo autorizó a permanecer en el lugar para que realizara trabajos de mejora y dijo que en 1997 “frecuentaba el lugar y noté que había un montón de gente que iba a llevarse cosas, a desmantelar el lugar”.

“Después en 1999, yo solicité a la Provincia un permiso para permanecer en el lugar y en dicha oportunidad se labró el acta”, sostuvo en la indagatoria.

“Desde ese momento yo acomodé una de las casas que hay en el predio e iba frecuentemente. Después como yo no podía estar en el lugar permanentemente y estos chicos que vinieron a declarar y actualmente están allí necesitaban un lugar les di la posibilidad de que estuvieran allí”, explicó Figueroa al juez en la indagatoria.

“La ocupación que ejerzo es pública y pacífica y continua desde la fecha que consta en el acta. También planté frutales”, sostuvo y alegó que no cometió el delito de usurpación.  Después, el juez solicitó al entonces director general de Tierras de la Provincia del Neuquén que remita copias de las actuaciones tramitadas en relación al lote cuya ocupación diera origen a la causa.

Informe de Tierras

El entonces director general de coordinación de la Subsecretaría de Tierras, Gustavo Berzano, informó “…que al no contar con las coordenadas Sistema Posgar 94, de acuerdo a lo informado por la Arq. Mariana Borja mediante informe interno (se adjunta copia) no se puede otorgar información respecto a la tierra en cuestión”.

“Asimismo se informa que no se registran antecedentes del Sr. Luis A. Figueroa en esta Subsecretaría de Tierras. Aclaramos que el presente informe surge de datos documentados en el Departamento Registro, sin perjuicio de las variaciones que puedan surgir de las actuaciones o expedientes que no han sido remitidos a este Departamento…”, consignó Vénica en la apelación.

Vénica advirtió que en el accionar de Figueroa “no existe violencia; no existe amenazas; no existe engaños; no existe abuso de confianza; no existe clandestinidad ni tampoco despojo”.

“Por el contrario la tenencia del señor Figueroa Luis Alberto, está plenamente justificada no sólo con el acta, sino también con el Acta labrada con fecha 7 de abril de 2004, por la autoridad de Tierra y Colonización de la provincia del Neuquén, donde puede observarse que el plexo probatorio de la tenencia del señor Figueroa, no solo se sustenta en el Acta acompañada en oportunidad de brindar declaración indagatoria del año 1999, sino también en esta acta del año 2004…”, indicó el defensor.

“Instrumento  llevado a cabo más de siete años después de estar autorizado y ocupando dicho inmueble”, indicó el defensor. Por eso, Vénica planteó la inexistencia del despojo del lote al CPE.

El CPE no tenía la tenencia

“Las diligencias practicadas sobre el inmueble, las actas emitidas por la autoridad de Tierra y Colonización de la Provincia del Neuquén del año 1999 y 2004 acompañadas por el señor Figueroa sumado a los únicos trabajos de mejoras realizados resulta de evidencia palmaria la inexistencia de otro tenedor que no fuera el Señor Figueroa”, planteó Vénica.

Alegó que el CPE “jamás estuvo en el terreno ni ocupó el mismo, como tampoco ejerció acto alguno que implique una tenencia efectiva y real, motivo por el cual no puede ser víctima del supuesto despojo que denuncia”.

La ex Cámara de Apelaciones en lo Criminal de la provincia hizo lugar el 9 de agosto de 2013 al recurso que había presentado la defensa de Figueroa.

Por eso, revocó el procesamiento de Figueroa. Además, dejó sin efecto la orden de desalojo y dispuso la falta de mérito del imputado. Tras ese fallo, la fiscalía se quedó sin argumentos como para seguir adelante con la investigación.

En enero de 2014 la justicia dispuso un acercamiento entre Figueroa y el CPE en una instancia de mediación, pero no hubo acuerdo.

Vénica aclaró que el fallo de la Cámara significa que no se acreditó el delito atribuido a Figueroa, “no significa reconocimiento de derecho alguno, sino que no está acreditado que haya existido usurpación”. El abogado dijo que no tiene conocimiento de que haya en trámite alguna causa civil y aseguró que “no lo representa a Figueroa en ninguna otra cuestión”.