20
Sat, Jul

Mapuches critican al fiscal y a Manu Ginóbili por impulsar un juicio por usurpación

Judiciales
Tipografía

Así lo señalaron en un comunicado que difundieron esta mañana. “Para descargar el palo sobre los mapuche, la justicia del Ministerio Público Fiscal es rápido y eficaz”, afirmaron.

 

Autoridades de la comunidad mapuche Paicil Antrio y de la Confederación Mapuche Neuquina salieron a criticar con dureza al fiscal Adrián De Lillo por haber presentado el requerimiento de apertura a juicio contra 6 integrantes de esa comunidad, que están imputados por el delito de usurpación en dos lotes ubicados en el faldeo del cerro Belvedere.

También criticaron al basquetbolista retirado Emanuel Ginóbili por impulsar la causa penal. Ginóbili se constituyó en querellante, con el patrocinio de un abogado, en la causa que se inició contra Daniel Esteban Paredes Malpu por el delito de usurpación.

Y cuestionaron además al ministro de Producción e Industria de la provincia Facundo Lopez Raggi.

Así lo expresaron en un comunicado que difundieron esta mañana de miércoles con el título: “Nueva embestida de “Manu” Ginóbili contra pu mapuce, esta vez con el apoyo de la fiscalía y la provincia de Neuquén buscando el desalojo de la comunidad Paicil Antriao”.

“Este marte 28 de mayo numerosos miembros del Lof Paicil Antreao recibirán de la justicia neuquina los cargos de “usurpadores” con el fin de llevarlos a juicio oral y público a la mayor brevedad”, indicaron en el comunicado.

“Para descargar el palo sobre los mapuche, la justicia del Ministerio Público Fiscal es rápido y eficaz. Tiene al fiscal Adrián De Lillo, un operador muy ágil y servicial”, señalaron.

“Pero otro que acude presto a brindar colaboración para la represión es el ministro de Producción e Industria Facundo Lopez Raggi. Él mismo ministro que no ha hecho nada para reparar el daño ecológico que provocaron los delincuentes del Fideicomiso Lago Correntoso y que, por el contrario, genera una política de encubrimiento sobre los que amenazan al bosque nativo y a la comunidad”, denunciaron.

Recordaron que uno de los querellantes es “Manu” Ginóbili, “el ídolo deportivo y “embajador cultural” del gobierno de Argentina. El otro acusador es el empresario Converti, relacionado al Fideicomiso Lago Correntoso”.

“En paralelo a la intención de enjuiciar a los mapuche, la causa de los matones que vinieron desde Buenos Aires para sacar a los golpes a la comunidad, no tiene ningún avance, a pesar del pedido de urgente justicia de la comunidad agredida a golpes por estos matones profesionales”, denunciaron en el comunicado.

La primera causa

El fiscal Adrián De Lillo presentó a finales de abril pasado el requerimiento de apertura a juicio contra 6 integrantes de la comunidad mapuche Paicil Antriao, que están imputados por el delito de usurpación en lotes ubicados en el faldeo del cerro Belvedere.

Y pidió la audiencia de control de acusación, que es la etapa que una causa debe superar para llevar a los imputados a juicio.

La Oficina Judicial citó al fiscal, los defensores y los querellantes para el 28 de mayo próximo a la audiencia de control de acusación, informaron fuentes judiciales.

En una de las causas se les atribuye a los 6 acusados el hecho que ocurrió alrededor de las 13 del 23 de agosto del año pasado, cuando un grupo de más de 10 personas, algunos de ellos con su rostro cubierto, se presentaron como integrantes de la comunidad Paicil Antriao, entre quienes estaban Damián Andrés Olivero, Ángel Saúl Mellado y Andrés Leonardo Hernández, invadieron el predio de y ejercieron amenazas sobre los

8 operarios que trabajaban en el predio ubicado en la calle Traful al 940 de esta localidad.

Los trabajadores habían sido contratados por Fabián Atilio Converti.

Los acusados y sus acompañantes les manifestaron a los operarios que debían abandonar la propiedad. Según la acusación fiscal, ejercieron violencia psicológica al infundir mayor temor por el número y la actitud hostil.

La imputación fiscal indica que después al menos cuatro de los integrantes del grupo, identificados como Daniel Esteban Paredes Malpu, Nelson Gustavo Cárdenas, Andrés

Leonardo Hernández y Ángel Saúl Mellado, ocuparon el primer piso de la obra en construcción existente en el terreno, manteniéndose en forma continua.

Después, la madrugada del 25 de agosto de 2018, un grupo mayor a cinco integrantes, alguno de ellos con el rostro cubierto, entre los que se encontraban Lucas José Cahuimpan y Ángel Saúl Mellado golpearon y quitaron los tabiques ubicados en las aberturas, ejercieron actos de amenazas al manifestarles a los cuatro operarios contratados por Converti, que ocupaban la planta baja de la obra en construcción ubicada en ese predio, que si no se iban, prenderían fuego el lugar y que tenían fierros.

Luego, invadieron ese espacio de la planta baja al ingresar contra la voluntad de los operarios, que se marcharan del lote. Así, los imputados ocuparon el predio y provocaron el despojo total de la posesión de Converti.

La segunda causa

En la otra causa, sólo está imputado Paredes Malpu. En ese expediente el cuidador del terreno de Emanuel Ginóbili denunció que integrantes de la comunidad mapuche Paicil Antriaro lo sacaron por la fuerza del lugar.

De acuerdo a la imputación de la fiscalía, Paredes Malpu formó parte de un grupo de aproximadamente 20 personas que se constituyeron el 13 de junio del año pasado en la puerta de entrada de la vivienda que ocupaba Guillermo Martínez, cuidador del predio ubicado en la calle Traful 1147 de Villa la Angostura, propiedad de Ginóbili.

Mediante dicho accionar intimidante, el cuidador se retiró de la vivienda contra su voluntad y junto a sus hijas menores de edad.

De ese modo, despojaron totalmente a Ginóbili de la posesión del inmueble para que Paredes Malpu se mantuviera en él.

 

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.