23
Sat, Mar

Médica sufrió lesiones en el camping mapuche y le hará juicio al municipio

Judiciales
Tipografía

La mujer sufrió un accidente y se le rompieron dos dientes en el parador del camping del Correntoso. La propiedad la ocupan integrantes de la comunidad Paicil Antriao y el municipio reclama judicialmente su restitución.

 

La médica María Susana Baffa, que trabaja en un conocido sanatorio de Bariloche, relató el mal momento que vivió el 1º de enero en el camping del lago Correntoso, donde sufrió lesiones en su rostro como consecuencia de una caída en la confitería que explotan integrantes de la comunidad mapuche Paicil Antriao.

Dijo que a raíz de la caída sufrió además la rotura de dos dientes y adelantó que prepara un reclamo contra el municipio, porque entiende que es el responsable de controlar el funcionamiento de la confitería o parador que funciona en ese camping.

Baffa contó que el 1 de enero viajaron desde Dina Huapi, donde tiene su domicilio, hasta Villa La Angostura, junto a su madre, su pareja, la hija del hombre.

Fueron al camping del lago Correntoso y quisieron comer algo en la confitería que funciona en ese lugar. “Dejamos a mi madre sentada donde había una sombrilla, cerca de una baranda y con Marcelo (su pareja) fuimos a pedir algo para comer”, comentó.

Dijo que pidieron la comida y cuando salió de la confitería “volé y me caí al piso y me destruí la cara”.

“Marcelo salió corriendo a auxiliarme, yo estaba con el rostro todo ensangrentado”, explicó la mujer.

Señaló que se tropezó con “un tubito que sobresalía del piso”. Se trata de un accesorio donde ponen las sombrillas de las mesas.

“La mujer que atendía me dijo que ella había armado las mesas, pero justo no había armado esa donde estaba el tubito con el que me tropecé y caí”, comentó.

“Quedé tirada en el piso boca abajo, ensangrentada, y al lado armaron la mesa como si nada hubiera pasado”, sostuvo, indignada. Dijo que los responsables del local comercial “jamás me ayudaron. Una turista les pidió un botiquín como para las primeras curaciones, pero no tenían, sólo me dieron hielo”, señaló Baffa.

“Yo lo único que quería era irme del lugar y hacerme atender”, sostuvo. Y lamentó que el sujeto que atendía y que no le brindó asistencia, “se había parado a fumar como si nada pasaba. No llamaron una ambulancia y no nos acompañaron al hospital”, lamentó la médica lesionada. El evento ocurrió alrededor de las 15 del 1 de enero.

Atendida en el hospital local

Dijo que su pareja la llevó hasta el hospital de Villa La Angostura, donde fue bien atendida. Comentó que pidió que le hicieran una radiografía de la mano derecha porque le dolía mucho. “La atención en el hospital fue fantástica y súper rápida”, afirmó.

Dijo que después regresó a Bariloche y en su trabajo en el sanatorio San Carlos le hicieron una tomografía computada.

Volvieron a limpiar las heridas y practicaron las suturas y curaciones.

Explicó que el golpe fue tan fuerte atravesó la piel y lesionó hasta la mucosa. “Se me rompieron dos dientes y me duelen”, sostuvo. La mujer no identificó a las personas responsables de la confitería, donde sufrió la violenta caída. Sólo indicó que había una mujer y un hombre al frente de ese comercio que funciona en el camping. “No se identificaron, sólo había un cartel que decía Antriao”, recordó la médica.

Dijo que su abogada María Rodrigo prepara una carta documento para enviarle al municipio de Villa La Angostura “porque es el responsable de una manera u otra porque si ese predio le pertenece es su responsabilidad y, sobre todo, porque otorga la habilitación comercial”.

El mayor dolor de la mujer fue porque no le prestaron auxilio en ningún momento. Dijo que cuando sufrió la caída había mucha gente en la playa.

El municipio presentó una demanda civil en mayo de 2013 contra Hugo Montes para recuperar el camping Correntoso. La causa se tramita en el juzgado civil de primera instancia de Junín de los Andes, a cargo del juez Andrés Luchino.

El exintendente Roberto Cacault hizo la denuncia penal y civil contra Hugo Montes porque la concesión había finalizado en el verano del 2010/2011 y debía devolver el lugar y no lo hizo.

En noviembre pasado, Cacault declaró como testigo en la demanda civil y relató que en marzo de 2012 se lo intimó a Montes a devolver efectivamente el camping y no lo hizo porque argumentó que eran una comunidad de pueblo originario y que esa tierra era de la comunidad.

 

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.