21
Tue, Nov

Otra denuncia contra mapuches por avanzar con una obra no autorizada en el camping Correntoso

El predio se encuentra en conflicto entre el municipio e integrantes de la comunidad Paisil Antriao.
Judiciales
Tipografía

El viceintendente Bruno Barbagelata denunció ayer en la fiscalía local el supuesto incumplimiento de los demandados a una medida cautelar dispuesta por la justicia civil. Denunciaron que siguen construyendo una vivienda a pesar de que está vigente una medida de no innovar

El gobierno municipal presentó ayer otra denuncia en la fiscalía de Villa La Angostura contra los mapuches que ocupan el predio del camping del lago Correntoso porque avanzan con la construcción de una vivienda sin autorización judicial.

El viceintendente Bruno Barbagelata radicó ayer la denuncia donde advirtió que los ocupantes avanzaron con la construcción sin respetar la orden judicial de no innovar que dispuso la justicia civil.

Fuentes oficiales informaron a LA ANGOSTURA DIGITAL que un inspector del municipio constató que los ocupantes desoyeron la medida judicial y siguen adelante con la edificación de una vivienda en el camping, cuya restitución reclama la Municipalidad de Villa la Angostura.

El viceintendente señaló en la denuncia que se trata de un nuevo incumplimiento por parte de los demandados de la medida cautelar (de no innovar) en la causa judicial que la Municipalidad de Villa La Angostura promovió contra Hugo Montes y otros para recuperar el predio.

La demanda civil se inició en mayo de 2013, pero hasta el momento todavía no hubo sentencia.

Barbagelata solicitó a la fiscalía que “se haga efectivo apercibimiento de desobediencia en los términos del artículo 239 del Código Penal”.

En la denuncia, el viceintendente señaló que “pese a lo ordenado por el otrora magistrado actuante” en la causa civil “y que fuera debidamente notificado, los demandados de forma maliciosa violentan constantemente la medida cautelar de no innovar…”

“En concreto, los demandados en total incumplimiento  con lo ordenado en sede judicial comenzaron a construir dentro del lote NC 16-20-53-3671 sin autorización judicial y/o municipal”, indicó el viceintendente en la denuncia.

Recordó que la situación “fue debidamente constatado y notificado por un inspector municipal” a través de un acta de inspección del 11 de julio de 2016.

“Ahora bien, nuevamente este municipio toma conocimiento del desoye de la manda judicial y solicita usu inmediata intervención a efectos de salvaguardar los derechos de esta parte”, indicó el denunciante.

Advirtió que el 5 de noviembre pasado, el mismo inspector municipal “pone en conocimiento de la asesoría legal del municipio que se constató que no se acató la orden de paralización obrante en el acta de inspección encontrándose hoy día la obra con un 80 por ciento de avance”.

“Pese a que se ordenó una medida de no innovar, los demandados hacen caso omiso a la misma y a espaldas del municipio realizan actos tendientes a alterar el inmueble, en palmario incumplimiento de la medida cautelar”, denunció Barbagelata.

Junto con la denuncia presentó el acta de inspección y fotos de la obra, entre otra documentación.  Y pidió a la fiscalía que dicte una orden para que los demandados cumplan la medida cautelar.

Antecedentes

A mediados del año pasado, el municipio había denunciado en el juzgado civil de Junín de los Andes, a cargo del juez Andrés Luchino, la obra que se ejecutaba en el camping del lago Correntoso.

Luchino dispuso que intervenga la fiscalía de Villa La Angostura. Pero no hubo novedades de esa investigación.

A finales del año pasado, fuentes judiciales explicaron que en el camping convivían dos facciones: un grupo está integrado por familias de la comunidad Paisil Antriao y el otro grupo responde a los referentes de la Confederación Mapuche de Neuquén.