22
Fri, Oct

Piden a la justicia avanzar con el desalojo de la comunidad Quintriqueo y familia Melo

Judiciales
Tipografía

Así lo solicitaron los abogados de María Cristina Broers que denunciaron que los demandados no cumplen la orden judicial de no innovar en el lote en litigio porque entraron más personas, apearon árboles y empezaron una construcción precaria.

 

Los abogados de María Cristina Broers denunciaron ante la juez Luciano Zani, que subroga el juzgado civil de Villa La Angostura, que miembros de la comunidad Quintriqueo y de la familia Melo incumplieron supuestamente la orden judicial de no innovar en los lotes que la demandante pretende recuperar desde hace varios años. Son tierras valiosas ubicadas a orillas del lago Nahuel Huapi, a unos 35 kilómetros de Villa La Angostura.

Por eso, solicitaron al magistrado que avance con el procedimiento de desalojo que había ordenado en diciembre pasado la jueza Andrea Di Prinzio después de que la sentencia favorable a Broers quedara firme.

Los abogados Adolfo Hugo Burgenik y Edgar Mario Bertero, recordaron que el 28 de marzo de 2012, en la causa civil principal, se había ordenado una medida cautelar de prohibición de innovar.

Señalaron que el juez de entonces ordenó abstenerse a toda persona que ingrese o se encuentre en el inmueble en disputa de “realizar actos que impliquen modificación y/o alteración de las condiciones naturales del mismo debiendo específicamente abstenerse de realizar apeos, talas o remoción de ejemplares arbóreos de especies nativas y/o exóticas que integren la masa boscosa del inmueble debiendo asimismo abstenerse de afectar de cualquier modo las construcciones edilicias, canales de irrigación u obra alguna que se encuentre asimismo en el predio”.

“Lo cierto es que tanto los codemandados Pascual Felidoro Quintriqueo, Comunidad Mapuche Quintriqueo, como los también ocupantes Melo, incumplieron reiteradamente la medida cautelar dictada, de lo cual nuestra parte dio aviso en innumerables oportunidades, sin que se obtuviera resultado alguno”, denunciaron los abogados de la demandante.

El nuevo hecho

“Lo cierto es que ahora se produce un nuevo incumplimiento de la medida cautelar de prohibición de innovar, al punto de que en un sector del inmueble de propiedad de la Sra. Broers ubicado hacia el cardinal Norte de la Ruta Nacional 40 (Ruta de Siete Lagos) se están asentando –o se han ya asentado– una serie de personas y han apeado especies arbóreas y empezado algún tipo de construcción precaria, todo ello en el sector próximo al que ocupan, también ilegítimamente, los Melo”, afirmaron en el escrito.

“Lo particular de este asentamiento es que no pareciera tratarse de personas que no tengan recursos económicos, puesto que se ve en las fotos que acompañamos como instrumental que se movilizan en un vehículo relativamente nuevo y en muy buen estado de conservación, lo que da a pensar es que se trata de simples delincuentes

que aprovechan el hecho de que aun la justicia no haya posibilitado el desalojo del inmueble, tal como se ordenó en la sentencia de primera instancia que quedó firme, poniendo a nuestra mandante en un estado de total indefensión frente al abuso de los Quintriqueo, Melo y ahora estos terceros ocupantes”, afirmaron.

Los abogados de Broers plantearon que se tenga “por denunciada la ocupación y nuevo incumplimiento de la medida cautelar de prohibición de innovar oportunamente dictada” en la causa principal.

Solicitaron que se libre mandamiento de constatación, se tengan presentes las personas autorizadas, “y de comprobarse efectivamente lo que venimos a plantear, se dé intervención a la justicia en lo penal en razón del incumplimiento de una orden judicial, y/o posible comisión de un delito de usurpación”.

Pidieron que se incorporen los escritos oportunamente presentados que no han sido ingresados al expediente, “se resuelva el planteo de incompetencia y nulidad efectuado por la comunidad Quintriqueo rechazándolo, y continúe el procedimiento de desalojo según su estado”.

Nuevos intrusos

También, Bertero manifestó en otro escrito presentado ante el juez que “mientras mi parte (por Broers) no puede lograr todavía llevar adelante el desalojo del inmueble, que fuera oportunamente ordenado” y que se tramitó en el mismo juzgado, “mi mandante me ha informado que se ha producido una nueva intrusión de personas que desconocemos en el lote de su propiedad –de lo cual acompaño fotos–, lo que motivó que se realice una denuncia en sede policial de Villa La Angostura”.

“Esta manifestación es a los efectos de que se tenga presente y, por tanto, quede incluido cualquier tercero ocupante del Lote Pastoril 42 de propiedad de la Sra. Broers en el mandamiento de desalojo que se libró, tal y como fue oportunamente ordenado en estos autos”, afirmó el abogado de Broers.