21
Wed, Apr

Postergaron el juicio para definir la pena contra un abuelo imputado de abuso

Foto: Nahuel Diuorno
Judiciales
Tipografía

Así lo resolvió el tribunal a partir de una presentación del defensor particular que alegó estar enfermo. La fiscalía admitió el pedido. Familiares indignados. “Notificó que se encontraba enfermo, pero no presentó certificado médico, nada”, sostuvo Valeria Navarro.

 

El juicio para definir la pena a imponer a Enrique Loncón, que fue declarado culpable a finales del año pasado por haber cometido abusos sexuales gravemente ultrajantes en perjuicio de una nieta se suspendió a último momento. La decisión causó indignación entre familiares de la víctima.

La audiencia había sido convocada para este jueves, pero se aplazó hasta el 30 de marzo.

Valeria Navarro informó esta mañana de viernes que el defensor particular del imputado, Alejandro Bustamante,  “notificó que se encontraba enfermo, pero no presentó certificado médico, nada”.

“Pero la fiscalía le hizo lugar al pedido de postergación, sin pedir nada”, afirmó, indignada.

“Algo así, como ¿lo hacemos el 30 de marzo?, ¿te parece, te va bien?, en estos términos. Indignación total, repudio total. Nunca nos consultaron a la familia de la víctima”, denunció.

En declaraciones a LA ANGOSTURA DIGITAL Navarro explicó que tenían todo preparado para el juicio de sentencia, que se postergó. “Tuve que viajar y encima me encuentro con toda esta situación, peor”, sostuvo.

“Bustamente dijo que estaba enfermo, de hecho tengo la notificación y dice que no hay nada que haya presentado y la fiscalía le hizo lugar”, cuestionó.

“Nosotros no vamos a bajar los brazos. Si bancamos tres años toda la injusticia que se olviden. No vamos a bajar los brazos hasta el final”, aseguró Navarro.

A principios de diciembre pasado, los jueces Juan Pablo Balderrama, Diego Fernando Chavarría Ruíz y Mario Oscar Tommasi declararon a Loncón autor penalmente responsable por el delito de abuso sexual gravemente ultrajante en perjuicio de una nieta. El mismo tribunal intervendrá en el juicio de cesura. Es un fallo de primera instancia que la defensa lo puede apelar, por lo tanto, no hay sentencia firme por ahora.

El fiscal de Villa La Angostura Adrián De Lillo acusó al hombre de haber cometido abusos sexuales gravemente ultrajantes en perjuicio de una nieta, en forma reiterada y sistemática durante varios años.

Desde la Fiscalìa se aclaró que no consintió la postergación del juicio de cesura, siendo la Ofician Judicial la que define las fechas de audincias.

Según la teoría del caso de la fiscalía, los hechos ocurrieron en fecha indeterminada, pero en el período comprendido entre el 24 noviembre del 2006 y el 31 diciembre del año 2017, en Villa La Angostura.

El imputado “mediante violencia física, abusó sexualmente en forma continuada, reiterada y sistemática” de la víctima durante el lapso temporal en que la niña contaba entre 6 y 17 años de edad. Hoy, la víctima es mayor de edad.

Fuentes judiciales informaron días atrás que la pena mínima para el delito por el que fue declarado culpable es de 8 años de prisión, según el Código Penal.