20
Thu, Feb

Se viene otro capítulo en la causa por la ocupación del camping del lago Correntoso

Judiciales
Tipografía

La Cámara de Apelaciones en lo Civil y Comercial del interior de la provincia tiene el recurso que la comunidad Paichil Antriao presentó para tratar de revocar la sentencia, que ordena restituir el camping a la Municipalidad de Villa La Angostura.

 

El juez civil de primera instancia de Junín de los Andes Andrés Luchino elevó el expediente, con la apelación de la comunidad mapuche Paichil Antriao y los ocupantes del predio del camping del lago Correntoso, a la Cámara de Apelaciones en lo Civil, Comercial, Laboral y de Minería del interior de la provincia, que tiene su sede en San Martín de los Andes.

Los jueces de una de las salas de esa Cámara serán los encargados de analizar el recurso que el apoderado legal de la comunidad Paichil Antriao y otros ocupantes presentó para tratar de revocar la sentencia de Luchino que ordenó restituir el camping del lago Correntoso a la Municipalidad de Villa La Angostura.

Según pudo pudo constatar LA ANGOSTURA DIGITAL el expediente con todas las actuaciones fue enviado el miércoles desde el juzgado civil, a cargo de Luchino, hasta la Cámara de Apelaciones.

La Municipalidad presentó el 31 de julio de 2013 la demanda para recuperar el camping contra Hugo Montes, Mario Railaf, María Sofía Antriao, Marina Vanesa Montes, Mirta Cornelio, Lito Barría, Amantina Gutiérrez y Mari Cárdenas y la comunidad Paichil Antriao.

La demanda la había presentado en el juzgado en todos los fueros de Villa La Angostura, pero el juez Jorge Videla se excusó de entender en la causa. Por eso, fue a parar al juzgado de Luchino.

El Fiscal de Estado había sido citado como tercero, pero no compareció.

Luchino recordó que había dictado sentencia que fue notificada a los abogados y abogadas de las partes el 12 de diciembre pasado.

Sostuvo que contra esa sentencia, la parte demandada –comunidad Paichil Antriao- interpuso recurso de apelación, que se concedió libremente y con efecto suspensivo, lo que dejó sin efecto la orden de desalojo que Luchino había dictado para que los ocupantes restituyan el camping en un plazo de 30 días, bajo apercibimiento de desalojarlos. En los próximos días se conocerán los fundamentos de la apelación.

Antecedentes

Luchino les había impuesto a los demandados el pago de 58.640 pesos al municipio por los daños y perjuicios, más los intereses desde el 31 de octubre de 2011 hasta el efectivo pago a la tasa activa que percibe el Banco Provincia del Neuquén SA. También, las costas del proceso judicial que comenzó en 2013.

Para Luchino, la municipalidad demostró que es la propietaria del balneario del lago Correntoso. Mencionó que la municipalidad presentó el título que acredita que adquirió el derecho real de dominio en el cual sustenta la acción de reivindicación promovida.

El juez recordó que el último concesionario –Hugo Alberto Montes- al expirar el plazo de la concesión el 31 de octubre de 2011 “se negó a restituir” el predio a su propietario tal como estaba obligado conforme lo previsto en el artículo 2465 del Código Civil. Aseveró que después, miembros de la comunidad mapuche Lof Paichil Antriao ingresaron al camping.

Luchino recordó que la comunidad Lof Paichil Antriao había mencionado que el inmueble se encontraba bajo su posesión ancestral y era de propiedad comunitaria en los términos del artículo 75 inciso 17 de la Constitución Nacional (y actual artículo 18 del Código Civil y Comercial), “pero no produjo ninguna prueba para acreditar tal circunstancia”.

 

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.