19
Sat, Jan

Testigos aseguraron que el camping del lago Correntoso pertenece a la municipalidad

Judiciales
Tipografía

Así lo declararon los exintendentes Roberto Cacault y Hugo Panessi, que declararon en la causa civil que el municipio promovió contra Hugo Montes para recuperar el predio.

 

Los exintendentes Roberto Cacault (MPN) y Hugo Panessi (PJ) declararon como testigos en la causa civil que promovió la municipalidad en mayo de 2013 contra Hugo Montes para recuperar el camping Correntoso. La causa se tramita en el juzgado civil de primera instancia de Junín de los Andes, a cargo del juez Andrés Luchino.

Cacault y Panessi sostuvieron que el predio pertenece a la municipalidad. En el mismo sentido se expresaron la exconcejala Angélica Roche (PJ) y el exfuncionario municipal Pablo Irizar, según informaron fuentes con acceso a la causa. Los testigos declararon el 15 de este mes.

Panessi declaró que se hizo una obra importante en su segundo período de gobierno (2003/2007). Indicó que se trata de una toma de agua con bombas que impulsan el agua hacia la localidad.

Relató que por lo que tiene entendido “en la parte limítrofe con la calle sigue estando la familia Montes, administrando la proveeduría. No sé si también dormis o carpas. Y en la del fondo estarían asentados representantes de pueblos originarios y desconozco cuál es su funcionamiento. Esto último en la vieja construcción cerca de la toma de agua”.

Recordó que el camping fue dado a licitación en 2004 ó 2005. “Llamamos a licitación, hubo dos o tres ofertas y el ganador fue Hugo Montes”, explicó.

Recordó que antes de la licitación, lo administraba la municipalidad, específicamente el área de juventud y deporte.

Panessi afirmó que el propietario es la Municipalidad de Villa la Angostura. “Lo sé porque como concejal, en el período 1991/1995 hicimos acciones y vi documentación en donde se regularizaba o intentaba regularizar dicha documentación que incluía no solamente los lugares que en ese momento se usaban de proveeduría y el espacio de carpas, que estaba más cerca del lago, sino también la parte más alta que en algún momento fue pretendida para negociar por parte de la mencionada inmobiliaria privada”, recordó.

La denuncia

Cacault recordó que la administración por parte de la municipalidad del camping se dio entre 1987 y 1991, que era la administración de Marga Maure. Después, siguieron los distintos gobiernos haciendo licitaciones.

Dijo que en ese lugar está la toma de agua más importante del pueblo, que alimenta al taque de Lomas del Correntoso, que abastece al barrio Norte, zona centro, compensa el tanque de agua de Las Margaritas y barrio Mallin, El Once, se conecta con el tanque del barrio Piedritas y le da agua a toda la zona de Las balsas. Indicó que es casi el 70% de la población que se alimenta de agua por esta toma.

Cacault aseguró que las mejoras que existen las hizo la municipalidad en lo que es apoyatura del camping, al bombeo de agua, la casilla de bombeo y bombas en un trabajo conjunto entre la municipalidad y el ente provincial de agua.

Recordó que hizo la denuncia penal y civil contra Hugo Montes porque la concesión había finalizado en el verano del 2010/2011 y debía devolver el lugar y no lo hizo.

Relató que cuando asumió como intendente en diciembre de 2011, con el efecto aun del volcán no había actividad turística. Por eso, hacia marzo de 2012 se lo intima a Montes a devolver efectivamente el camping y no lo hace aduciendo que eran una comunidad de pueblo originario y que esa tierra era de la comunidad.

Los anteriores concesionarios

Roche recordó que en el período entre 1995 y 1999 se realizó una ampliación del bombeo ubicado en el lugar.

Dijo que el camping lo manejaba el propio municipio y en un primer momento se asignaba a un empleado municipal para su cuidado y después se empezó a licitar.

Recordó que la familia Buscaglia estuvo varios años en el camping. Después de los Buscaglia se hizo otra licitación que intervino el esposo de la testigo Héctor Hugo Gómez quien ganó la licitación y lo trabajaba Hugo Montes como socio con Gómez.

Relató que Gómez entregó en 1994, antes de culminar la licitación el camping al municipio, porque hubo diferencias.

Dijo que lamentablemente no dejaron cuidando a nadie en el camping y cuando volvieron a ir al camping descubrieron que habían saqueado todo lo que había en ese momento y después cree que pusieron a alguien como cuidador.

Declaró que Montes ganó después una licitación y pagaba un canon al municipio.

Dijo que no sabe si hay muchas mejoras porque no ha ido pero las anteriores pertenecen a la Municipalidad de Villa La Angostura, muchas de las mejoras hechas las hizo la gente que licito pero porque era para beneficio y se quedaba para la municipalidad.

Los ocupantes

Pablo Irízar aclaró que nunca existió comunidad mapuche en la localidad.

Recordó que desde hace muchos años que está instalada la bomba que transporta el agua que alimenta los tanques de barrio Norte e incluso ahora va hasta el barrio Las balsas.

Dijo que las mejoras referidas a edificios e instalación de bombeo las hizo el municipio durante la última gestión del ex intendente Roberto Cacault.

Sostuvo que antes había mejoras también hechas por el municipio. Indicó que el camping tiene más de 1.000 metros de costa de lago por 500 metros de ancho.

Declaró que una parte está ocupada por Hugo Montes y la esposa Sofía Antriao. La otra mitad está ocupada por gente que dice ser mapuche. Describió que el lugar está en total estado de abandono.

Declaró que el último año de la gestión de Cacault estuvo como director de Deportes y en ese momento realizaban todas las actividades deportivas en ese camping, pero no se pudieron realizar más por que se ocupó.

El municipio hizo denuncias a mediados de 2016 y en noviembre de 2017 en la fiscalía de Villa La Angostura por el presunto incumplimiento por parte de las personas demandadas de la orden del juez civil de no modificar el estado de situación en el camping Correntoso (orden de no innovar).

Desde el municipio se denunció que los ocupantes habían hecho una construcción ilegal en el predio en litigio. En el camping se instalaron hace bastante tiempo familias de la comunidad Paisil Antriao.

Por eso, el municipio había pedido a la fiscalía local que “se haga efectivo apercibimiento de desobediencia en los términos del artículo 239 del Código Penal”.

 

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.