20
Fri, Oct

Colocaron carteles de prevención vial para las escuelas y no duraron ni 12 horas

La ciudad
Tipografía

Personal de Tránsito del municipio instaló ayer por la mañana los carteles a pedido de las autoridades de las escuelas 353 y 341, pero anoche las vándalos ya habían hecho -una vez más- de las suyas.

Otra vez el vandalismo dejó su huella. Esta vez ocurrió en la calle Paichil, en inmediaciones de la Escuela 341, donde desconocidos arrancaron un cartel vial que personal del área de Tránsito del municipio había instalado como medida de prevención.

El cartel que indicaba a los conductores circular a baja velocidad por la presencia de alumnos en el sector había sido instalado ayer por la mañana, pero anoche había sido arrancado por desconocidos.

“No duró ni doce horas colocado”, lamentó el secretario de Seguridad, Tránsito y Transporte del municipio Rubén Monzón, que informó del hecho de vandalismo.

Explicó que empleados municipales de Tránsito pusieron cartelería vial ayer en las escuelas primarias 341 y 353 a pedido de las autoridades educativas de esos establecimientos y de vecinos del sector. Justamente, no había cartelería vial en esos lugares.

“La verdad que es todo un tema el de la cartelería. Tal vez algún vecino que creyó que el cartel le molestaba y lo sacó y lo dejó tirado arriba de unos palos”, explicó anoche Monzón.

“Es toda una mala acción de algún vecino que tal vez no le debe gustar que haya carteles que indiquen que está prohibido estacionar en horario escolar”, señaló. Dijo que justamente lo arrancaron después del horario escolar.

Dijo que tomaron conocimiento de la situación por una llamada de un vecino que observó el hecho, pero no quiso aportar datos de la persona que lo hizo.

“Una lástima porque los carteles que estamos poniendo es para proteger a los chicos y en menos de doce horas vienen y te los sacan”, lamentó Monzón.

Dijo que el incidente ocurrió en la calle Paichil donde está la Escuela 341.

No es la primera vez que ocurren hechos de vandalismo, pero llamó la atención la rapidez con la que actuó la persona que arrancó el cartel que no alcanzó a durar ni un día en su lugar.

En otras ocasiones, hubo escuelas que fueron el blanco de hechos de vandalismo con daños en vidrios por ejemplo, en otras ocurrieron en espacios públicos.