20
Fri, Oct

Cómo se originó el allanamiento en la municipalidad por el presunto faltante de ketamina

La ciudad
Tipografía

La denuncia del auditor municipal, Gerardo Minnaard, originó el inicio de la investigación por parte de la fiscal federal de Zapala, que pidió allanar el municipio en busca de documentación. 

La denuncia que el auditor municipal, Gerardo Minnaard, presentó a principios de agosto en la fiscalía local para que se investigue si hubo falta de controles en el área de Zoonosis y determine cuál fue el destino de 6 frascos de ketamina, derivó en el allanamiento que dispuso el Juzgado Federal de Zapala en el municipio.

La fiscalía local se declaró incompetente para hacer la investigación porque se trata de ketamina, una droga muy potente. Por eso, envió la denuncia a la fiscalía federal de Zapala, que conduce Karina Martínez Stagnaro, quien dispuso las primeras diligencias.

A principios de septiembre pasado, el auditor municipal compareció ante el Juzgado Federal de Zapala donde ratificó la denuncia que había hecho por el presunto faltante de ketamina y aportó datos para la ampliación.

Fuentes que conocen el trabajo que hizo el auditor aseguraron a LA ANGOSTURA DIGITAL que Minnaard llevó adelante una investigación seria y metodológica.

Recordaron que Minnaard advirtió falta de controles entre septiembre pasado, cuando la veterinaria municipal renunció al cargo y principios de mayo último. Las fuentes señalaron que durante esos meses el área de Zoonosis estuvo sin veterinaria y, por lo tanto, la secretaria de Gobierno era la responsable y el intendente Guillermo Caruso.

Indicaron que el 9 de mayo se hizo un inventario en el área de Zoonosis y se constató que había 8 frascos de ketamina: 2 estaban llenos y 6 vacíos. Pero no tenían número de serie, ni fecha de vencimiento y no estaba consignado en qué se habían usado.

Por eso, el auditor se presentó en la justicia para que se investigue si hubo falta de controles y sus responsables y qué ocurrió con los 6 frascos vacíos de ketamina.

El intendente desmintió que haya una faltante de ketamina. “De la documentación que tenemos de Senasa ratifica que no hay ningún faltante de Ketamina”, afirmó anoche en AVC Noticias. “Esta droga se utiliza para anestesiar a los animales cuando se los opera para las castraciones en Zoonosis y para ello se lleva un protocolo que exige Senasa donde se registra en unos libros las dosis que se van utilizando a medida que se van haciendo las operaciones”, indicó.

“Esto lo lleva adelante la veterinaria municipal y Senasa no repone más droga hasta no verificar que la documentación está de acuerdo a la normativa. Y todo está en orden como se nos exige”, aseguró.

Las fuentes reconocieron que la ketamina de los 6 frascos vacíos puede ser que se haya usado, pero por eso el auditor presentó la denuncia para que la justicia lo determine. Y advirtieron que si la información hubiese estado disponible, los gendarmes no hubiesen estado ayer 7 horas allanando el municipio.

Aunque fuentes oficiales señalaron que el allanamiento se demoró porque no hubo ningún funcionario judicial del Juzgado Federal de Zapala que dirigiera el procedimiento.