22
Sat, Jul

La increíble experiencia de nadar en el Nahuel Huapi en plena nevada

Su alegría se le refleja en su cara, al estar en plena nevada nadando en las fríos aguas del Nahuel Huapi. Fotos: ANB/Montes de Oca.
La ciudad
Tipografía

La barilochense Laura Mavric no tiene límites. Desafió nuevamente las condiciones climáticas. ¡No te pierdas la galería de fotos!

El viernes cayó sobre la ciudad la nevada más grande de los últimos años. Mientras todos intentaban llegar rápido a sus hogares, la barilochense Laura Mavric (35) se lanzaba de cabeza al lago Nahuel Huapi con los copos blancos como principales testigos de su “locura”.

La deportista salió del trabajo pasado el mediodía, observó fijamente el cielo y durante varios segundos quedó hipnotizada como una niña que mira frente a una vidriera a su juguete favorito. Es que nevaba copiosamente. La ciudad lucía totalmente blanca.

Fue hasta su casa, se colocó el traje de neoprén, manoteó las antiparras y el gorro, y partió hacia la aventura.  

A la altura del Centro Cívico, se metió al agua sin dudarlo ni medio segundo. Nadó casi una hora bajo la nevada. Fueron minutos únicos que la joven mantendrá en sus retinas toda la vida.(ANB)

El imponente lago todo para ella (foto: ANB/Marcos Montes de Oca). 

“Sentí que era el día indicado, porque se trataba de un nevadón. Estaban todas las condiciones dadas para disfrutar a pleno”, remarcó Laura, exultante. “El lago lucía fantástico para nadarlo todo”, añadió, en diálogo con ANB.

“Era una nevada muy tupida, se podía ver poco. El día estaba gris pero abajo del agua había un colorido precioso”, relató, esbozando una sonrisa grande, de esas que se ven en las propagandas de dentífricos.  “Perdí la sensación del peso y cuerpo. En un momento flotaba junto a los copos. Sinceramente, era pura alegría”, sostuvo.

El termómetro que tiene su “torpedo” marcó que la temperatura en el agua era de 4º. “Después de un tiempo, empecé a sentir un poco de frío, así que salí”, confesó Laura, quien se desempeña como gerenta de recursos humanos en varios hoteles de la ciudad.

La natación no es su única pasión. También practica Artes Marciales Mixtas (MMA) y boxeo. “El deporte es una parte muy importante de mi vida”, aclaró.

No es la primera vez que realiza la experiencia. A mediados de junio, también se pudo a nadar en el Nahuel Huapi en plena nevada. A la luz de los hechos, los desafíos le encantan. La adrenalina le renueva la energía y por supuesto las ganas de seguir protagonizando aventuras inolvidables.

En esta oportunidad, Laura fue con Marcos Montes de Oca, un acompañante que fotografió y filmó cada momento.

“Muchos turistas se acercaron a la costa para verme. Se veían contentos. Creo que les pude transmitir mi felicidad. Bariloche es fantástico. Tenemos que valorar más a nuestra ciudad”, reflexionó la nadadora. (ANB)