18
Mon, Dec

Preocupa al Auditor la crítica situación de la planta de tratamiento de residuos sólidos

La ciudad
Tipografía

“La planta ha llegado a un límite operativo”, advirtió el auditor municipal. Explicó que es un problema que enfrentan numerosos municipios. Por eso, convocaron a una reunión para el 11 de octubre donde analizarán la problemática para hallar una solución integral.

El auditor municipal, Gerardo Minnaard, tomó nota de la complicada situación que enfrenta la planta de tratamiento de residuos sólidos urbanos por la falta de espacio.

“La planta ha llegado a un límite operativo, las celdas, los estancos, toda la organización”, describió el auditor.

“Cuando vienen los residuos separados en bolsas húmedas y bolsas secas, la planta funciona bien”, sostuvo Minnaard. Dijo que a partir de esta delicada situación es necesario proponer alternativas que aporten una solución integral al problema.

“Los diagnósticos ya están acabados, completos, y lo que se tiene que hacer es aportar una solución desde una mirada integral”, comentó el auditor.

Por eso, el auditor solicitó al Concejo Deliberante una reunión ampliada con los concejales y profesionales y funcionarios que conocen de la temática.

El encuentro será el 11 de octubre en el Concejo Deliberante y expondrán el director de Medio Ambiente del municipio, Daniel Meier, la titular del programa de Educación Ambiental GIRSU de la Secretaría de Servicios Públicos, Valeria Brenna, el auditor municipal sobre aspectos legales, Rafael Rosas, y referentes de Alerta Angostura sobre modalidades empleadas para tratamiento del saneamiento de residuos sólidos y se sumaría el COA Tintica.

La idea es elaborar en conjunto un dictamen sobre la problemática de la planta de residuos sólidos local.

La planta de tratamiento se inauguró en mayo de 2013 y según los anuncios oficiales, tenía una proyección de funcionamiento de unos 10 años sin problemas.

Demandó una inversión estimada de 14 millones de pesos, de los cuales el BID aportó el 80 por ciento mediante un crédito que se gestionó por intermedio de Nación y el Ministerio de Turismo nacional inyectó los recursos que faltaban.

La planta se construyó con un módulo de relleno con capacidad para 56.000 metros cúbicos y se proyectó para atender las necesidades de la Villa en los próximos diez años. Pero para cumplir ese objetivo es clave la clasificación en origen de los residuos.

El auditor municipal advirtió que se trata de un problema que no es responsabilidad de la municipalidad. “La capacidad de la planta fue superada y es un problema que ocurre en casi todos los municipios del país”, afirmó. “Algo tenemos que hacer”, sostuvo, para prevenir problemas judiciales.

En junio del año pasado, LA ANGOSTURA DIGITAL publicó un informe a partir de las estimaciones que hizo el área a cargo del servicio de recolección de los residuos domiciliarios que presta el municipio.

En ese informe se consignó que en la localidad se producen 48 toneladas de basura por semana en temporada baja, mientras que en verano aumenta a 86 toneladas.