21
Sat, Apr

La Policía custodia el lote para evitar que mapuches entren materiales al lote ocupado

Policiales
Tipografía

Personal de la comisaría 28 permanece en el lugar para prevenir que se consolide la toma. La fiscalía de Villa La Angostura investiga el hecho. Desde la comunidad Paicil Antriao denunciaron que policías no dejaron entrar la trafic que lleva a los niños a la escuela.

La ocupación de la comunidad Paicil Antriao de un lote privado en la ladera del Correntoso sigue y personal policial custodia la calle Traful para impedir que entren materiales al terreno.

El objetivo es evitar la consolidación de la ocupación, explicaron fuentes que están siguiendo de cerca el conflicto.

El personal de la comisaría 28 hizo ayer las diligencias judiciales correspondientes que forman parte del protocolo para estos casos.

Las diligencias consistieron en la identificación de las personas que ocupan el predio.

Las fuentes comentaron a LA ANGOSTURA DIGITAL que cuando empezó la ocupación el fin de semana había aproximadamente un grupo de 10 personas, pero horas después se sumaron otras personas y eran entre 30 y 40. Señalaron que había varias mujeres con niños y hasta bebés.

Por ese motivo, se dispuso custodia policial en el lugar para evitar el ingreso de materiales que consoliden la ocupación. Aunque hay senderos que desde el bosque posibilitan el acceso al lote ocupado.

Fuentes judiciales informaron que la causa la investiga la fiscalía de Villa La Angostura y que hoy analizarán la situación y las medidas que se dispondrán.

El werken de la zonal Lafkenche, Florentino Nahuel, informó esta mañana que la situación en el lugar de la ocupación “está tranquila”.

Pero denunció que el personal policial “no dejó ingresar a la trafic que lleva a los niños de la comunidad a la escuela”.

Desde la comunidad mapuche Paicil Antriao informaron ayer que resolvieron “poner en resguardo territorial el sector de nuestro territorio que denominamos PiChunko – Ladera Correntoso, que actualmente está siendo fuertemente castigada de forma incriminada por las ambiciones de empresarios mercenarios y especuladores, para instalar a través de este fideicomiso un proyecto de loteo urbanístico”.

Denunciaron que el desarrollo inmobiliario “ya lleva avanzado 900 metros de camino de los 2700 metros totales arrasando con todo una biodiversidad de alto valor de conservación y que va a estar distribuido en lotes de 22 fracciones cada uno”.

 

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.