21
Tue, Nov

La barilochense Nelly Panizza recibió la distinción Domingo Sarmiento por su trayectoria

"El trabajo comunitario que ha realizado en Bariloche es invaluable", indicó Larraburu.
Regionales
Tipografía

En una emotiva ceremonia, la Senadora Silvina García Larraburu entregó la máxima distinción del Honorable Senado de la Nación Domingo Faustino Sarmiento a Nélida Domínguez de Fernández Panizza, en reconocimiento a su trayectoria en la tarea social dentro de su comunidad. “Esta distinción que parece grande, es mucho más pequeña que su corazón”, afirmó la parlamentaria.

"El trabajo comunitario que ha realizado en Bariloche es invaluable, a través de la asociación que preside desde hace dos décadas, Aldea Infantil, construye ciudadanía en uno de los rincones más humildes de la ciudad”, consideró.

Agregó: “Nelly es un faro que nos guía, su constancia y trabajo permanente son un ejemplo a seguir. A pesar de que han sufrido más de sesenta y ocho robos desde que comenzó esta obra siguen adelante. Nelly podría estar tranquila en su casa con su familia, sin embargo viene todos los días a trabajar y a sumar su granito de arena a pesar de la lluvia, la nieve y demás dificultades climáticas”.

“Cailen es la viva imagen de sus sueños y esperanzas, pero también de toda una comunidad que la sabe acompañar en cada desafío que se propone, apuntando a brindar una mejor calidad de vida a los niños del barrio, facilitándoles el acceso a la educación y promoviendo oportunidades de desarrollo”, resaltó la Senadora.

Tras recibir la distinción, Nelly remarcó: “Quiero agradecerle a Silvina que siempre se acuerda de mí, pero no estoy sola en esto, me acompañan la comisión directiva y la directora; estoy profundamente agradecida con todos ellos”.

“Este reconocimiento es muy merecido y si viene de manos de Silvina mucho mejor. Nuestro establecimiento crece a diario y estamos necesitando la ayuda de la comunidad para conseguir materiales escolares como cartulinas y hojas, libros infantiles y pintura para pintar todas las aulas, también nos hace falta una fotocopiadora y una heladera; estábamos juntando el dinero para comprarlas pero se nos rompió la caldera y tuvimos que enfocarnos en resolver este temas y nos quedamos sin fondos”, remarcó la directora Yesica Bahamonde.

Finalmente García Larraburu destacó la labor del equipo directivo y docente de la institución, que “es un ejemplo de compromiso para todos nosotros” y día a día pone lo mejor de sí, a través de un inconmensurable amor".