18
Sun, Feb

Ponen a la familia como eje principal en políticas de menores y ancianos

Regionales
Tipografía

Desde la subsecretaría del área de la provincia se continúan desarrollando acciones que “fortalezcan y acompañen a las familias, para resguardar y proteger a los niños, niñas, adolescentes y ancianos, como sujetos plenos de derecho”.

La subsecretaria de Familia, Dora Okstein, reafirmó este lunes como meta fundamental del área “fortalecer todas aquellas acciones en materia de minoridad y familia, como así rediseñar las políticas de gobierno que lleven a una mejor atención de los niños, niñas, adolescentes y también de los ancianos, para cumplir fehacientemente con sus derechos humanos”.

Okstein -cuyo organismo depende del ministerio de Trabajo, Desarrollo Social y Seguridad- hizo “un positivo balance” de todo lo actuado por el área en los últimos dos años y ahora, al ser ratificada en su cargo, subrayó que “desde el Estado y esta subsecretaría de Familia se continúan desarrollando acciones que fortalezcan y acompañen a las familias, para resguardar y proteger a los niños, niñas, adolescentes y ancianos, como sujetos plenos de derecho”.

En lo edilicio, la funcionaria rescató lo ejecutado junto con la subsecretaría de Obras Públicas “con la cual se viene trabajando desde el año anterior y se pretende continuar en este 2018, con un proyecto de remodelación y mantenimiento de los hogares de menores y de ancianos en todo el territorio provincial. En este marco, ya se arreglaron y se pusieron en adecuadas condiciones de habitabilidad las distintas instituciones que funcionan en la ciudad de Neuquén y en el interior, así como se renovó el equipamiento de estos hogares”.

Detalló luego que “actualmente se cuenta en la ciudad de Neuquén con seis hogares bajo administración estatal y otros dos de iniciativa privada, pero con un convenio de trabajo con esta subsecretaría y subsidiados de forma conjunta. Ellos son la Fundación Fedra, Juan y Tiago Yáñez y la Casa de Día Betania del Obispado neuquino. Su funcionamiento está regido por la ley Nº 2955, que regula en la provincia el funcionamiento de los hogares de menores”.

Agregó que “en el transcurso de 2017 se atendieron en estas ocho instituciones un total de 90 niños y niñas y, si bien la subsecretaría de Familia es el órgano de aplicación de las leyes de minoridad tanto de nivel provincial, como nacional y universal, es el Tribunal Superior de Justicia de Neuquén, a través de su Juzgado de Familia, Niñez y Adolescencia, el que dicta la medida excepcional de retirar a un chico de su seno familiar y albergarlo en una institución”.

Okstein indicó que “de todas maneras, se trabaja muy mancomunadamente con la Justicia, con las Defensorías de las Derechos del Niño, para evitar que los niños y niñas sean institucionalizados y para fortalecer las capacidades parentales, sean los papás o la familia extensa, para que los niños o adolescentes no sean separados de su ámbito familiar; siempre y cuando no haya causas realmente graves como abuso sexual infantil o maltrato”.

Luego manifestó que “las medidas excepcionales se tratan de mantener el menor tiempo posible, para que la estadía en una institución estatal sea transitoria. También para estos casos se cuenta con programas preventivos y promocionales de albergue familiar, en los cuales las familias solidarias o de acogimiento, que totalizan 500 en toda la provincia, resguardan a los niños, niñas y adolescentes menores de 18 años por un tiempo determinado y hasta tanto se solucione la situación familiar. De manera paralela, los equipos multidisciplinarios de la subsecretaría de Familia trabajan con las familias de origen, a fin de lograr -si se puede- la restitución de ese chico a su seno”.

Okstein también recordó que “se encuentra funcionando y con instalaciones nuevas, el primer hogar de menores del interior de la provincia en Zapala, que fue inaugurado en agosto de 2016 con el objetivo de brindar orientación, apoyo y seguimiento psicosocial a niñas, niños y adolescentes y a sus familias o responsables. Aquí se atiende un promedio de diez niños y, como en otros ocho hogares de la ciudad de Neuquén, se atienden todos los casos que requieran intervención de Desarrollo Social en el interior, evitando así el desarraigo extremo que padecen niños, niñas y adolescentes cuando deben ser trasladados desde sus localidades a un hogar de la ciudad capital. El tiempo de alojamiento es limitado y dura mientras persistan las causas que le dieron origen”.

“En toda esta acción de gobierno en el cuidado y protección de niños, niñas y adolescentes se suman los Centros de Cuidados Infantiles o Centros de Desarrollo Infantil, en los que funciona un equipo de psicólogos, asistentes sociales y psicomotricistas. No hay que olvidar que se trata de familias que acuden al servicio con indicadores de vulnerabilidad o en condiciones económicas muy precarias, y que necesitan del acompañamiento del Estado mientras están trabajando”, mencionó.

Finalmente, la subsecretaria de Familia destacó que hacia los adultos mayores “también se desarrollan acciones preventivas para el resguardo y el ejercicio pleno de sus derechos humanos”.