12
Tue, Dec

Implementan en la provincia un intenso programa de prevención y rastreo de tumores

Salud y Ciencia
Tipografía

Depende de la dirección de Atención Primaria de la Salud, y está disponible en los hospitales y centros de salud de la provincia. El director Santiago Hasdeu ratificó que el objetivo es eliminar todas las barreras de acceso a los estudios, capacitando al personal y ofreciendo más espacios para consulta y demanda espontánea.

Desde la subsecretaría de Salud de la provincia, y a través de la dirección de Atención Primaria de la Salud, se comenzó a implementar un intenso programa de prevención y rastreo de tumores mediante estudios específicos para diferentes grupos etarios, con el objetivo de disminuir la incidencia de esta patología con detección y tratamiento tempranos.

El director del programa -dependiente del ministerio de Salud y Desarrollo Social-, Santiago Hasdeu explicó que los tumores son una de las primeras causas de muerte en Neuquén y en el resto de las provincias patagónicas. “Es un tema que nos tiene preocupados y trabajando hace muchos años para tratar de reducirlo. En todo el país el principal motivo de muerte son las causas cardiovasculares, que tienen que ver con la diabetes, la hipertensión, el infarto, el ataque cerebral, pero en la Patagonia son los tumores. Hay muchos tumores que se pueden prevenir y se pueden curar, y ahí es donde la provincia está haciendo un esfuerzo muy grande para concientizar a la población, pedirle que se acerque a hacerse los estudios, e informando”, dijo.

Las patologías a las que se dirige la prevención son principalmente el cáncer de pulmón, el cérvicouterino, el de mama y el colorrectal. Para cada una de ellas existen diferentes acciones de prevención y de estudios de rastreo, en consonancia con las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y el ministerio de Salud de la Nación para la población general sin antecedentes personales o familiares de cáncer de mama, cuello de útero o colon y recto. “Estamos ampliando la cobertura y capacitando, junto con el ministerio de Salud de la Nación, al personal para que todos los agentes sanitarios puedan indicar y solicitar estas medidas de rastreo, a fin de que eliminemos todas las barreras de acceso”, expresó.

Para el grupo etario de 11 años, tanto niños como niñas, se aplica la vacuna contra el virus papiloma humano o VPH. Para las mujeres de entre 25 y 29 años está disponible el papanicolau, y entre los 30 y los 64 años el test de VPH, y a partir de los 50 y hasta los 70 años se realizan mamografías. Por último, se recomienda tanto para hombres como para mujeres entre los 50 y los 74 años el estudio de sangre oculta en materia fecal (SOMF), para prevenir el cáncer de colon.

En cuanto al cáncer de pulmón, el especialista informó que “globalmente los esfuerzos están puestos en lo que tiene que ver con la reducción del uso del tabaco. Existen tratamientos para dejar de fumar tanto en el sistema público como en la obra social provincial, y se apunta también al monitoreo del cumplimiento de las leyes de ambientes libres de humo, que la encuesta de factores de riesgo muestra que se viene cumpliendo cada vez más”.

Respecto del cáncer de cuello uterino, explicó que debido a esa patología mueren aproximadamente 20 mujeres por año en Neuquén. “Se produce por el virus de papiloma humano, al que todos estamos expuestos en algún momento de nuestra vida, y que si permanece mucho tiempo en el cuerpo puede causar lesiones en el cuello del útero que pueden llegar a convertirse en un cáncer”, señaló Hasdeu.

Junto con otras cinco provincias del país, en Neuquén se implementa el programa nacional de prevención del Cáncer Cervicouterino, y por ello cuenta en el sistema público con el test de VPH. “Mediante un cepillo se toma una muestra del cuello del útero y se analiza si la mujer tiene ese VPH. Si no lo tiene, la buena noticia es que durante cinco años no hace falta volver a hacerse ningún estudio. Si da positivo hay que avaluar el pap para ver si además de tener el virus hay signos de que se está inflamando o lesionando el cuello del útero. Si ese estudio da positivo se realiza la colposcopía, para tomar una muestra y analizarse el tratamiento a seguir”, indicó.

Además, recordó que la vacuna contra el VPH se incorporó al calendario oficial de vacunación para todos los niños y niñas de once años, con “la idea de que en los próximos años no circule tanto el virus y bajemos el riesgo”.

Mamografías y SOMF a partir de los 50 años

En relación con el cáncer de mama, Hasdeu explicó que es una clase de tumor muy prevalente en las mujeres, y que la recomendación es realizar un rastreo con mamografía cada dos años entre los 50 y los 70 años de edad. “Si alguien tiene antecedentes se trata de un grupo de riesgo mayor y se debe estudiar antes”, aclaró. Destacó que dentro del sistema de Salud Pública “hay mamógrafo en todas las zonas sanitarias, que además se complementa con el mamógrafo de la Asociación Neuquina de lucha contra el Cáncer (Luncec) que es móvil y que va circulando para acercarse más a aquellas localidades más chicas que no cuentan con esta tecnología”.

Respecto del cáncer colorrectal, dijo que se trata de la segunda causa de muerte en el país y que afecta tanto a mujeres como a hombres. “Crece de manera muy lenta: comienza con un pólipo en el intestino grueso y en 10 o 15 años tiene riesgo de transformarse en un cáncer. Se pueden detectar pequeñas lesiones con la prueba de sangre oculta en materia fecal (SOMF), y si el resultado es positivo se realizan colonoscopías y se indican diferentes tratamientos. Este estudio se puede repetir todos los años”, especificó.

Consultorios de rastreo a demanda

Los consultorios de rastreo a demanda espontánea funcionan en los diferentes hospitales y centros de salud de la provincia. En el hospital Castro Rendón de la ciudad de Neuquén, los interesados deben acercarse al consultorio 25 de sector de ginecología los jueves de 8.30 a 10.30.

En el hospital de Cutral Co-Plaza Huincul funciona los viernes de 9 a 12 y de 12.30 a 15; en el hospital de Centenario también los viernes de 8.30 a 10.30; en el hospital de Chos Malal, de lunes a viernes; y en el hospital de Plottier, los miércoles a partir de las 8.30.