21
Wed, Apr

“A Guadalupe no la mató solamente Quintriqueo, la mató también el Estado”

Foto: Nahuel Diuorno
Sociales
Tipografía

Así lo expresó Zulema Aguirre en una entrevista con AVC Noticias. Anunció una gran marcha para el 8 de marzo “que sienta que ya basta de matar, de que las mujeres vivan encerradas y sus golpeadores y sus abusadores libres”.

 

“Nosotras decimos que a Guadalupe no la mató solamente (Juan Bautista) Quintriqueo, a Guadalupe la mató también el Estado porque la dejó abandonada, porque no le puso lo que tenía que poner para cuidarla”, afirmó anoche Zulema Aguirre en AVC Noticias.

Dijo que todavía “creemos en las instituciones”. Por eso, fueron a reclamar a la fiscalía “más allá de la bronca del momento”.

“Es vida. Guadalupe podría estar viviendo, podría estar maternando; esa nena podría estar con su madre todavía y que su madre sea la que la críe. Sin embargo, por una desidia del Estado, porque el femicida ya venía mostrando claramente el perfil que tenía, porque con sus parejas anteriores ha hecho lo mismo. Por suerte están vivas esas mujeres, pero Guadalupe no pudo zafar de sus garras”, lamentó.

Advirtió que es “tan perverso todo en la cabeza de estos tipos, porque se sabe claramente por las chicas, que Lucía salvó su vida porque se retrasó un par de minutos más, pero la idea era matarlas a las dos”. “Hoy estaríamos lamentando esas dos muertes”, sostuvo.

“Nosotras lo que venimos diciendo y pidiendo, no solo a nivel local, creemos que estas leyes a nivel nacional no están siendo aplicadas. Y si no sirve juntémonos y elaboremos una que sirva”, propuso Aguirre.

Dijo que si no se destina presupuesto para capacitación, para herramientas necesarias en los lugares donde está la problemática es muy difícil.

“Nosotras hace tres años que estamos trabajando en el territorio con asistencia a las mujeres. Acá en Villa La Angostura, por suerte, siempre tuvimos una buena comunicación con el hospital y desde la gestión de Isabella (Ceola en la Municipalidad) podemos decir que hay un muy buen equipo con una empatía muy acertada con el que se puede trabajar”, afirmó. Ceola renunció a finales del año pasado al cargo de secretaria de Desarrollo Social.

Dijo que el recurso económico tiene que estar, pero eso depende de la decisión política del Estado.

Planteó la necesidad de crear equipos interdisciplinarios que puedan atender la demanda para trabajar la temática.

Observó que saben por compañeras que trabajan en las escuelas que “hay mucha resistencia de aplicar la ESI que es una herramienta en la Educación”. Recordó que un femicida “se construye desde el hogar muchas veces y después la sociedad lo potencia”.

Cambiar funcionarios

“Si hay que cambiar funcionarios que no la aplicanlas leyes,  hay que cambiarlos. Nosotros hace más de 10 años que venimos trabajando en la temática del acompañamiento de mujeres y es la segunda vez que le vemos la cara al fiscal (Adrián) De Lillo”, sostuvo.

Explicó que el Poder Judicial “se nos figura como una caja blindada ese edificio que debería ser un lugar de refugio y saber que las mujeres tienen allí un amparo. Y en la comisaría tienen un destrato total en la toma de denuncias”.

Dijo que la reacción que hubo tras el femicidio de Guadalupe fue “un buen síntoma en la Angostura, lamentablemente el espanto nos tuvo que sacar a la calle”.

Recordó que días atrás cuando hicieron la marcha por el femicidio de Úrsula a manos de un empleado policial y pasaron por la comisaría 28 en un acto simbólico, “la femenina que estaba en la comisaría salió y se enojó porque íbamos a romper los rosales que estaban frente a la comisaría y los policías varones filmándonos”.

“Esas cosas no acompañan en lo absoluto. Funcionarios que nos tienen que cuidar ¿qué es lo que hacen? nos siguen estigmatizando a las personas que salimos a reclamar”, aseguró Aguirre.

Asamblea permanente

Dijo que acordaron mantenerse en estado de asamblea permanente. La idea es convocarse todos los días a las 19 “en el lugar donde la mató Quintriqueo. Ahí vamos a estar recordándola a Guadalupe y mantenimiento viva su memoria y pidiendo perpetua para su asesino”.

Aguirre expresó su indignación porque “el cuidado para estos femicidas está, tienen todo el aparato estatal a su disposición, pero resulta que cuando una mujer está en esta situación todo es burocracia”.

Manifestó que “la justicia tiene la posibilidad de dar mensajes claros de que las cosas van a cambiar, si se va a hacer lo mismo, lo único que van a lograr es que la bronca sea mayor”.

“El Poder Judicial y el poder político tienen la oportunidad de hacer las cosas como corresponde”, aseveró.

Dijo que el 8 de marzo convocarán a una movilización grande “que sienta que ya basta de matar, de que las mujeres vivan encerradas y sus golpeadores y sus abusadores libres”.

Planteó que quieren que el fiscal “se siente a charlar con nosotras y nos explique porqué suceden las cosas que suceden”.

“¿Qué pasa con los abusadores que tienen 6 meses de condena?, ¿qué pasa con todas las denuncias que no tienen curso?, jamás se presentó De Lillo en la mesa del Consejo de las Mujeres”, afirmó.

“No cuesta nada, son funcionarios públicos no le cuesta nada dar explicaciones. Ganan sueldos suculentos. Y nosotras 300 pesos la hora y hacemos el trabajo al que nos comprometimos a hacer”, advirtió.

Se le pidió la renuncias porque si n o es capaz de estar a las alrtursas de las circunstancias, a la altura del trabajo que se tiene que hacer.

“Y ellos, ¿por qué no tienen un castigo cuando hacen mal las cosas? Algo falló, esa fue la respuesta del jefe de fiscales de la zona”, recordó, indignada.

“Nos merecemos tener un espacio de diálogo más calmadas y calmados, porque si no parecemos ciudadanos de segunda y especialmente las mujeres”, propuso.

Dijo que el intendente Fabio Stefani ayer “dio una señal con el apartamiento de sus funciones del secretario de Gobierno Marcos Ortega” que tiene una denuncia por violencia de género.

“Hoy, Quintriqueo está internado, preso, pero en las calles de Angostura caminan varios potenciales femicidas”, advirtió Aguirre.

Dijo que con Quintriqueo preso “no está resuelto el problema, hay mucho por trabajar. Y son políticas públicas y los medios de comunicación tienen que empezar a hacer un trabajo también”.