15
Sat, Dec

Aprobaron la ley para prevenir la trata de niños y adolescentes en la hotelería neuquina

Sociales
Tipografía

La iniciativa la presentó el legislador del MPN y exintendente Roberto Cacault y ahora es ley la obligación de registrar, con la documentación correspondiente, a los menores de 18 años que se alojan con adultos.

 

El legislador provincial del MPN y exintendente de Villa La Angostura, Roberto Cacault logró la parobación de la ley que busca prevenir la trata de niños, niñas y adolescentes en el ámbito de la hotelería.

La ley “tiene por objeto proteger la integridad de niñas, niños y adolescentes estableciendo los requisitos para su ingreso y permanencia en todo tipo de establecimientos que brinden alojamiento, cualquiera sea su clase y categoría, dentro de la provincia”.

“A los efectos de la presente norma, se entiende por niño, niña y adolescente a toda persona menor de 18 años, según lo establecido en el artículo 2 de la ley 2302”.

Ahora es obligatorio  “presentar documentación que acredite la identidad de los menores de edad y los mayores acompañantes para su ingreso, registro y permanencia en los establecimientos que brinden alojamiento en la provincia del Neuquén, cualquiera sea su clase y categoría”.

“Cuando los mayores acompañantes no sean los progenitores del menor deberán presentar la documentación que los acredite como tutores legales o autorizados para la realización de la estadía”.

Prevé que “los prestadores de servicios y actividades turísticas inscriptos en los Registros previstos en la Ley 2414, deberán colocar en lugar visible, cartelería que informe la prohibición del comercio sexual de niñas, niños y adolescentes”.

Además, establece “como autoridad de aplicación de la presente ley el Ministerio de Turismo de la Provincia del Neuquén, o el organismo que en el futuro lo reemplace”.

La ley expresa “diseñar junto a los organismos que abordan esta problemática, el procedimiento que llevará a cabo el personal de los establecimientos que brinden alojamiento en todas sus clases y categorías, para el ingreso, registro y permanencia de menores”.

También, “realizar de manera permanente acciones de sensibilización y capacitación para el personal de los distintos prestadores de servicios y actividades de la provincia, diseñar el material de difusión de la presente Ley, el cual deberá ser exhibido en un lugar visible por todos los prestadores de servicios y actividades inscriptos en los Registros previstos en la Ley 2414”.

La autoridad de aplicación tendrá que “establecer las sanciones para quienes incurran en el incumplimiento de la presente ley como invitar a los organismos y a las empresas prestadoras de servicios y actividades turísticas de la provincia, a adoptar los compromisos y recomendaciones de conducta adheridos a nivel nacional”.

Y “toda otra función que contribuya a dar cumplimiento a lo establecido en la presente ley”.

Ahora el Ejecutivo provincial debe reglamentar la ley dentro de los 90 días a partir de su publicación.

Fundamentos

En los fundamentos del proyecto de ley se destaca que el Código Ético Mundial del Turismo establece en su artículo 3 que “la explotación de seres humanos, en cualquiera de sus formas, especialmente la sexual, y en particular cuando afecta a los niños, vulnera los objetivos fundamentales del turismo y constituye una negación de su esencia”.

“Por lo tanto, conforme al derecho internacional, debe combatirse sin reservas con la cooperación de todos los Estados interesados, y sancionarse con rigor en las legislaciones nacionales de los países visitados y de los países de los autores de esos actos, incluso cuando se hayan cometido en el extranjero”, añade el artículo citado.

“La explotación sexual de niños, niñas y adolescentes en el turismo es un fenómeno mundial que afecta actualmente a casi todos los países, tanto a los emisores como a los receptores de turistas”, advierte en los fundamentos del proyecto de ley.

Según las estimaciones de organizaciones internacionales como la Organización Mundial del Turismo (OMT) y el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), y de organizaciones no gubernamentales a nivel internacional, el número de niños, niñas y adolescentes que se convierten en víctimas del negocio de la explotación sexual en el mundo entero es de más de un millón por año.

“Si bien Argentina no cuenta con estadísticas en relación a esta problemática, aproximadamente hace 10 años, a partir de esa adhesión la entonces SECTUR, crea el Programa “Turismo Responsable e Infancia”, para la implementación de acciones que protejan y promuevan los Derechos de Niños y Adolescentes en el ámbito del Turismo, y en la prevención de cualquier tipo de involucramiento de los actores turísticos, ya sea directa o indirectamente en situaciones de vulneración de los mismos, por explotación de niñas, niños y adolescentes -laboral o sexual- o por trata”, señala el proyecto.

Cacault: "Hay que unir esfuerzos"

“Es imprescindible unir esfuerzos y cooperar con las organizaciones no gubernamentales para eliminar el comercio sexual en el ámbito del turismo, tanto en origen como en destino de los movimientos turísticos, definiendo y centrándose en los puntos críticos”, sostuvo Cacault. 

“Sumar al sector privado para que éste se convierta en multiplicador de la conciencia contra el comercio sexual infantil en el ámbito de los viajes y el turismo, a través de acciones de sensibilización del personal, y de los propietarios de los establecimientos hoteleros y demás servicios contribuirá a prevenir este flagelo”, dijo el ex intendente de Villa la Angostura.

“Es necesaria una norma que estipule de qué manera puede contribuir el conjunto de los actores vinculados al sector turístico en general, y quienes brindan alojamiento en particular, descartando la posibilidad de que estos establecimientos sean escenario del comercio sexual de niñas, niños y adolescentes. La concientización del sector turístico, público y privado, de las comunidades turísticas y de los turistas es fundamental para prevenir esta problemática”, fundamentó Roberto Cacault. 

 

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.