20
Tue, Oct

Auditor exige a Stefani frenar las contrataciones de monotributistas

Sociales
Tipografía

Así lo estableció el titular de la Auditoría Municipal en un dictamen que surgió tras la reunión que mantuvo el 30 de septiembre pasado con los concejales. Advirtió que está vigente una ordenanza que suspende incorporar locaciones de servicio por arriba de un tope establecido en esa norma.

 

 

El auditor municipal, Pablo Requejo, emitió un dictamen días atrás en el que requirió al Ejecutivo municipal no incorporar nuevos monotributistas a la planta de personal temporario.

“La Municipalidad de Villa La Angostura no podrá efectuar nuevas contrataciones de personas físicas bajo la modalidad de locaciones de servicios (régimen de monotributistas) en virtud de que las mismas se encuentran suspendidas por lo estipulado bajo la ordenanza vigente 3457/2018, salvo excepciones determinadas” por esa normativa, advirtió Requejo en su dictamen, informaron fuentes oficiales.

El auditor invocó la Carta Orgánica Municipal (COM) y la ordenanza 3457, que fue sancionada en 2018 y está vigente.

Requejo recordó que el 30 de septiembre pasado se había reunido con los concejales y en ese encuentro informó “sobre la cantidad de contratados mediante locaciones de servicio y su variación desde diciembre 2019 a la fecha”.

En el dictamen al que tuvo acceso LA ANGOSTURA DIGITAL sostuvo que el artículo primero de la ordenanza 3457/2018 suspende el aumento de la cantidad de empleados en la planta municipal mediante la modalidad de contratados bajo el régimen de monotributistas, “ajustándose a un 5% de la planta permanente” desde la sanción de esa norma.

Requejo planteó en el dictamen, según informaron fuentes oficiales, que en el plenario con los concejales se concluyó que el municipio “cuenta con personal suficiente en todas las áreas para atender a la mayoría de sus necesidades”.

El auditor sostuvo que toda nueva contratación “que oportunamente se encuentra reglada dentro del 5% que menciona la norma y sea requerida por la distintas Secretarías para desarrollar tareas denominadas habituales, que superen la periodicidad de 31 días, relacionada y/o integré el universo municipal (en dependencias municipales y/o para desarrollar tareas en la vía pública y/o para desarrollar tareas en forma remota desde la web (internet) cursos y/o clases online u otras a definir oportunamente por este órgano de control) deberán ser aprobadas por la Auditoría Municipal previa vista al Concejo Deliberante a fin de evitar el incumplimiento de la ordenanza 3457/2018”.

El dictamen prevé que “toda actividad iniciada por el potencial y/o eventual locador de servicios, previo a la instrumentación de los actos administrativos correspondientes, más visado y aprobación de la Auditoría Municipal y previa vista del Concejo Deliberante, deberá cesar en forma inmediata, toda vez que estas pueden incurrir en eventuales perjuicios contra el patrimonio municipal y posibles acciones legales”.

Prohibido

“Por ende se encuentra prohibido el inicio de actividades por parte del potencial y eventual locador de servicios (monotributista) previo, las partes, hayan suscrito los contratos respectivos, conforme a normativa vigente y a lo dispuesto en este dictamen”, enfatizó Requejo.

El dictamen establece que previo “a estas nuevas contrataciones y a confeccionar los pertinentes borradores de instrumentos jurídicos y/o administrativos, y en virtud de lo mencionado en los puntos anteriores, las Secretarías del departamento Ejecutivo deberán como condición sine qua non enviar a esta Auditoría Municipal “memorándum oficial indicando en forma clara el fundamento y la necesidad imperiosa de la contratación, con el objeto de evaluar en forma conjunta con el Concejo Deliberante su aprobación, toda vez que sea conducente y se encuentre dentro de 5% mencionado por la norma aludida más arriba”.

El auditor determinó que aquellas “adendas a contratos ya suscriptos considerados como actividad habitual deberán ser fundamentada por la Secretaría solicitante para luego ser evaluada y/o autorizada, si es que correspondiese, por la Auditoría Municipal y el Concejo Deliberante mediante el procedimiento establecido” en el dictamen.

Requejo estableció que “toda contratación y/o adenda a la que alude este dictamen que no sea visada y/o aprobada y que vulnere la COM, la ordenanza 3457/2018 y este dictamen, puede llegar a ser considerada como un acto irregular y habilitará a la Auditoría Municipal”a actuar como lo ordena la Carta Orgánica Municipal en su artículo 282.

 

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.